Ho­me­na­je sin es­tre­lla

Al­va­la­de le aplau­dió, pe­ro Cris­tiano no es­tu­vo a la al­tu­ra

Mundo Deportivo (At. Madrid) - - FÚTBOL - Je­sús Ga­lin­do

Las gra­das del Jo­sé Al­va­la­de aplau­die­ron ca­lu­ro­sa­men­te a Cris­tiano Ro­nal­do, al que guar­dan un gran ca­ri­ño pe­se a que aban­do­na­ra el club, di­rec­ción Man­ches­ter, con 17 años, al sal­tar al cam­po pa­ra ca­len­tar. Él co­rres­pon­dió sa­lu­dan­do a la que fue­ra su afi­ción.

En los pro­le­gó­me­nos se fue­ron pa­san­do imá­ge­nes de Cris­tiano Ro­nal­do en su eta­pa co­mo ni­ño en el Spor­ting de Portugal y anun­cián­do­lo co­mo el so­cio emé­ri­to 100.000 del Spor­ting. Y tam­bién se vie­ron imá­ge­nes su­yas vi­si­tan­do Al­va­la­de con el Man­ches­ter Uni­ted, con 18 años, en un par­ti­do amis­to­so. El men­sa­je “Bien­ve­ni­do a ca­sa, Ro­nal­do” se leía en el mar­ca­dor des­de dos ho­ras an­tes del ini­cio del en­cuen­tro. Y al sal­tar los equi­pos al cam­po por los al­ta­vo­ces die­ron de nue­vo la bien­ve­ni­da al hi­jo pró­di­go y se re­pi­tió la ova­ción.

Y has­ta aquí el ho­me­na­je. En­ton­ces fue el pro­pio Cris­tiano quien qui­so ho­me­na­jear a su ex afi­ción des­apa­re­cien­do del cam­po y no com­pli­cán­do­les la vi­da. Por no de­cir que su pre­sen­cia en Al­va­la­de fue nu­la, apun­ta­mos dos dis­pa­ros sin pe­li­gro (4’ y 43’) y un ba­lón al que no lle­ga (73’). O sea, no apor­tó na­da de na­da.

Era la cuar­ta vez que Cris­tiano Ro­nal­do se en­fren­ta­ba al club en el que se for­mó de ni­ño y en las tres an­te­rio­res sí mar­có: En dos vi­si­tas con el Man­ches­ter Uni­ted y en una con el Real Ma­drid.

La Cham­pions no se le aca­ba de dar bien a Cris­tiano es­te año. De as­pi­rar al pi­chi­chi se ha que­da­do, por aho­ra con so­lo dos go­les. Y eso que lle­ga­ba eu­fó­ri­co por su ‘ha­trick’ en el der­bi del Cal­de­rón, que le ha per­mi­ti­do me­ter­se arri­ba en la ta­bla de go­lea­do­res de la Li­ga jun­to a Suá­rez y Messi, tras un ini­cio de tem­po­ra­da irre­gu­lar.

Pe­ro ayer Cris­tiano no pu­do echar la cul­pa a sus com­pa­ñe­ros, de que­jar­se que no le da­ban el ba­lón o de la­men­tar­se de ma­la suer­te. No, no pu­do ha­cer na­da de to­do es­to, por­que ape­nas in­ter­vino en el jue­go y ni si­quie­ra tu­vo op­cio­nes de re­ma­tar a puer­ta. Tras el ho­me­na­je, se au­sen­tó

El lu­so es­tu­vo prác­ti­ca­men­te de­sa­pa­re­ci­do. Dis­pa­ró só­lo dos ve­ces y mal

Cris­tiano Ro­nal­do El ex del Spor­ting fue aplau­di­do, pe­ro tu­vo muy po­ca pre­sen­cia en el Jo­sé Al­va­la­de du­ran­te to­do el par­ti­do

FO­TO: : EFE

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.