Trans­mi­sión y Bas­ti­dor

Motor Clásico - - GUIA DE COMPRA -

Un pro­ble­ma re­la­ti­va­men­te co­mún es que se da­ña la quin­ta ve­lo­ci­dad por fal­ta de lu­bri­ca­ción. Den­tro de la pro­pia ca­ja hay una pie­za que con­du­ce el acei­te ha­cia los pi­ño­nes de la quin­ta y se des­gas­ta. Aun­que la ca­ja ten­ga acei­te, es po­si­ble que no lle­gue el su­fi­cien­te a esos pi­ño­nes. Hay que com­pro­bar que la quin­ta en­tra bien, no ha­ce rui­do y que no hay fu­gas en la ca­ja.

Las rue­das de­lan­te­ras per­dían la ali­nea­ción con re­la­ti­va fa­ci­li­dad, so­bre to­do si el con­duc­tor era des­cui­da­do con los bor­di­llos (al­go que se pue­de ver en las llan­tas). El avan­ce, la caí­da y la sa­li­da no son ajus­ta­bles, la con­ver­gen­cia sí. Un des­gas­te ex­ce­si­vo en la ca­ra in­te­rior de

las rue­das de­lan­te­ras pro­ba­ble­men­te se de­ba a una con­ver­gen­cia ex­ce­si­va. El ajus­te ori­gi­nal era 0º 20’ (+/- 10’). Si el des­gas­te de los neu­má­ti­cos no es uni­for­me, sig­ni­fi­ca que hay un pro­ble­ma de ali­nea­ción o al­gún neu­má­ti­co ha ro­da­do mu­cho con una pre­sión inade­cua­da. Hay va­rios mé­to­dos en el mer­ca­do pa­ra va­riar la caí­da en los dos ejes y no es di­fí­cil lle­gar de­ma­sia­do le­jos pa­ra un uso nor­mal en carretera. De se­rie, la caí­da en las rue­das de­lan­te­ra es­ta­ba en­tre 0º 43’ y 1º 30’, de­pen­dien­do de la al­tu­ra de la ca­rro­ce­ría con la que se ha­ga la me­di­ción.

Las pin­zas tra­se­ras po­dían dar pro­ble­mas y no es fá­cil no­tar­lo en una prue­ba nor­mal, pe­ro sí es un in­di­cio que los tra­se­ros ten­gan al­go de óxi­do si los de­lan­te­ros no lo tie­nen. Si des­pués de con­du­cir­lo el óxi­do si­gue ahí, en­ton­ces no hay du­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.