SO­BRE­VI­VIEN­DO

El Ba­rça, can­sa­dí­si­mo y con nu­me­ro­sas ba­jas, su­peró a tran­cas y ba­rran­cas al Bro­se Bas­kets Dos bue­nas no­ti­cias más: re­apa­re­ció Ko­po­nen an­tes de lo pre­vis­to y no hu­bo más le­sio­na­dos

Mundo Deportivo (At. Madrid) - - BASKET - Je­sús Pé­rez Ra­mos Bar­ce­lo­na

El Ba­rça so­bre­vi­ve. A du­ras pe­nas, con su­fri­mien­to y a tran­cas y ba­rran­cas, pe­ro con­si­guió des­ha­cer­se del Bro­se Bas­kets de Bam­berg, un equi­po que ha co­se­cha­do tres de­rro­tas en es­ta Eu­ro­li­ga an­te tres ‘gran­des’ y to­das ellas de for­ma muy ajus­ta­da. Las le­sio­nes (es­ta vez no ju­ga­ron Jus­tin Doell­man, Sha­ne La­wal, Juan Carlos Na­va­rro y Pau Ri­bas) están mi­nan­do mu­cho a los azul­gra­na, Geor­gios Bar­tzo­kas es­tá au­men­tan­do los mi­nu­tos en pis­ta de al­gu­nos ju­ga­do­res por ese mo­ti­vo y con es­te ca­len­da­rio de cin­co par­ti­dos en 10 días el can­san­cio ha­ce su apa­ri­ción de la for­ma más cruel.

El Ba­rça, de he­cho, fue tram­pean­do has­ta lle­gar a los úl­ti­mos seis o sie­te mi­nu­tos, en los que dio una vuel­ta de tuer­ca a su de­fen­sa y Ty­re­se Ri­ce (18 pun­tos y 6 asis­ten­cias) en­ten­dió co­rrec­ta­men­te que era su mo­men­to. Sus nue­ve pun­tos ano­ta­dos en el úl­ti­mo pe­rio­do re­fle­jan esa asun­ción de res­pon­sa­bi­li­da­des.

Has­ta en­ton­ces, el Bro­se plan­tó ca­ra gra­cias a Fa­bien Cau­seur (19 pun­tos) y Da­niel Theis (19). La ne­ce­si­dad de po­ner en pis­ta nue­vos efec­ti­vos pa­ra dar des­can­so a los re­fe­ren­tes del equi­po hi­zo que Pet­te­ri Ko­po­nen ade­lan­ta­ra su reapa­ri­ción y lle­ga­ra a ju­gar 16 mi­nu­tos. El ba­se fin­lan­dés, que su­frió un des­afor­tu­na­do ac­ci­den­te de trá­fi­co mien­tras iba en un ta­xi que

fue em­bes­ti­do por otro vehícu­lo, hi­zo lo que pu­do, aun­que ló­gi­ca­men­te es­tá le­jos to­da­vía de su me­jor ni­vel. El Ba­rça, sin em­bar­go, agra­de­ció su pre­sen­cia co­mo agua de ma­yo. En ca­da par­ti­do del Ba­rça cae al­gún ju­ga­dor le­sio­na­do, gen­ti­le­za de es­te ca­len­da­rio de lo­cos que la Eu­ro­li­ga ha im­pues­to. Ayer, Brad Ole­son su­frió un gol­pe en una pier­na, pe­ro la co­sa no fue gra­ve. Sí lo pa­re­ció la le­sión de An­te To­mic en la se­gun­da par­te, aun­que fi­nal­men­te la co­sa también que­dó en un sus­to.

El Ba­rça, en ge­ne­ral, con­tro­ló el en­cuen­tro, aun­que nun­ca tu­vo la opor­tu­ni­dad de rom­per­lo, en par­te por­que te­nía muy jus­tas las fuer­zas y en par­te por­que el Bro­se tie­ne ca­li­dad e hi­zo las co­sas bien. El equi­po azul­gra­na su­frió en oca­sio­nes en ata­que, es­pe­cial­men­te cuan­do Ri­ce no es­ta­ba en pis­ta, pe­ro lo cier­to es que va­rios ju­ga­do­res ano­ta­ron ocho o más pun­tos y eso lo com­pen­só.

La con­tien­da se re­sol­vió en el úl­ti­mo cuar­to, Ri­ce co­men­zó mar­can­do la lí­nea con dos tri­ples con­se­cu­ti­vos y la de­fen­sa del Ba­rça dio un pa­so ade­lan­te (67-60, m.34). El Bro­se, en esos mo­men­tos de­ci­si­vos, es­tu­vo un tan­to errá­ti­co y eso lo apro­ve­chó el Ba­rça pa­ra ad­qui­rir un col­chón de pun­tos con los que lle­gó al úl­ti­mo mi­nu­to. Dos ti­ros li­bres de Alek­san­dar Ve­zen­kov co­lo­ca­ron el de­fi­ni­ti­vo 78-74 a cua­tro se­gun­dos del fi­nal el Ba­rça pu­do res­pi­rar ya tran­qui­lo. No por mu­cho tiem­po. En ape­nas 36 ho­ras ya le es­pe­ra en Ma­drid el Mon­ta­kit Fuen­la­bra­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.