A POR TO­DAS

Na­ni Ro­ma afron­ta el Da­kar 2017 con la ilu­sión de un de­bu­tan­te a pe­sar de acu­mu­lar 22 par­ti­ci­pa­cio­nes El pi­lo­to del To­yo­ta Ga­zoo Ra­cing es­pe­ra un rally muy du­ro, des­ta­can­do en ese sen­ti­do la al­ti­tud de Bo­li­via

Mundo Deportivo (At. Madrid) - - MOTOR - Ja­vier Alfaro Man­so An­do­rra

Na­ni Ro­ma al­can­za­rá en el pró­xi­mo Da­kar 2017 la que se­rá su 22ª par­ti­ci­pa­ción en el rally raid por excelencia. A sus 44 años, es uno de los tres pi­lo­tos que pue­den de­cir que han rei­na­do tan­to en la ca­te­go­ría de mo­tos co­mo en la de co­ches, pe­ro man­tie­ne in­tac­ta la ilu­sión del pri­mer día y no ha per­di­do ni un ápi­ce de am­bi­ción. “Sé que soy un afor­tu­na­do, por­que real­men­te me apa­sio­na lo que ha­go. Me mo­ti­va, y sien­to ese do­lor de es­tó­ma­go ca­da ma­ña­na an­tes de com­pe­tir. Mien­tras es­to si­ga sien­do así, con­ti­nua­ré ha­cién­do­lo”, di­jo en una dis­ten­di­da char­la con Mun­do De­por­ti­vo du­ran­te un ac­to ce­le­bra­do ayer en el Cir­cuit An­do­rra Pas de la Ca­sa, ba­jo la or­ga­ni­za­ción de Es­pon­so­ra­ma.

Es­te año, y des­pués de ha­ber de­ja­do atrás su eta­pa en Mi­ni, se es­tre­na co­mo pi­lo­to ofi­cial del To­yo­ta Ga­zoo Ra­cing, y lo ha­ce

con­ven­ci­do de que el cam­bio ha si­do pa­ra me­jo­rar. “Los dos son co­ches muy bue­nos, pe­ro dis­tin­tos. Es­toy sa­tis­fe­cho con el cam­bio y es­pe­ro que po­da­mos ha­cer­lo bien”, ex­pli­có, aña­dien­do una cu­rio­sa re­fle­xión. “Yo siem­pre di­go que el co­che per­fec­to de raids es

aquel que va mal en to­dos los si­tios. Si yo tengo un co­che que va bien en pis­ta y no fue­ra de ella, eso no es buen co­che pa­ra el Da­kar”, ar­gu­men­tó Na­ni.

En cuan­to al re­co­rri­do de la prue­ba, que vi­si­ta­rá Pa­ra­guay, Bo­li­via y Ar­gen­ti­na del 2 al 14 de enero, Na­ni tie­ne cla­ro que no se­rá en ab­so­lu­to un ca­mino de ro­sas. “Apa­ren­te­men­te va a ser más du­ro que el del año pa­sa­do. La par­te de Bo­li­via es muy al­ta, y eso fa­ti­ga mu­cho”, afir­mó Ro­ma so­bre el he­cho de con­du­cir a más de 4.000 me­tros de al­ti­tud. Cier­to es que a mi­tad de esas dos fre­né­ti­cas se­ma­nas, exis­te un pe­que­ño res­pi­ro, que en reali­dad no es tal. “La jor­na­da de des­can­so (8 de enero) es un día ex­tra­ño por­que en reali­dad no des­can­sas na­da. De­pen­dien­do de co­mo va la ca­rre­ra, pre­fe­ri­rías se­guir”, ma­ni­fes­tó Na­ni.

Por to­do ello, más allá de una buen pre­pa­ra­ción fí­si­ca, la ba­se es­tá en es­tar fuer­te de co­co. “Creo que co­mo en to­do en la vida, la par­te psi­co­ló­gi­ca in­flu­ye mu­chí­si­mo. Sí que es cier­to que de­bes te­ner unos mí­ni­mos en cuan­to al fí­si­co, pe­ro la di­fe­ren­cia te la da la ca­be­za”.

Sa­be las sor­pre­sas que de­pa­ra la ca­rre­ra, y a lo lar­go de es­tos años las ha vis­to de to­dos los co­lo­res, pe­ro por en­ci­ma del res­to, re­cuer­da una anéc­do­ta. “El mo­men­to más bes­tia que he vi­vi­do a la lar­go de es­tos años fue lo que ocu­rrió en el año 2000, cuan­do por una ame­na­za te­rro­ris­ta tras­la­da­ron to­da la ca­rre­ra con los enor­mes avio­nes An­to­nov de Ni­ger a Li­bia. Fue im­pre­sio­nan­te”.

Co­mo ob­je­ti­vo, des­pués de ha­ber si­do sex­to en la pa­sa­da edi­ción, no ocul­ta que pien­sa en ga­nar, pe­ro tam­po­co le ob­se­sio­na. “El fra­ca­so es no com­pe­tir bien. Evi­den­te­men­te la gen­te tie­ne una pers­pec­ti­va di­fe­ren­te a la nues­tra, pe­ro pa­ra mí, si doy lo má­xi­mo po­si­ble y al­guien me ga­na, só­lo me que­da fe­li­ci­tar­le”.

Por úl­ti­mo, en una de­cla­ra­ción de in­ten­cio­nes que di­ce mu­cho de su fuer­te y en­vi­dia­ble per­so­na­li­dad, re­cha­zó a la im­pos­to­ra dio­sa for­tu­na.“Yo soy de los que di­ce que la suer­te no exis­te. Siem­pre hay un por qué”, fi­na­li­zó

FO­TOS: ESPONSORMA

El Cir­cuit An­do­rra Pas de la Ca­sa re­ci­bió ayer la vi­si­ta de Na­ni Ro­ma (i), Cris­tian Es­pa­ña (a) y Xe­vi Pons (d), que par­ti­ci­pa­rán en el pró­xi­mo Da­kar 2017

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.