“NEY­MAR ES VÍC­TI­MA DE UNA CAM­PA­ÑA ME­DIÁ­TI­CA”

Mundo Deportivo (At. Madrid) - - BARÇA - Edu Po­lo Bar­ce­lo­na

Ra­fin­ha es­tá siendo una de las no­ti­cias más po­si­ti­vas del ini­cio de cur­so. Su­pe­ra­das y ol­vi­da­das las le­sio­nes de la tem­po­ra­da pa­sa­da, el es­tá res­pon­dien­do a la con­fian­za de Luis Enrique con go­les y con un gran ren­di­mien­to. Ayer inau­gu­ró en Bar­ce­lo­na el gim­na­sio Tem­plum y re­ci­bió a Mun­do De­por­ti­vo pa­ra re­pa­sar el ini­cio de tem­po­ra­da. Pe­ro la ac­tua­li­dad man­da y to­da la po­lé­mi­ca ge­ne­ra­da tras el bo­te­lla­zo en Mes­ta­lla cen­tró bue­na par­te de la char­la.

El club y Bar­to­meu han res­pon­di­do con con­tun­den­cia a Te­bas y al Co­mi­té de Com­pe­ti­ción, una res­pues­ta que ima­gino que agra­de­ce el ves­tua­rio. Sí, es im­por­tan­te que el Ba­rça pro­te­ja a sus ju­ga­do­res, lo que me sor­pren­de es que el pre­si­den­te de LaLi­ga no ha­ga lo mis­mo. ¿Ha­béis co­men­ta­do mu­cho el te­ma en­tre los ju­ga­do­res? Sí, lo he­mos ha­bla­do, pe­ro no le he­mos da­do mu­cha im­por­tan­cia den­tro del ves­tua­rio, es­ta­mos pen­san­do ya en el par­ti­do de Li­ga an­te el Gra­na­da. El men­sa­je del club es que Te­bas tie­ne que pro­te­ger a los fut­bo­lis­tas y lu­char con­tra la vio­len­cia en los es­ta­dios. Por su­pues­to. Es­toy to­tal­men­te de acuer­do, eso es lo más im­por­tan­te. Es muy ami­go de Ney­mar, que ha pa­sa­do de ser la víc­ti­ma a que le acu­sen de pro­vo­ca­dor. ¿Qué pien­sa al res­pec­to y có­mo lo lle­va? Han dis­tor­sio­na­do la his­to­ria, un bo­te­lla­zo im­pac­ta en Ney­mar y han cam­bia­do la his­to­ria, es un epi­so­dio de vio­len­cia de una per­so­na den­tro de Mes­ta­lla y aho­ra cul­pan a Ney­mar, pa­ra mí es una sor­pre­sa. Ney­mar es el ju­ga­dor de la Li­ga que más fal­tas re­ci­be, con di­fe­ren­cia, y se le acu­sa de pro­vo­ca­dor. ¿Có­mo se ha lle­ga­do a es­ta si­tua­ción, es víc­ti­ma de una cam­pa­ña me­diá­ti­ca? Yo creo que sí, que es víc­ti­ma de una cam­pa­ña, hay gen­te que bus­ca es­te ti­po de co­sas, crear al­go que real­men­te no es. Pe­ro es fút­bol, Ney­mar tie­ne una cua­li­dad fue­ra de lo co­mún y cuan­do lo de­mues­tra en el cam­po pa­ra mí no es una provocación, es ar­te. Oja­lá to­do el mun­do pu­die­ra ha­cer eso, pe­ro ca­da uno tie­ne su for­ma de ju­gar. ¿La re­so­lu­ción del Co­mi­té de Com­pe­ti­ción pue­de crear un

pre­ce­den­te pe­li­gro­so a par­tir de aho­ra? Yo creo que sí, cuan­do no se pro­te­ge al ju­ga­dor de ac­tos vio­len­tos, co­rres el ries­go de que se vuel­va a re­pe­tir. Ha­ble­mos un po­co de fút­bol, no só­lo de Te­bas y de Co­mi­tés... Es­te ve­rano hu­bo mu­chas du­das so­bre su fu­tu­ro tras los fi­cha­jes de An­dré Go­mes y De­nis Suá­rez. ¿Us­ted tam­bién lle­gó a du­dar? Es­ta­ba en los Jue­gos Olím­pi­cos, un po­co le­jos y sin sa­ber muy bien lo que pa­sa­ba aquí, yo so­lo di­je que des­pués de una le­sión de seis me­ses si veía que no po­día con­tar con mi­nu­tos lo me­jor pa­ra mí era po­der ir ce­di­do. ¿Y qué di­jo Luis Enrique? Que con­fia­ba en mí, que que­ría que

