El Valencia se re­sig­na a lu­char por no ba­jar

Mundo Deportivo (At. Madrid) - - FÚTBOL - Nacho Herrero Valencia

El Valencia tie­ne asu­mi­do que vol­ve­rá a lu­char por elu­dir el des­cen­so es­ta tem­po­ra­da, co­mo ya hi­zo en la anterior, y que lo ha­rá pe­se a ser uno de los pre­su­pues­tos más al­tos de la Li­ga. Que el si- guien­te par­ti­do sea en el Sán­chez Piz­juán an­te el Se­vi­lla no me­jo­ra la per­cep­ción so­bre el fu­tu­ro a cor­to pla­zo del equi­po.

Tras em­pa­tar el do­min­go con­tra el co­lis­ta, el Gra­na­da, el pro­pio Ce­sa­re Pran­de­lli ad­mi­tió que tra­tar de elu­dir una caí­da a Se­gun­da Di­vi­sión “es la si­tua­ción real del Valencia”. Los nú­me­ros ava­lan esa tris­te reali­dad.

Sín­to­mas preo­cu­pan­tes

Por una par­te por­que el equi­po es­tá só­lo dos pun­tos por en­ci­ma de los pues­tos de des­cen­so y por otra por­que ha igua­la­do su peor arran­que en la li­ga de los tres pun­tos. Fue en la cam­pa­ña 199798, en la que tras do­ce jor­na­das, ha­bía lo­gra­do los mis­mos on­ce pun­tos que tie­ne aho­ra. Pe­ro, ade­más, el he­cho de que no se vea de­ja­dez en los ju­ga­do­res sino es­fuer­zo y vo­lun­tad, más allá de cal­mar los áni­mos, pa­re­ce ha­cer ver que la plan­ti­lla pue­de no te­ner mu­cho más que ofre­cer. En es­te sen­ti­do hay que re­cor­dar que el equi­po ha re­ci­bi­do seis de los 22 go­les que lle­va en con­tra con el tiem­po cum­pli­do o en el úl­ti­mo mi­nu­to de jue­go, tres al fi­nal de la pri­me­ra par­te y otros tres jus­to an­tes de la con­clu­sión del par­ti­do, lo que in­di­ca un pro­ble­ma de con­cen­tra­ción.

La es­pe­ran­za del cuer­po téc­ni­co es po­der re­for­zar la plan­ti­lla a par­tir de prin­ci­pios de enero al me­nos con un de­lan­te­ro cen­tro y un me­dio­cen­tro, pe­ro más con la idea de no pa­sar apu­ros que con la de lle­gar a Eu­ro­pa.

Mes­ta­lla apá­ti­co

En el en­cuen­tro an­te el Gra­na­da, el gol del em­pa­te de Na­ni lle­gó cuan­do las gra­das pa­re­cían a pun­to de con­ta­giar­se de un cán­ti­co con­tra Pe­ter Lim. El in­ver­sor se sal­vó de una bron­ca por ese tan­to y tam­bién, pien­san en la en­ti­dad, por el has­tío que exis­te en la afi­ción.

Los que es­ta­ban en la en­ti­dad an­tes de la lle­ga­da de Me­ri­ton tie­nen cla­ro que en otras épo­cas es­ta si­tua­ción ha­bría pro­vo­ca­do un ‘in­cen­dio’ so­cial. Pe­ro no des­car­tan que fi­nal­men­te aca­be pren­dien­do. Se ha li­bra­do de es­ta, pe­ro le to­ca­rá en cual­quie­ra de las si­guien­tes, au­gu­ran. Y ha­brá que ver có­mo se to­ma el in­ver­sor si lle­ga el mo­men­to en el que Mes­ta­lla le pi­de que de­je el club

FOTO: EFE

Ce­sa­re Pran­de­lli y sus ju­ga­do­res, aba­ti­dos tras el em­pa­te an­te el Gra­na­da

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.