Com­pa­ra­ción sin sen­ti­do

Mundo Deportivo (At. Madrid) - - BARÇA - Mi­gue­li

Se­vi­lla y FC Bar­ce­lo­na ofre­cie­ron un gran es­pec­tácu­lo el pa­sa­do sá­ba­do en el Sán­chez Piz­juán. Ha­cía tiem­po que dos equi­pos no me ha­cían dis­fru­tar tan­to e in­clu­so lle­gué a sal­tar de mi asien­to tras al­gu­na ju­ga­da. Pe­ro si uno des­ta­có por en­ci­ma del res­to, és­te fue, sin du­da, Mes­si. No voy a ser yo quien des­cu­bra aho­ra a Leo, en mi opi­nión, el me­jor jugador de to­dos los tiem­pos. Con él, to­dos los ad­je­ti­vos ca­li­fi­ca­ti­vos se que­dan cor­tos. Cuan­do pa­re­ce que ya lo he­mos vis­to to­do, siem­pre nos sor­pren­de con al­go nue­vo. A lo lar­go de los años ha ido aña­dien­do nue­vas vir­tu­des a su ex­ten­so re­per­to­rio fut­bo­lís­ti­co y es ha­bi­tual ver­le ba­jar al cen­tro del cam­po pa­ra ini­ciar las ju­ga­das de su equi­po, pe­ro in­clu­so se le pue­de ver ayu­dan­do en de­fen­sa y re­cu­pe­ran­do ba­lo­nes. Co­mo di­jo el en­tre­na­dor del Se­vi­lla, Jorge Sam­pao­li, tras el par­ti­do de la se­ma­na pa­sa­da, Mes­si es tan bueno que ca­da año ten­drían que re­par­tir­se dos Ba­lo­nes de Oro, y uno de ellos, siem­pre pa­ra el crack ar­gen­tino. Y ha­lan­do del Ba­lón de Oro, siem­pre se in­ten­ta com­pa­rar a Mes­si con Cristiano Ronaldo pe­ro, pa­ra mí, es una com­pa­ra­ción sin sen­ti­do. Si has si­do jugador de fút­bol, ya lo sa­bes so­lo ver­los ju­gar, y mien­tras al por­tu­gués in­ten­tan ha­cer­le cam­pa­ña, re­no­ván­do­lo, pa­ra que con­quis­te es­te tro­feo, el ar­gen­tino lo de­mues­tra ca­da do­min­go so­bre el cam­po. Por úl­ti­mo, des­de es­tás lí­neas quie­ro en­viar un fuer­te abra­zo y desear­le una pron­ta re­cu­pe­ra­ción a Ro­dri­go Ta­rín, cen­tral del Ba­rça B que se rom­pió el li­ga­men­to cru­za­do de la ro­di­lla de­re­cha an­te el El­den­se. Le­sio­nar­se es un ries­go en nues­tra pro­fe­sión, pe­ro con su tra­ba­jo y es­fuer­zo se­gu­ro que vol­ve­rá más fuer­te aún

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.