El otro guar­dio­la

Mundo Deportivo (At. Madrid) - - BARÇA - Jo­sep M. Ar­tells

JUS­TO AHO­RA QUE SI­MEO­NE se de­can­ta por uti­li­zar a ju­ga­do­res de perfil más com­bi­na­ti­vo, Guar­dio­la, al lí­mi­te de la ani­qui­la­ción, sor­pren­dió a los sen­ti­men­tal­men­te re­za­ga­dos re­plan­tean­do un due­lo de ‘car­te­ris­tas’ de lu­jo pa­ra des­va­li­jar al Ba­rça en su pro­pia sa­li­ta de es­tar. En reali­dad, el jue­go di­rec­to es un re­cur­so que Pep uti­li­za des­de sus tiem­pos en el Ba­yern y en el Etihad Sta­dium el téc­ni­co ca­ta­lán se es­ta­ba ju­gan­do una fi­nal. En un fút­bol cu­yos ‘sup­por­ters’ en­lo­que­cen cuan­do su equi­po se co­bra un cór­ner, Guar­dio­la de­jó de ser con­tra­cul­tu­ral pa­ra sa­car su ver­sión más prác­ti­ca, guar­dó los vie­jos có­di­ces que exi­gen la pa­cien­te po­se­sión y ma­nia­tó al Ba­rça ro­bán­do­le la va­ji­lla de lu­jo. En­tre Ca­ba­lle­ro, Ota­men­di y Sto­nes su­ma­ron 34 pa­ses lar­gos a los de­lan­te­ros sal­tán­do­se el trá­fi­co de la me­dia.

EL BA­RÇA JU­GÓ UN EX­CE­LEN­TE pri­mer tiem­po li­de­ra­do por un Mes­si ma­gis­tral que di­ri­gió el ata­que des­de la zo­na de crea­ción. Des­tro­zó las lí­neas del City (fa­bri­có y mar­có su gol abrién­do­se pa­so en­tre sus cen­tra­les, una de­li­cia) y pu­so el ba­lón en el área de Willy. Vién­do­se en la lo­na, Pep no tu­vo elec­ción y acer­tó lle­van­do la pre­sión al lí­mi­te con Sil­va y

Ko­la­rov car­gan­do so­bre Ser­gi Ro­ber­to , el es­la­bón más dé­bil jun­to a Bus­quets .Yes no­to­rio que cuan­do el Ba­rça no jue­ga ten­sa­do, de­ja de ser com­pe­ti­ti­vo.

EL EQUI­PO DE LUIS EN­RI­QUE echó en fal­ta a ju­ga­do­res con ofi­cio tan es­tra­té­gi­cos co­mo Pi­qué e Inies­ta pa­ra es­con­der el ba­lón y so­fo­car la fu­ria del ri­val. Ter Ste­gen ofre­ció el da­to: ju­gó 49 ba­lo­nes, más que na­die del City y más que los in­te­rio­res del Ba­rça. Ju­gó bien al pie, aun­que arru­gó la mano en la fal­ta ab­sur­da de Bu­si que De Bruy­ne trans­for­mó en gol. Con el ter­cer gol, Pep es­ta­lló de ale­gría. Qué me­nos. Sin po­se­sión (40%), sin con­trol, sin com­bi­nar, rom­pien­do mi­tos. Rec­ti­fi­can­do con

Agüe­ro. Los co­ri­feos de su es­té­ti­ca apren­die­ron que Pep, co­mo Lu­cho, tam­bién es po­lié­dri­co

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.