La ra­cha de Zi­da­ne: no pue­de ser só­lo suer­te

Mundo Deportivo (At. Madrid) - - BARÇA -

El Ba­rça que sin Mes­si no pu­do con el Má­la­ga, ha­ce jus­to un año que ga­nó en el Ber­na­béu por 04. Aquel par­ti­do sir­vió, a la pos­tre, pa­ra que los de Luis En­ri­que ga­na­sen la Li­ga pe­ro, tam­bién, pa­ra que el Ma­drid le­van­ta­ra la Un­dé­ci­ma y, quien sa­be, si es­ta Li­ga que se la es­ta­mos po­nien­do a hue­vo. En el pecado me­ren­gue de esa no­che es­tu­vo su pe­ni­ten­cia. Aquel par­ti­do sig­ni­fi­có el prin­ci­pio del fin de Be­ní­tez y el nom­bra­mien­to de un Zi­da­ne que no se veía pre­pa­ra­do pa­ra ser­lo pe­ro que, co­mo era el fa­vo­ri­to de la afi­ción, no tu­vo más re­me­dio que de­cir­le que sí a Florentino. Oi­go, des­de Bar­ce­lo­na, que el Ma­drid no juega a na­da, que sa­can los par­ti­dos ade­lan­te por su pe­ga­da… Pe­ro a mi me pa­re­ce que la ra­cha de los do­ce úl­ti­mos par­ti­dos de la pa­sa­da li­ga (con 12 vic­to­rias) y ha­ber con­su­mi­do los do­ce pri­me­ros de es­ta con ce­ro de­rro­tas, de­jan­do el Ba­rça a cua­tro pun­tos y el Atlé­ti­co a nue­ve, no pue­de ser so­lo suer­te, ár­bi­tros o au­to­ges­tión de una plan­ti­lla de mu­chí­si­ma ca­li­dad. A ver si, co­mo di­je­ron, Zi­zou va ser su Guar­dio­la. No co­rra­mos tan­to. De mo­men­to, hoy se la juega en Lis­boa.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.