MU­CHOS GO­LES, PO­CO JUE­GO

El mar­ca­dor fi­nal es en­ga­ño­so, ya que a Es­pa­ña le cos­tó su­pe­rar a Ma­ce­do­nia en un par­ti­do po­co bri­llan­te La se­lec­ción no acu­só las ba­jas en de­fen­sa, pe­ro sí echó de me­nos la cla­ri­vi­den­cia de An­drés Inies­ta

Mundo Deportivo (At. Madrid) - - FÚTBOL - Edu Po­lo José An­to­nio Gar­cía Sir­vent (fo­tos)

Vic­to­ria po­co bri­llan­te de la se­lec­ción es­pa­ño­la, pe­ro muy va­lio­sa en la lu­cha por po­der es­tar en el Mun­dial de Ru­sia de 2018. Es­pa­ña ga­nó, pe­ro es­ta vez no con­ven­ció. En el par­ti­do me­nos bri­llan­te de la era Lo­pe­te­gui, a la Ro­ja le cos­tó do­ble­gar a una Ma­ce­do­nia que con­fir­mó lo que ha­bía aler­ta­do el téc­ni­co, que su cla­si­fi­ca­ción en el gru­po, en el que su­ma cua­tro de­rro­tas en cua­tro par­ti­dos es en­ga­ño­sa. El cua­tro a ce­ro fi­nal es abul­ta­do pa­ra lo que se vio, pe­ro le da a Es­pa­ña tres pun­tos de oro con más go­les que fút­bol.

Se ha­bía es­pe­cu­la­do mu­cho en la pre­via si re­pe­ti­ría Lo­pe­te­gui la apues­ta por la de­fen­sa de tres o vol­ve­ría al sis­te­ma tra­di­cio­nal. Y aun­que el pro­pio téc­ni­co ma­ni­fes­tó que es­tá de­ma­sia­do mi­ti­fi­ca­do el te­ma de los di­bu­jos tác­ti­cos, an­te las ba­jas de ve­te­ra­nos en de­fen­sa co­mo Pi­qué, Ra­mos o Jor­di Al­ba, op­tó por vol­ver a la lí­nea de cua­tro, un sis­te­ma más con­ser­va­dor, pe­ro pla­ga­do de no­ve­da­des, ya que Car­va­jal, Bar­tra, Na­cho y Mon­real for­ma­ron una za­ga iné­di­ta has­ta ayer en la Ro­ja.

An­te las ba­jas, Lo­pe­te­gui apos­tó por los ‘su­yos’ y sie­te de los on­ce ti­tu­la­res for­ma­ban par­te de la sub-21 que con él en el ban­qui­llo ga­nó el Eu­ro­peo de 2013. Pe­ro la pri­me­ra par­te po­co tu­vo que ver con aque­lla se­lec­ción o con la de los pri­me­ros cua­tro par­ti­dos de Lo­pe­te­gui. Fue­ron 45 mi­nu­tos muy flo­jos, en la que la Ro­ja se mos­tró es­pe­sa y ca­si in­ca­paz de su­pe­rar a una vo­lun­ta­rio­sa Ma­ce­do­nia.

De he­cho, la pri­me­ra gran oca­sión fue pa­ra los vi­si­tan­tes. De Gea, con un pa­ra­dón na­da más em­pe­zar el par­ti­do, evi­tó el gol ma­ce­do­nio, tras un re­ma­te de ca­be­za a bo­ca­ja­rro de Vel­kovs­ki. Unos mi­nu­tos des­pués fue Pan­dev el que es­tu­vo a pun­to de mar­car. Y se lle­gó al mi­nu­to 20 sin ha­ber ni si­quie­ra in­quie­ta­do al me­ta de Ma­ce­do­nia.

Es­pa­ña do­mi­na­ba, Thia­go de­ja­ba des­te­llos de su cla­se, Sil­va al­gún de­ta­lle de ca­li­dad y po­co más. Mo­ra­ta dis­pu­so de dos oca­sio­nes pe­ro es­tu­vo muy im­pre­ci­so en el re­ma­te. Y cuan­do más so­po­rí­fe­ro es­ta­ba sien­do el jue­go de la se­lec­ción lle­gó el 1-0, aun­que se lo tu­vo que mar­car un de­fen­sa en pro­pia puer­ta tras una bue­na ac­ción de Car­va­jal por la ban­da de­re­cha. Cu­rio­sa­men­te fue Vel­kovs­ki, el mis­mo que ca­si mar­ca na­da más em­pe­zar el par­ti­do, el que aca­bó lo­gran­do el pri­mer tan­to del par­ti­do pa­ra Es­pa­ña.

El guión de la se­gun­da par­te no di­fi­rió mu­cho del de la pri­me­ra. Si­guió el jue­go es­pe­so de la se­lec­ción, los bos­te­zos se su­ce­dían en las gra­das y cre­cía la in­quie­tud en el ban­qui­llo, ya que un gol ma­ce­do­nio po­día com­pli­car se­ria­men­te las op­cio­nes de ac­ce­der de for­ma di­rec­ta al Mun­dial de Ru­sia. Es­pa­ña no da­ba con la te­cla y Ma­ce­do­nia se iba cre­cien­do, pe­ro la inocen­cia de sus de­lan­te­ros y las bue­nas in­ter­ven­cio­nes de De Gea evi­ta­ron ma­les ma­yo­res.

Lo­pe­te­gui de­ci­dió re­le­var a un im­pre­ci­so Mo­ra­ta y apos­tar por Adu­riz. En la si­guien­te ju­ga­da, Vi­to­lo lo­gró co­nec­tar un buen re­ma­te de ca­be­za y ba­tió al me­ta Di­mi­trievs­ki. Que­da­ba aún me­dia ho­ra pa­ra la con­clu­sión del cho­que, pe­ro el tan­to del ca­na­rio le de­vol­vió la tran­qui­li­dad a la se­lec­ción. A fal­ta de buen fút­bol, el com­bi­na­do na­cio­nal de­ci­dió ti­rar de ofi­cio y ju­gar ya mi­ran­do el cro­nó­me­tro. Em­pe­zó Bus­quets a ga­nar pro­ta­go­nis­mo, sa­lió Is­co pa­ra aso­ciar­se con Thia­go y de­fen­der­se con el ba­lón y así aguar­dar a que lle­ga­ra el mi­nu­to 90.

La se­lec­ción no acu­só las im­por­tan­tes au­sen­cias que te­nía en de­fen­sa, pe­ro sí que se echó de me­nos a An­drés Inies­ta. Thia­go de­jó de­ta­lles de su cla­se y Ko­ke si­gue le­jos del de ha­ce tres tem­po­ra­das, por lo que la ba­ja del man­che­go se acu­só en el cen­tro del cam­po. Co­mo le su­ce­de al Ba­rça, el jue­go sin Inies­ta es me­nos bri­llan­te. Fal­tan ideas, flui­dez, fal­ta fút­bol en de­fi­ni­ti­va.

En los mi­nu­tos fi­na­les del en­cuen­tro Mon­real pri­me­ro y Adu­riz des­pués com­ple­ta­ron la go­lea­da y ma­qui­lla­ron un mar­ca­dor que es bas­tan­te en­ga­ño­so. Es­pa­ña me­re­ció ga­nar, pe­ro en nin­gún ca­so por go­lea­da. Co­sas del fút­bol

FO­TO: JA SIR­VENT

El equi­po que­dó li­be­ra­do en el tra­mo fi­nal con dos go­les que ma­qui­lla­ron un flo­jo par­ti­do de La Ro­ja

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.