No es Al­cá­cer, es el equi­po

De los 8 re­fuer­zos que han de­bu­ta­do des­de enero, nin­guno se ha ga­na­do la con­di­ción de ti­tu­lar. Aca­so Um­ti­ti... Es­ta­mos ha­blan­do de ca­si 200 mi­llo­nes

Mundo Deportivo (At. Madrid) - - PROGRAMACIÓN -

Aun­que se­ría del gé­ne­ro ton­to dis­cu­tir la tras­cen­den­cia de Mes­si en el jue­go del Ba­rça, los nú­me­ros desmienten que la úni­ca ex­pli­ca­ción po­si­ble al em­pa­te con­tra el Má­la­ga re­si­da en la au­sen­cia de Leo .La tem­po­ra­da pa­sa­da, el me­jor fut­bo­lis­ta del mun­do fue ba­ja en 13 par­ti­dos y el Ba­rça ga­nó 9, em­pa­tó 2 y per­dió otros 2. En es­te ejer­ci­cio, ha fal­ta­do 4 ve­ces: 2 vic­to­rias, una igua­la­da y una de­rro­ta.

En el otro ex­tre­mo, sien­do del mis­mo gé­ne­ro ton­to ne­gar la cuo­ta de res­pon­sa­bi­li­dad que le co­rres­pon­da a Al­cá­cer, tam­po­co es de re­ci­bo se­ña­lar al de­lan­te­ro cen­tro co­mo res­pon­sa­ble má­xi­mo de la in­efi­ca­cia en ata­que. Es el Ba­rça quien ya ha per­di­do 10 pun­tos en só­lo 12 jor­na­das. Lo su­ce­di­do an­te el Má­la­ga, la fal­ta de re­cur­sos colectivos en ata­que, de­be va­lo­rar­se con la pers­pec­ti­va que da la tra­yec­to­ria. El aná­li­sis no pue­de ser pun­tual sino glo­bal. De­rro­ta en ca­sa con el Ala­vés, su­fri­mien­to gran­de pa­ra ganar por lo pe­los, en ca­sa, al Gra­na­da y ma­yor agonía aún pa­ra su­pe­rar por la mí­ni­ma las salidas a Mes­ta­lla y Sán­chez Piz­juán. Preo­cu­pa la ten­den­cia, no el úl­ti­mo mar­ca­dor.

Por esa ra­zón, la cues­tión no es que jue­gue uno y no lo ha­ga otro por­que es­tá de ba­ja. O vi­ce­ver­sa. Es el con­jun­to. Na­da que no ha­ya­mos vis­to otras tem­po­ra­das en las que el Ba­rça, re­cu­pe­rán­do­se co­mo equi­po, aca­bó le­van­tan­do tí­tu­los. Pe­ro, eso sí, lo que es­ta­mos vien­do es al­go bas­tan­te se­rio co­mo pa­ra ob­viar­lo co­mo ga­je del ofi­cio. No es un día. Son va­rios in­ten­ta­do, sin éxi­to, jugar un par­ti­do com­ple­to.

Y sí, hay ex­cu­sas (co­mo la pla­ga de le­sio­nes) pe­ro es me­jor no re­fe­rir­se a ellas. Otros equi­pos, con po­co más o me­nos el mis­mo nú­me­ro de ba­jas, han sa­bi­do su­pe­rar el hán­di­cap. Por arri­ba, por ejem­plo, el Ma­drid - que tam­bién ha te­ni­do re­ple­ta la en­fer­me­ría - y por aba­jo el pro­pio Má­la­ga del sá­ba­do - con ocho au­sen­cias - , que prác­ti­ca­men­te no te­nía su­fi­cien­tes ju­ga­do­res del pri­mer equi­po pa­ra ela­bo­rar el on­ce del Camp Nou. Pe­ro los que ju­ga­ron, lo hi­cie­ron al má­xi­mo de sus posibilidades.

Luis En­ri­que, en la pri­me­ra com­pa­re­cen­cia de la tem­po­ra­da, se re­fi­rió al gru­po co­mo la me­jor plan­ti­lla que ha­bía te­ni­do a sus ór­de­nes. Y, co­mo pen­sa­mos lo mis­mo, se­ría ri­dícu­lo re­pro­char­le aho­ra esa afir­ma­ción. Lo que es­tá su­ce­dien­do, has­ta aho­ra, con­fir­ma lo que el bar­ce­lo­nis­mo de­be­ría co­no­cer a tra­vés de su his­to­ria. Te­ner la me­jor plan­ti­lla no sig­ni­fi­ca te­ner el me­jor equi­po. ¿ Y por qué no lo tie­ne ha­bien­do in­cor­po­ra­do 8 fut­bo­lis­tas des­de enero has­ta hoy y por los que se han pa­ga­do ca­si 200 mi­llo­nes?

Pues, hom­bre, ha­brá cues­tio­nes jus­ti­fi­ca­bles; des­de la fal­ta de adap­ta­ción

o des­de el pe­rio­do de apren­di­za­je del pa­pel, pe­ro tam­bién des­de la in­con­sis­ten­cia del fút­bol que nos han en­se­ña­do. Ni Aleix ,ni Ar­da

Tu­ran , ni An­dré Go­mes , ni De­nis Suá­rez ni Al­cá­cer, ni mu­chí­si­mo me­nos Dig­ne o Ci­lles­sen se han ga­na­do to­da­vía la ca­te­go­ría de ti­tu­la­res. Y al­gu­nos ya llevan tiem­po su­fi­cien­te pa­ra te­mer que no la al­can­cen nun­ca. Só­lo

Um­ti­ti es­tá, co­mo mí­ni­mo, al ni­vel que mos­tró en su anterior equi­po. El res­to, ofre­cen me­nos de lo que ofre­cían y el equi­po, inevi­ta­ble­men­te, se re­sien­te de tan­ta ca­ren­cia. Una fal­ta de re­cur­sos que se ma­ni­fes­tó el sá­ba­do de ma­ne­ra vi­si­ble, has­ta el pun­to con­ver­tir a un equi­po de fút­bol ex­qui­si­to en una ca­ta­pul­ta que lan­za­ba ba­lo­nes al área pa­ra ver si Pi­qué, que no Al­cá­cer, pi­lla­ba al­gu­na y la me­tía... Y, efec­ti­va­men­te, la pi­lló, pe­ro anu­la­ron el gol, de ma­ne­ra que el re­sul­ta­do no pu­do ta­par la evi­den­cia

FOTO: GETTY

Pa­co Al­cá­cer El de­lan­te­ro aún no se ha es­tre­na­do co­mo go­lea­dor con el Ba­rça

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.