An­dré Go­mes co­men­zó a ser An­dré Go­mes

Mundo Deportivo (At. Madrid) - - BARÇA -

Cuan­do se su­po la ali­nea­ción, ob­ser­vé des­con­cier­to por la ti­tu­la­ri­dad de An­dré Go­mes. Luis En­ri­que no ha­bía he­cho otra co­sa que re­pe­tir la ali­nea­ción exac­ta del 7-0 en ca­sa -la ma­yor go­lea­da del Ba­rça en la his­to­ria de la Co­pa de Eu­ro­pa- con la ne­ce­sa­ria in­clu­sión de Mas­che­rano en lu­gar de Um­ti­ti. An­dré Go­mes em­pe­zó al­go tí­mi­do. La pre­sión le in­ti­mi­da­ba, no en­con­tra­ba la po­si­ción y per­día al­gún ba­lón con de­ma­sia­da fa­ci­li­dad. No era una ex­clu­si­va su­ya. A Ra­ki­tic, con el ADN Ba­rça ya in­cor­po­ra­do, tam­bién le pa­sa­ba. Sin em­bar­go, a me­di­da que pa­sa­ban los mi­nu­tos y tras el gol de Mes­si, An­dré fue en­con­tran­do la si­tua­ción pa­ra re­ci­bir y pa­sar pa­ra trian­gu­lar con Al­ba y Ney­mar. En el se­gun­do tiem­po, y sin ha­cer na­da es­pe­cial­men­te es­pec­ta­cu­lar, An­dré Go­mes com­ple­tó sus me­jo­res mi­nu­tos con el Ba­rça. Su­po po­ner la pau­sa cuan­do ha­cía fal­ta y en­ten­dió cuán­do te­nía que to­car y pa­sar o con­du­cir al­go más el ba­lón. A los 15 años le di­je­ron en el Por­to que no ser­vía pa­ra el fút­bol. Si al­guien du­da­ba ya que no era futbolista pa­ra el Ba­rça, ayer em­pe­zó a des­pe­jar du­das. Irá a más

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.