Ha­brá más sor­pre­sas

Mundo Deportivo (At. Madrid) - - BARÇA - REXACH

Es­ta Li­ga es un po­co anor­mal y me re­cuer­da a los cam­peo­na­tos de ha­ce 20 o 25 años. Se ha de­mos­tra­do que igual que otros años ha­bía par­ti­dos im­po­si­bles en que era ca­si im­po­si­ble no ganar, en es­ta Li­ga hay va­rios equi­pos que te pue­den com­pli­car la vi­da. Al fi­nal se­rá co­sa de dos, de Ba­rça y Ma­drid, pe­ro los se­cun­da­rios te pue­den aguar al­gu­na fies­ta. Y por esos se­cun­da­rios en­tien­do al Atlé­ti­co, al Se­vi­lla, al Athletic de Bil­bao, al Vi­lla­rreal, al Cel­ta, a la Real So­cie­dad y, co­mo se vio re­cien­te­men­te en el Camp Nou, al Má­la­ga.

Eso me ha­ce pen­sar que los cua­tro pun­tos que tie­ne aho­ra de di­fe­ren­cia el Ma­drid so­bre el Ba­rça no son tan de­ci­si­vos. Y lo di­go por­que a lo lar­go del Cam­peo­na­to los dos gran­des se­gui­rán de­ján­do­se pun­tos, con lo que la dis­tan­cia en­tre am­bos se igua­la­rá.

Prue­ba de ello es que el Ba­rça ha ga­na­do ca­si to­dos los par­ti­dos com­pli­ca­dos, en­tre ellos los del Valencia y el Se­vi­lla, pe­ro no ha ga­na­do con­tra el Ala­vés, el Cel­ta y el Má­la­ga. Par­ti­dos que tem­po­ra­das atrás ca­si se ga­na­ban por iner­cia y por­que el rival no con­ta­ba con pun­tuar y en cam­bio aho­ra pue­den com­pli­car­se co­mo así ha su­ce­di­do.

De to­das ma­ne­ras, los cu­lés no tie­ne que ras­gar­se las ves­ti­du­ras. Es cier­to que el equi­po es­tá aho­ra un po­co más pre­sio­na­do en la Li­ga que ha­ce una jor­na­da y que tie­ne la obli­ga­ción de ganar ca­da par­ti­do. Pe­ro tam­bién es cier­to que que­da un mun­do has­ta el fi­nal y que no hay que preo­cu­par­se de­ma­sia­do.

Des­pués de una jor­na­da de se­lec­cio­nes es­tos ba­jo­nes sue­len su­ce­der. Des­pués de un par­ti­do de competición eu­ro­pea tam­bién pa­sa. Vol­ver a me­ter­te en la competición do­més­ti­ca cues­ta un po­co. Y más si el rival de turno no es un equi­po de los pun­te­ros.

La gen­te es­pe­cu­la mu­cho so­bre si no es­tá Mes­si, pe­ro el año pa­sa­do sin Mes­si se ju­gó bien y se ga­nó mu­cho. Hay que ser más fríos y ana­lí­ti­cos. La reali­dad es que an­te el Má­la­ga, sin que la ac­tua­ción de los azul­gra­na fue­se na­da del otro mun­do, hu­bo va­rias oca­sio­nes muy cla­ras pa­ra mar­car, hu­bo un gol mal anu­la­do, un pe­nal­ti no pi­ta­do… Tam­bién hay que te­ner un po­co de suer­te pa­ra ganar al­gún par­ti­do que se com­pli­ca.

El par­ti­do con­tra el Cel­tic de Glas­gow de ma­ña­na es otra his­to­ria. Lo tie­nes que ganar pa­ra que­dar pri­me­ro de gru­po. Aquí se­gu­ro que el Ba­rça no fa­lla­rá por­que to­do el mun­do es­ta­rá muy me­ti­do en el en­cuen­tro, no ha­brá ape­nas dis­trac­cio­nes.

Hay una se­rie de co­sas que ha­cen que un par­ti­do se com­pli­que, co­mo lo es jugar a las cua­tro de la tar­de. Ese ho­ra­rio no nos sue­le ir na­da bien. Ahí lan­zo un avi­so: ojo con el Clá­si­co a las cua­tro que es­tá fi­ja­do pa­ra las 16.15 ho­ras

Ten­ga­mos cal­ma, a la Li­ga le que­da mu­cho y los gran­des se­gui­rán de­ján­do­se pun­tos

FOTO: EFE

Ge­rard Pi­qué El de­fen­sa aca­bó el sá­ba­do ju­gan­do co­mo arie­te en bus­ca del gol

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.