TEST CROSS

Moto Verde - - SUMARIO - M. A.L. Fotos: DIE­GO RO­JO. Co­la­bo­ra: CA­RO­LI­NA BE­NI­TO.

KTM 125 SX 2019. Más fi­na, más pre­ci­sa, más rá­pi­da.

La ca­sa aus­tria­ca ya te­nía en su SX 125 la pun­ta de lan­za en la ca­te­go­ría de las «oc­ta­vo de li­tro» de motocross. Un mo­de­lo exi­to­so y muy com­pe­ti­ti­vo en su es­ta­do ori­gi­nal. El mo­de­lo 2019 lle­ga más pu­li­do que nun­ca, gra­cias a va­rias mo­di­fi­ca­cio­nes con las que KTM ha da­do jus­to en la diana.

En los úl­ti­mos años se es­tá de­mos­tran­do que la de 125 es una cla­se fun­da­men­tal en la dis­ci­pli­na del motocross, que in­clu­so han ga­na­do cier­to te­rreno a las 250 4T en cier­tos seg­men­tos de edad de los jó­ve­nes pi­lo­tos. En es­to sí que hay aplau­dir y fe­li­ci­tar al ac­tual pro­mo­tor del Mun­dial de Motocross, la em­pre­sa ita­lia­na Youths­tream, que en su mo­men­to de­ci­dió ha­cer es­pa­cio pa­ra el Eu­ro­peo de MX125 den­tro de los Gran Pre­mios mun­dia­lis­tas, in­cre­men­tan­do in­du­da­ble­men­te su in­te­rés.

Di­cho pa­so fue re­pli­ca­do por las fe­de­ra­cio­nes na­cio­na­les del Vie­jo Con­ti­nen­te, co­mo sin ir más le­jos la es­pa­ño­la, que en 2012 po­nía en li­za la pri­me­ra cam­pa­ña de la Co­pa de Es­pa­ña de MX125. Una cla­se que, en prin­ci­pio, y co­mo no se es­pe­ra­ba una ins­crip­ción muy nu­me­ro­sa, in­clu­so com­par­tía pa­rri­lla con la ca­te­go­ría de MXSub18. No obs­tan­te, los pi­lo­tos que de­ja­ban atrás la cla­se de 85, a los 13 o 14 años nor­mal­men­te, pron­to vie­ron que una 125 re­sul­ta más be­ne­fi­cio­sa que una 250 4T co­mo pri­me­ra mo­to de ta­lla gran­de, tan­to por pe­so, co­mo por po­ten­cia y ti­po de res­pues­ta. Ade­más, los pa­dres de los cha­va­les tam­bién agra­de­cían el me­nor cos­te que su­po­ne una «oc­ta­vo de li­tro», tan­to por ad­qui­si­ción co­mo por pre­pa­ra­ción y man­te­ni­mien­to. Por to­do ello, las ca­rre­ras del Na­cio­nal «Ju­nior» se lle­na­ron de 125 has­ta ocu­par una pa­rri­lla en­te­ra ellas so­las y, ac­tual­men­te, ser la acom­pa­ñan­te de las cla­ses de Éli­te-MX1 y Éli­te-MX2 -y has­ta con ma­yor ins­rip­ción...-.

Los fa­bri­can­tes de mo­tos se han da­do cuen­ta de la si­tua­ción. O, me­jor di­cho, Ya­maha lo ha he­cho, y por ello ha reac­cio­na­do en los úl­ti­mos tiem­pos pa­ra ha­cer­se un hue­co en la he­ge­mo­nía que KTM y Husq­var­na man­tie­nen en la cla­se de 125. Aho­ra bien, en Mat­tig­ho­fen no es­tán por la la­bor de per­der su va­lio­so do­mi­nio de la can­te­ra del cross, por lo que en 2019 ha con­tes­ta­do re­no­van­do su ala­ba­da SX 125.

CAR­BU­RA­CIÓN

KTM si­gue dan­do un tra­to igua­li­ta­rio a to­das las her­ma­nas de su ex­ten­sa ga­ma. En la fa­mi­lia aus­tria­ca no se de­tec­ta el ca­so de mi­mar pri­me­ro a las gran­des de la ca­sa, pa­ra que lue­go las pe­que­ñas va­yan he­re­dan­do la mis­ma tec­no­lo­gía unos años des­pués. Cuan­do hay no­ve­da­des, son las mis­mas pa­ra to­das. De es­ta for­ma, el apar­ta­do ci­clo de la SX 125 cuen­ta con el mis­mo desa­rro­llo téc­ni­co que las SXF, con el es­treno de un nue­vo bas­ti­dor -dis­tin­ta ri­gi­dez-, una ca­rro­ce­ría to­tal­men­te re­di­se­ña­da, un asien­to nue­vo y unas sus­pen­sio­nes re­vi­sa­das.

