An­to­lo­gía téc­ni­ca

RU­TAS

Motor Clásico - - SUMARIO -

Re­ce­tas de ayer

Mi Peu­geot 404 ca­brio­let de 1969 tie­ne un pro­ble­ma que no con­si­go re­sol­ver: por más ve­ces que le cam­bio las bu­jías y los pla­ti­nos, ve­ri­fi­co la pues­ta a pun­to y ajus­to el ra­len­tí, se ca­lien­ta más de lo nor­mal y en cuan­to inicia una subida, por le­ve que sea, em­pie­za a dar unos ti­ro­nes que no de­sa­pa­re­cen has­ta que re­duz­co una mar­cha y lo re­vo­lu­ciono más. Por si le sirve de pis­ta le di­ré que la cau­sa no pue­de ser un in­co­rrec­to ca­la­do del en­cen­di­do, ya que lo ha­go usan­do co­mo re­fe­ren­cia un agu­je­ro que tie­ne en la car­ca­sa del volante mo­tor, por el que me­tien­do una va­ri­lla y ha­cién­do­lo coincidir con otro agu­je­ro que tie­ne el pro­pio volante, indica que el pri­mer ci­lin­dro es­tá «a pun­to», así que jus­to en ese mo­men­to gi­ro el del­co has­ta que se inicia la aper­tu­ra de los pla­ti­nos. Por su­pues­to, uso las bu­jías que re­co­mien­da el fa­bri­can­te, ajus­to sus elec­tro­dos a 0,6 mm, y a los pla­ti­nos les doy unos 0,45 mm de se­pa­ra­ción (pa­ra de­cir­lo más exac­ta­men­te, la gal­ga de 0,4 pa­sa «suel­ta» y la de 0,5 no pa­sa). Sin­ce­ra­men­te, ya no sé qué más ha­cer y le agra­de­ce­ría mu­chí­si­mo cual­quier orien­ta­ción.

Por su carta de­duz­co que es us­ted uno de esos afi­cio­na­dos que aco­me­ten ellos mis­mos al­gu­nas ta­reas de man­te­ni­mien­to¼ con más en­tu­sias­mo que sa­pien­cia, y co­mo ade­más no se ase­so­ran bien pre­via­men­te, se lle­van ma­los ra­tos y arries­gan la sa­lud de sus co­ches (per­do­ne mi cru­de­za, pe­ro por su bien no ten­go más re­me­dio que de­cír­se­lo). En to­do ca­so, mi fun­ción aquí no es re­con­ve­nir­le, sino pro­cu­rar ayu­dar­le, y a ello voy. An­tes de na­da, un buen con­se­jo pa­ra to­dos aque­llos que ha­cen pues­tas a pun­to por su cuen­ta: ca­da vez que cam­bien bu­jías y pla­ti­nos sus­ti­tu­yan tam­bién el con­den­sa­dor, por­que con lo po­quí­si­mo que cues­ta Ð en di­ne­ro y tra­ba­joÐ bien va­le la pe­na ga­ran­ti­zar­se que por ahí no sur­gi­rán pro­ble­mas. Aho­ra su ca­so con­cre­to. Me di­ce muy con­ven­ci­do que su pro­ble­ma no pue­de de­ber­se a un in­co­rrec­to ca­la­do del en­cen­di­do, y yo sien­to de­cir­le Ð no me­nos con­ven­ci­doÐ que ca­si se­gu­ro esa es la cau­sa, por­que lo que indica la coin­ci­den­cia de mar­cas que usa co­mo re­fe­ren­cia es el P.M.S. (pun­to muer­to su­pe­rior), y ya que en su mo­tor el ca­la­do co­rrec­to es on­ce gra­dos an­tes de ese pun­to, sig­ni­fi­ca que es­tá obli­gán­do­lo a fun­cio­nar con on­ce gra­dos de re­tra­so, una atro­ci­dad que co­mo prin­ci­pa­les sín­to­mas pro­vo­ca los que us­ted no­ta en su pre­cio­so au­to­mó­vil: ca­len­ta­mien­to y ti­ro­nes. En con­se­cuen­cia, ne­ce­si­ta po­si­cio­nar el pun­to jus­to en que de­be ini­ciar­se la aper­tu­ra de los pla­ti­nos (-11ë), y si no tie­ne me­dios ade­cua­dos pa­ra ha­cer­lo, he aquí una so­lu­ción «de an­dar por ca­sa»: pon­ga el P.M.S. co­mo ha­ce aho­ra, gi­re el del­co has­ta que los pla­ti­nos al­can­cen su ple­na aper­tu­ra, y cá­le­lo ahí. Así no le que­da­rá la pues­ta a pun­to per­fec­ta, aun­que se apro­xi­ma­rá lo su­fi­cien­te pa­ra que só­lo fal­te afi­nar­la lue­go ex­pe­ri­men­tal­men­te. Con suer­te eso bas­ta­rá pa­ra que des­apa­rez­ca el pro­ble­ma, pe­ro si só­lo se ali­via, los si­guien­tes pa­sos se­rían, en es­te or­den, com­pro­bar que los me­ca­nis­mos de avan­ce cen­trí­fu­go y por de­pre­sión del dis­tri­bui­dor ac­túan co­rrec­ta­men­te, y ve­ri­fi­car los re­gla­jes del car­bu­ra­dor, sus po­si­bles hol­gu­ras y tomas pa­rá­si­tas de ai­re, y es­pe­cial­men­te el cau­dal y fun­cio­na­mien­to de la bom­ba de ace­le­ra­ción. Pe­ro si se ve en se­me­jan­te te­si­tu­ra, créa­me, ya no ten­go más re­me­dio que re­co­men­dar­le po­ner­se en ma­nos pro­fe­sio­na­les.

Po­ner a pun­to usan­do las mar­cas que po­nen los fa­bri­can­tes re­quie­re in­ter­pre­tar­las co­rrec­ta­men­te, y si persisten po­si­bles pro­ble­mas de en­cen­di­do hay que ve­ri­fi­car el fun­cio­na­mien­to de los me­ca­nis­mos de avan­ce cen­trí­fu­go y por de­pre­sión.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.