Ci­troën 5 CV

Motor Clásico - - SUMARIO -

Que el pe­que­ño Ci­troën 5 CV fue un éxi­to in­con­tes­ta­ble en su épo­ca es al­go que que­da de­mos­tra­do con los 80.759 ejem­pla­res que se cons­tru­ye­ron en só­lo cin­co años (des­de 1921 has­ta 1926). In­clu­so en Es­pa­ña fue uno de los vehícu­los que me­jor se ven­dió du­ran­te los fe­li­ces años 20; y gra­cias a la sim­pli­ci­dad y ro­bus­tez del di­se­ño crea­do por los in­ge­nie­ros Ju­les Sa­lo­mon y Ed­mond Mo­yet, mu­chos se man­tu­vie­ron en uso bas­tan­tes años des­pués del ce­se de pro­duc­ción. Su pe­que­ño mo­tor­ci­to de cua­tro ci­lin­dros en lí­nea con 865 cc ren­día la mi­nús­cu­la ci­fra de 11 CV —equi­va­len­tes a 5 CV fis­ca­les fran­ce­ses— y en mu­chos ca­sos tu­vie­ron que aguan­tar lar­gas dé­ca­das de uso in­mi­se­ri­cor­de, so­bre­to­do aquí en Es­pa­ña.

To­da­vía a día de hoy es fá­cil en­con­trar al­gún 5CV en nues­tro país, y co­mo mues­tra es­te cu­rio­so gru­po de tres uni­da­des que he­mos en­con­tra­do en los al­re­de­do­res de Ma­drid. Los tres fue­ron ven­di­dos ori­gi­nal­men­te en Es­pa­ña, pe­ro só­lo uno con­ser­va su ma­trí­cu­la ma­llor­qui­na de ju­lio de 1923 aún vi­si­ble. Su es­ta­do es real­men­te va­rio­pin­to, pues si el que se si­túa en el cen­tro es­tá to­tal­men­te com­ple­to y ori­gi­nal —in­clu­so fá­cil­men­te res­tau­ra­ble—, los otros dos tie­nen ya di­fí­cil re­cu­pe­ra­ción. El de la iz­quier­da por­que ha de­bi­do es­tar lar­gos años a la in­tem­pe­rie, con to­do lo que eso con­lle­va, pe­ro ade­más por­que mon­ta un ra­dia­dor pro­ce­den­te de un Aus­tin Se­ven y una ca­rro­ce­ría trans­for­ma­da de puer­tas ha­cia atrás pa­ra dar ca­bi­da a dos pla­zas tra­se­ras su­ple­men­ta­rias. El de la de­re­cha es­tá re­la­ti­va­men­te com­ple­to y bien con­ser­va­do si ex­cep­tua­mos que le fal­tan sus cua­tro rue­das y el eje tra­se­ro com­ple­to. Sin em­bar­go, su ca­rro­ce­ría fue to­tal­men­te tras­for­ma­da, pro­ba­ble­men­te en los años 40. Nun­ca exis­tie­ron Ci­troën 5CV en esa con­fi­gu­ra­ción Se­dán de dos puer­tas, y la for­ma re­don­dea­da de las ale­tas o de la par­te tra­se­ra de la ca­rro­ce­ría dan pis­tas so­bre su épo­ca de fa­bri­ca­ción. En el des­tar­ta­la­do in­te­rior ob­ser­va­mos un jue­go de asien­tos pro­ce­den­tes de un Fiat Ba­li­lla, así co­mo el sal­pi­ca­de­ro de ma­de­ra -cu­rio­sa­men­te ori­gi­nal- de los años 20, lo cual nos in­di­ca que de fá­bri­ca es­ta uni­dad sa­lió con una ca­rro­ce­ría Ca­brio­le­tT­rans­for­ma­ble (des­ca­po­ta­ble con ven­ta­ni­llas des­cen­den­tes), más ca­ra y ela­bo­ra­da que la de sus com­pa­ñe­ros, que na­cie­ron con la más co­mún ca­rro­ce­ría «Trè­fle» de tres asien­tos.

El jue­go de las di­fe­ren­cias. Los tres na­cie­ron prác­ti­ca­men­te igua­les, pe­ro aho­ra sus apa­rien­cias di­fie­ren bas­tan­te en­tre sí. Só­lo el ro­jo si­tua­do en el me­dio con­ser­va su as­pec­to ori­gi­nal.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.