El in­te­rior del mo­tor de la 125 na­ran­ja lu­ce in­clu­so más mo­di­fi­ca­cio­nes que al­gu­nas de sus her­ma­nas ma­yo­res. El ci­lin­dro cuen­ta aho­ra con lum­bre­ras de es­ca­pe me­ca­ni­za­das pa­ra ob­te­ner un aca­ba­do más pre­ci­so. El sis­te­ma de es­ca­pe es nue­vo en su to­ta­li­dad: con bu­fan­da de di­fe­ren­tes for­mas y an­cla­jes más re­sis­ten­tes, y un si­len­cia­dor que se des­pi­de de su an­te­rior fi­ja­ción plás­ti­ca por el tra­di­cio­nal an­cla­je me­tá­li­co sol­da­do en el pro­pio co­lín. La trans­mi­sión re­ci­be nue­vos en­gra­na­jes más re­sis­ten­tes, fa­bri­ca­dos por Pankl, y un em­bra­gue con me­ca­nis­mo de dia­frag­ma, más li­ge­ro y pe­que­ño, que ha per­mi­ti­do re­du­cir el ta­ma­ño de la tapa. En el se­mi­cár­ter de­re­cho tam­bién se ha re­for­za­do la zo­na del en­gra­na­je del arran­que a pe­dal. La nue­va ca­rro­ce­ría re­per­cu­te en una ca­ja del fil­tro di­fe­ren­te, por lo que tam­bién se ha re­di­se­ña­do la to­be­ra de ad­mi­sión. Por su par­te, el car­bu­ra­dor Mi­ku­ni cuen­ta con una pues­ta a pun­to di­fe­ren­te: agu­ja con di­fe­ren­tes for­mas y con cir­clip en la 2ª po­si­ción -an­tes, en la 3ª-; chi­clé de al­ta de 500 -an­tes, 480-; chi­clé de ba­ja de 35 -an­tes, 32,5-; y tor­ni­llo del ai­re abier­to en 1,5 vuel­tas -an­tes, dos-.

PO­TEN­CIA ÚTIL

Las no­ve­da­des mo­tri­ces afec­tan con­si­de­ra­ble­men­te a la res­pues­ta en mar­cha de la SX 125 ’19. Así lo pu­di­mos com­pro­bar en es­ta prue­ba rea­li­za­da en di­ver­sos te­rre­nos y com­par­ti­da con pi­lo­tos de to­das las eda­des y gus­tos, co­mo por ejem­plo la jo­ven en­du­re­ra y cros­se­ra Ca­ro­li­na Be­ni­to. La ma­dri­le­ña fi­gu­ra cuar­ta pro­vi­sio­nal en el Na­cio­nal de MX125, tras dos ci­tas dispu­tadas, en las que ha com­pe­ti­do pre­ci­sa­men­te con el mo­de­lo an­te­rior de la KTM 125.

Bas­ta con arran­car la nue­va SX y ca­len­tar el mo­tor pa­ra apre­ciar un tac­to de gas más vi­vo y di­rec­to des­de el pri­mer ins­tan­te. Ya en ac­ción, con­fir­ma­mos las sen­sa­cio­nes al de­tec­tar en la aus­tria­ca un re­vi­ta­li­za­do ca­rác­ter en las ga­mas ba­ja y me­dia de re­vo­lu­cio­nes. La nue­va car­bu­ra­ción se per­ci­be cla­ra­men­te más fi­na y acer­ta­da, sin el aho­go

ini­cial que se en­con­tra­ba an­tes en el ajus­te de se­rie, des­apa­re­ci­do por ca­si por com­ple­to en la ver­sión 2019. No­so­tros es­ta vez no he­mos te­ni­do ne­ce­si­dad de re­ajus­tar la car­bu­ra­ción, y eso que he­mos ro­da­do a di­fe­ren­tes al­tu­ras y siem­pre con bas­tan­te ca­lor. El sal­to cua­li­ta­ti­vo se per­ci­be me­jor un po­co más ade­lan­te, con una tran­si­ción de ba­jos a me­dios más lim­pia, rá­pi­da y efec­ti­va.