me que­da­ra y gra­cias a Dios es­toy te­nien­do mi­nu­tos. ¿Es­pe­ra­ba tener un ren­di­mien­to tan bueno na­da más em­pe­zar la tem­po­ra­da? Real­men­te lo que que­ría era vol­ver a sen­tir­me bien y sé que si me sien­to bien co­mo an­tes de la le­sión las co­sas ven­drían so­las. Ha ac­tua­do de in­te­rior, de ex­tre­mo cuan­do no ha es­ta­do Mes­si o in­clu­so de ca­rri­le­ro. ¿Cuál es la po­si­ción de Ra­fin­ha? Ten­go la suer­te de po­der ju­gar en va­rias po­si­cio­nes y aun­que siem­pre he si­do in­te­rior, es­toy muy có­mo­do tan­to de in­te­rior co­mo de ex­tre­mo. ¡O de ca­rri­le­ro si me lo pi­den! Dos me­ses sin Inies­ta. ¿Es­tá

pre­pa­ra­do pa­ra el re­to de ha­cer ol­vi­dar a An­drés? Ha­cer ol­vi­dar a Inies­ta es com­pli­ca­do, es un ju­ga­dor con mu­chí­si­ma cla­se y muy im­por­tan­te pa­ra no­so­tros. Pa­ra mí lo im­por­tan­te es se­guir con es­te ritmo de par­ti­dos y de­mos­tran­do que pue­do estar a ese ni­vel. Han al­ter­na­do gran­des ac­tua­cio­nes y go­lea­das con va­rios pin­cha­zos. ¿Cuál es el ni­vel real aho­ra mis­mo del equi­po? El ni­vel real es el mis­mo de la tem­po­ra­da pa­sa­da, al­tí­si­mo, tenemos mu­chas ga­nas es­ta tem­po­ra­da de po­der vol­ver a ha­cer al­go bo­ni­to, es­ta­mos muy mo­ti­va­dos. Ya co­no­ce­mos la lis­ta de los 23 fi­na­lis­tas del Ba­lón de Oro, ¿a

quién vo­ta­ría us­ted? Pa­ra mí el Ba­lón de Oro se le tie­ne que en­tre­gar ca­da año al me­jor del mun­do. Y el me­jor ju­ga­dor del mun­do es Leo Mes­si. Por úl­ti­mo, ¿el ca­so de Aleix Vidal pue­de aca­bar co­mo el de Ore­lla­na en el Cel­ta de Luis Enrique? Por su­pues­to, no le que­da otra que se­guir tra­ba­jan­do y se­guir es­for­zán­do­se. Ore­lla­na en el Cel­ta al prin­ci­pio no con­ta­ba pa­ra na­da y aca­bó siendo ti­tu­lar in­dis­cu­ti­ble. ¿Es re­con­du­ci­ble la re­la­ción en­tre am­bos en el día a día? Yo creo que sí, es una de­ci­sión del en­tre­na­dor, pe­ro cual­quier ju­ga­dor de los que for­ma­mos par­te del equi­po po­de­mos cam­biar nues­tra si­tua­ción

Han dis­tor­sio­na­do la his­to­ria, es un epi­so­dio de vio­len­cia, una bo­te­lla im­pac­ta en Ney y aho­ra le cul­pan a él” Hay gen­te que bus­ca crear co­sas que no son, pe­ro pa­ra mí lo que ha­ce Ney­mar no es provocación, sino ar­te”

Cuan­do no se pro­te­ge al fut­bo­lis­ta de ac­tos vio­len­tos, co­rres el ries­go de que se vuel­va re­pe­tir”

FO­TO: PEP MO­RA­TA

Ra­fin­ha inau­gu­ró Tem­plum BCN Es un gim­na­sio que ha abier­to jun­to a sus so­cios, si­tua­do en la ca­lle En­te­nça (nº 113) de Bar­ce­lo­na, un cen­tro de cross­fit, de ar­tes mar­cia­les bra­si­le­ñas y pen­sa­do pa­ra per­so­nas que tie­nen po­co tiem­po y ne­ce­si­tan ase­so­ra­mien­to. El azul­gra­na siem­pre se ha de­cla­ra­do fan de cier­tas ar­tes mar­cia­les aun­que co­mo es­pec­ta­dor, no co­mo prac­ti­can­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.