Mes­si, ade­más, es ne­go­cio

¿Ga­na­ría lo mis­mo el Ba­rça con él que sin él? ¿Se in­gre­sa­ría lo mis­mo de Ni­ke con él que sin él? ¿Pa­ga­ría lo mis­mo el nue­vo pa­tro­ci­na­dor con él que sin él en el equi­po? No, no y otra vez no

Mundo Deportivo (At. Madrid) - - PROGRAMACIÓN - Mi­guel RI­CO

Cris­tiano Ro­nal­do (31), en tér­mi­nos es­tric­ta­men­te fut­bo­lís­ti­cos, es un ti­po que ha mar­ca­do 371 go­les en 360 par­ti­dos dispu­tados con el Real Ma­drid. Su pre­si­den­te ha de­ci­di­do re­no­var­le, una de­ci­sión que no to­do el mun­do aprue­ba y por la que se adi­vi­nan pi­tos en el Ber­na­béu. En Ma­drid tam­po­co llue­ve al gus­to de to­dos. Hay quien en­tien­de que pro­lon­gar el con­tra­to del por­tu­gués has­ta que cum­pla los 36 años es re­ga­lar­le el di­ne­ro. Más de 20 mi­llo­nes ne­tos por tem­po­ra­da. Una ci­fra mí­ni­ma com­pa­ra­da con lo que le ha ga­ran­ti­za­do Ni­ke en su acuer­do vi­ta­li­cio: 500 mi­llo­nes.

En cuan­to a Leo Mes­si (29) uti­li­zan­do el mis­mo ba­re­mo, es de­cir, en tér­mi­nos es­tric­ta­men­te fut­bo­lís­ti­cos, es­ta­mos ha­blan­do del me­jor ju­ga­dor del mun­do des­de ha­ce ca­si una dé­ca­da con in­de­pen­den­cia de los Ba­lo­nes de Oro que ha­ya ga­na­do en es­te pe­rio­do que, con­cre­ta­men­te, son cin­co y des­de que pi­só el po­dio no se ha ba­ja­do de él. El ar­gen­tino acu­mu­la 29 tí­tu­los y 500 go­les en 469 en par­ti­dos ofi­cia­les y 31 en amis­to­sos dispu­tados con el Ba­rça. Su pre­si­den­te quie­re re­no­var­le cues­te lo que cues­te y aquí la crí­ti­ca es por­que to­da­vía no lo ha he­cho. Y cuan­do lo ha­ga se­rá por ha­cer­lo en tér­mi­nos eco­nó­mi­ca­men­te alu­ci­nan­tes. Es de­cir, vol­vien­do a ser el me­jor pa­ga­do del mun­do.

Sin en­trar a va­lo­rar las opi­nio­nes, ca­da uno tie­ne la que quie­re y so­bre to­do la que es ca­paz de ar­gu­men­tar, con­vie­ne te­ner en cuen­ta la tras­cen­den­cia de es­tos fut­bo­lis­tas en el ne­go­cio. CR7 y Mes­si son dos mar­cas mul­ti­na­cio­na­les. Ico­nos, res­pec­ti­va­men­te, de Ni­ke y Adi­das in­su­flan a Ma­drid y Ba­rça unos muy bue­nos in­gre­sos ge­ne­ra­dos por su ima­gen. Y, por des­con­ta­do, son la cau­sa, el ar­gu­men­to per­so­ni­fi­ca­do por el que los pa­tro­ci­na­do­res pa­gan mi­llo­na­das a sus clubs. Lo ha­cen por­que Cris­tiano y Leo lu­cen y/o pro­mo­cio­nan esa in­ver­sión. Por ejem­plo, si lo que co­bra o aca­ba­rá co­bran­do Mes­si pa­re­ce o pue­de pa­re­cer una bar­ba­ri­dad in­sul­tan­te, po­dría­mos ha­cer­nos una pre­gun­ta pun­tual aho­ra que lo del spon­sor de la ca­mi­se­ta es­tá a pun­to de ce­rrar­se en ci­fras que ron­da­rán los 60 mi­llo­nes por ejer­ci­cio. Y la pre­gun­ta se­ría: ¿El in­ver­sor pa­ga­ría los mis­mo por pa­tro­ci­nar a un Ba­rça sin Mes­si?. La res­pues­ta, se­gu­ro, se­ría no. Co­mo tam­po­co se pa­ga lo mis­mo por los amis­to­sos. La co­ti­za­ción va en fun­ción de que Mes­si es­té o no es­té en el cam­po. Con el Ba­rça o con esa Ar­gen­ti­na que le cri­ti­ca con tan­ta cruel­dad.

Y exac­ta­men­te lo mis­mo de­be pa­sar con Ni­ke y el fa­bu­lo­so con­tra­to que le ha fir­ma­do al Ba­rça has­ta 2026 y por­que ese acuer­do -por el que a par­tir de 2018 el club in­gre­sa­rá 155 mi­llo­nes anua­les­per­mi­te que el de­por­tis­ta es­tre­lla de Adi­das vis­ta ro­pa Ni­ke. Al­go que sin Leo en la plan­ti­lla tam­po­co se­ría lo mis­mo. Ni mu­cho me­nos. En reali­dad, na­da se­ría igual por­que en lo esen­cial, que es el ren­di­mien­to de­por­ti­vo, no hay se­ñal al­gu­na que in­di­que un des­cen­so en las pres­ta­cio­nes de Leo. Más bien al con­tra­rio, si­gue mar­can­do go­les co­mo si se le ca­ye­ran de los bol­si­llos y ca­da día tie­ne ma­yor tras­cen­den­cia en el jue­go. En el ne­go­cio

FO­TO: PE­RE PUNTÍ

Leo Mes­si El ar­gen­tino ce­le­bra el gol que mar­có en Se­vi­lla en la úl­ti­ma jor­na­da de Li­ga

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.