Quien pe­ga pri­me­ro ...

El Man­ches­ter City, que rom­pió el sá­ba­do una ra­cha de seis par­ti­dos sin ga­nar, ha­bía en­ca­ja­do en to­dos ellos el pri­mer gol de ca­da en­cuen­tro

Mundo Deportivo (At. Madrid) - - A LA CONTRA -

En la ace­ra de en­fren­te no van bien las co­sas. El Uni­ted de Mourinho e Ibrahi­mo­vic, con diez jor­na­das dispu­tadas, es oc­ta­vo a ocho pun­tos del City. Al en­tre­na­dor, ex­pul­sa­do el fin de se­ma­na con­tra el Burn­ley, le es­pe­ra una san­ción que no só­lo le im­pe­di­rá sen­tar­se en el ban­qui­llo sino que le prohi­bi­rá la en­tra­da en los es­ta­dios don­de jue­gue su equi­po. En cuan­to a Zla­tan, ma­los nú­me­ros. No ha me­ti­do ni un gol ni ha da­do nin­gu­na asis­ten­cia en las úl­ti­mas seis jor­na­das de la Pre­mier. Eso sí, es el ju­ga­dor que más fal­tas ha he­cho: 24.

El City, por con­tra, es lí­der con los mis­mos pun­tos que Ar­se­nal y Li­ver­pool, pe­ro la vi­da de Guar­dio­la tam­po­co es­tá sien­do fá­cil. Los me­dios, an­te quie­nes ya ha ju­ra­do que no pien­sa cam­biar su idea de jue­go, le ana­li­zan con lu­pa y sus re­sul­ta­dos en la li­gui­lla de Cham­pions com­pro­me­ten el pa­se a la si­guien­te ron­da. Le que­dan tres en­cuen­tros y ne­ce­si­ta ga­nar dos. La pri­me­ra opor­tu­ni­dad, es­ta no­che con­tra el Ba­rça, que lle­ga con cin­co pun­tos de ven­ta­ja des­pués de ha­ber­le go­lea­do (4-0) en el Camp Nou. Esa de­rro­ta, que in­di­vi­dual

(Clau­dio Bra­vo) y co­lec­ti­va­men­te pro­vo­có crí­ti­cas crue­les en In­gla­te­rra, lle­gó con el City in­mer­so en una ra­cha ne­ga­ti­va que aca­bó rom­pien­do el sá­ba­do con una go­lea­da (0-4) en cam­po del West Brom­wich Al­bion. Pep lle­va­ba has­ta en­ton­ces seis par­ti­dos se­gui­dos sin ga­nar y en­ca­jan­do, en to­dos ellos, el pri­mer gol: Cel­tic, Tot­ten­ham, Ever­ton, Ba­rça, Sout­ham­pton y Uni­ted. Un da­to re­le­van­te en lo que se re­fie­re al ba­lan­ce de­fen­si­vo, a su ca­pa­ci­dad de re­cu­pe­ra­ción. Y más aún si te­ne­mos en cuen­ta que el City, en Cham­pions, ha me­ti­do tan­tos go­les co­mo ha en­ca­ja­do: sie­te.

El Ba­rça, que lle­ga al Etihad Sta­dium con la in­ten­ción de cla­si­fi­car­se ma­te­má­ti­ca­men­te, tie­ne nú­me­ros bien dis­tin­tos: 13 go­les a fa­vor y só­lo uno en con­tra. Con­so­li­da­do co­mo equi­po y fa­vo­re­ci­do por la ne­ce­si­dad del City, hay otro fac­tor a te­ner en cuen­ta. Pep ne­ce­si­ta ga­nar pa­ra no vi­vir en vi­lo y Luis En­ri­que pue­de ha­cer vir­tud de esa ne­ce­si­dad. Mes­si aca­ba de ex­pli­car que una de las di­fe­ren­cias esen­cia­les en­tre el Ba­rça de Pep y el Ba­rça del as­tu­riano re­si­de en la for­ta­le­za blau­gra­na al con­tra­gol­pe. Una cua­li­dad que, sin re­nun­ciar a com­pe­tir por el con­trol del par­ti­do, hoy pue­de ser de­ter­mi­nan­te. Aca­so decisiva si, a la vis­ta de los an­te­ce­den­tes, es ca­paz de mar­car el pri­mer gol

FO­TO: GETTY

El City de Guar­dio­la go­leó al West Brom­wich Al­bion y rom­pió así una ma­la ra­cha

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.