Es­ta me­cá­ni­ca apor­ta ma­yor sen­sa­ción de par mo­tor y que­ren­cia a su­bir rá­pi­do de vuel­tas, pero in­clu­so con un ta­lan­te más pro­gre­si­vo. An­tes, el aho­go ini­cial lle­ga­ba se­gui­do de una pa­ta­da de po­ten­cia, mien­tras que aho­ra el im­pul­so re­sul­ta más só­li­do des­de el prin­ci­pio, y por tan­to se apro­ve­cha me­jor. To­do ello per­mi­te una sa­li­da de cur­va más efec­ti­va y desaho­ga­da, sin ne­ce­si­dad de abu­sar tan­to del em­bra­gue ni re­cu­rrir a mar­chas muy cor­tas, pues el mo­tor re­cu­pe­ra me­jor. Arri­ba, la KTM si­gue des­ta­can­do por una do­sis de po­ten­cia mag­ní­fi­ca, si bien se ha res­ta­do al­go del ca­rác­ter pun­tia­gu­do que te­nía an­tes. La ca­ba­lle­ría lle­ga rá­pi­do a su pun­to ál­gi­do, y la zo­na de po­ten­cia apro­ve­cha­ble se per­ci­be más am­plia, aguan­tan­do bien el empuje, aun­que es ver­dad que ya no se no­ta tan po­ten­tí­si­ma co­mo an­tes y se echan en fal­ta al­gu­nas re­vo­lu­cio­nes más -al me­nos en nues­tra uni­dad de prue­bas-. El cam­bio pre­sen­ta aho­ra un tac­to cla­ra­men­te más sua­ve, pero con la ex­ce­len­te pre­ci­sión de an­tes. En cuan­to al em­bra­gue, co­men­tar que el nue­vo ta­lan­te del mo­tor per­mi­te ol­vi­dar­se de la ma­ne­ta más que an­tes, pero es una pe­na, por­que el tac­to es sua­ví­si­mo.

Los ado­les­cen­tes más com­pe­ti­ti­vos en­con­tra­rán un apar­ta­do ci­clo tam­bién más afi­na­do, em­pe­zan­do por un pues­to de man­dos más es­tre­cho y con asien­to ele­va­do. En mo­vi­mien­to, la SX 125 es un au­tén­ti­co ju­gue­te, gra­cias a su pe­so plu­ma, que per­mi­te un do­mi­nio ab­so­lu­to en cual­quier ma­nio­bra. Lo bueno es que aho­ra se de­tec­ta una do­sis de ma­yor pre­ci­sión y aguan­te, con una rue­da de­lan­te­ra que ya no se me­nea en las rec­tas, ni se cae ha­cia el in­te­rior en las fre­na­das.

Tam­bién el tren tra­se­ro re­sul­ta más cal­ma­do en las fre­na­das y pre­ci­so al ace­le­rar so­bre ba­ches, in­clu­so an­te un amor­ti­gua­do que en nues­tra opi­nión si­gue es­tan­do fal­to de ma­yor re­ten­ción hi­dráu­li­ca. Mu­cho me­jor nos pa­re­ce la hor­qui­lla, que tam­bién gus­ta­rá a los pi­lo­tos ju­nior que op­ten por co­rrer con la WP AER de se­rie. Aho­ra se aguan­ta me­jor en lo al­to del re­co­rri­do, pero sin caer en un ex­ce­so de du­re­za, pues de he­cho tra­ba­ja a me­nor pre­sión que an­tes, y man­te­nien­do una bue­na do­sis de ab­sor­ción y tac­to có­mo­do en los ba­ches. MV

K T M 1 2 5 S X 7. 7 9 0 €

IÓN AFINADA CARBURAC BA­JOS Y ME­DIOS ME­JO­RA EN EFEC­TI­VO Y CHA­SIS FÁ­CIL PRE­CIO ELE­VA­DO ADOR AMORTIGU A RESPUEST GIMEN SOBRERRÉ D DE CAPACIDA La SX 125 re­sul­ta un au­tén­ti­co ju­gue­te, muy fá­cil de do­mi­nar en cual­quier si­tua­ción y, aho­ra, más es­ta­ble en las rec­tas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.