Con pie y me­dio an­te el Real

Griez­mann ul­ti­mó ayer su re­cu­pe­ra­ción, to­có ba­lón, con­du­jo, es­prin­tó... y se pue­de unir al gru­po en bre­ve

Mundo Deportivo (At. Madrid) - - FÚTBOL - Che­ma G. Fuen­te Ma­drid

An­toi­ne Griez­mann, de­lan­te­ro del Atlé­ti­co de Ma­drid, es­tá co­mo un ti­ro. El fran­cés ha ace­le­ra­do en su re­cu­pe­ra­ción del gol­pe que su­frió con Fran­cia y que hi­zo te­mer res­pec­to a su par­ti­ci­pa­ción con el equi­po ro­ji­blan­co en el der­bi de es­te sá­ba­do en el Vi­cen­te Cal­de­rón.

Sin em­bar­go, por lo vis­to en es­te miér­co­les, An­toi­ne Griez­mann es­tá vi­si­ble­men­te me­jo­ra­do. El de Ma­con vol­vió a rea­li­zar una jor­na­da de re­cu­pe­ra­ción. El fran­cés pi­só el cés­ped en la se­sión del mar­tes y se ejer­ci­tó jun­to al re­cu­pe­ra­dor Ós­car Pi­ti­llas, to­có ba­lón, aun­que de for­ma muy sua­ve -ca­si tes­ti­mo­nial-, gol­pean­do con am­bos pies, sín­to­ma de que las mo­les­tias que tie­ne en el iz­quier­do por el gol­pe sufrido an­te Sue­cia van re­mi­tien­do. El de­lan­te­ro ga­lo, ha­bía te­ni­do fi­sio­te­ra­pia y gim­na­sio.

Es­te miér­co­les vol­vió a com­pa­gi­nar fi­sio y tra­ba­jo so­bre el cés­ped, don­de se le pu­do ver mu­chí­si­mo me­jor. En reali­dad ca­si re­cu­pe­ra­do. To­có ba­lón, gol­peó, con­du­jo con la iz­quier­da, re­ma­tó, cam­bios de rit­mo, sprints... en de­fi­ni­ti­va muy bue­nas sen­sa­cio­nes las que de­jó el ga­lo en el tra­ba­jo jun­to a Ós­car Pi­ti­llas por es­pa­cio de más de me­dia ho­ra.

Si na­da se tuer­ce, el fran­cés po­dría re­in­cor­po­rar­se al gru­po en el úl­ti­mo en­tre­na­mien­to pre­vio al der­bi, aun­que tam­po­co se for­za­rá. Las sen­sa­cio­nes y las imá­ge­nes son po­si­ti­vas co­mo pa­ra pen­sar que es­ta­rá en el der­bi sin pro­ble­mas aun­que en cual­quier ti­po de le­sión siem­bre hay un mar­gen de cau­te­la. Griez­mann só­lo se per­dió el es­treno li­gue­ro, por arras­trar san­ción de la pa­sa­da tem­po­ra­da. Es el má­xi­mo go­lea­dor del equi­po, con ocho go­les y cin­co asis­ten­cias a los com­pa­ñe­ros.

La es­pi­na del der­bi

Pa­ra Griez­mann es­tá cla­ro que no es un par­ti­do más el del pró­xi­mo sá­ba­do en el Vi­cen­te Cal­de­rón. El de Ma­con tie­ne esa es­pi­na cla­va­da de la úl­ti­ma vez que am­bos ri­va­les se vie­ron las ca­ras, en la fi­nal de Mi­lán, don­de Griez­mann fa­lló un pe­nal­ti du­ran­te los 90 mi­nu­tos que bien po­dría ha­ber he­cho cam­biar el des­tino del par­ti­do. “Creo que si hu­bie­ra mar­ca­do el pe­nal­ti de Mi- lán ha­bría­mos si­do cam­peo­nes de Eu­ro­pa”, re­co­no­cía el ju­ga­dor no ha­ce mu­cho.

El ca­so es que An­toi­ne no só­lo ma­rró esa pe­na má­xi­ma, en Li­ga, en el Cal­de­rón, tam­bién fa­lló an­te Key­lor Na­vas des­de los 11 me­tros, con lo que lle­gar en bue­nas con­di- cio­nes a la de­ci­si­va ci­ta del sá­ba­do es ca­si una cues­tión per­so­nal. Tam­bién por­que en­fren­te es­ta­rá un Cris­tiano Ro­nal­do que le dis- pu­ta el ‘Ba­lón de Oro’ al ga­lo y que le arre­ba­tó la men­cio­na­da Cham- pions, en el ám­bi­to de clubs, y la Eu­ro­co­pa, en el de se­lec­cio­nes

FOTO: EFE

Griez­mann, en un en­tre­na­mien­to en el Ce­rro del Es­pino

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.