Fi­go, el úl­ti­mo en fi­char por el eterno ri­val sin es­ca­las

Mundo Deportivo (At. Madrid) - - BARÇA - Jor­di Ba­ta­lla

En ca­so de que Is­co de­ci­die­ra po­ner rum­bo al Camp Nou, el cen­tro­cam­pis­ta ma­la­gue­ño se­gui­ría la sen­da de otros ju­ga­do­res que han he­cho las ma­le­tas pa­ra re­for­zar al eterno ri­val. El gran ejem­plo de los úl­ti­mos años fue el fi­cha­je de Luis Fi­go por el Real Ma­drid en la tem­po­ra­da 2000/01, cuan­do el ex­tre­mo por­tu­gués de­jó plan­ta­do al club azul­gra­na, con el que ya te­nía apa­la­bra­da la re­no­va­ción, pa­ra fi­char por el con­jun­to me­ren­gue, que pa­gó los 60 mi­llo­nes de eu­ros de su cláu­su­la de res­ci­sión y pro­vo­có la ai­ra­da reac­ción de la afi­ción culé, que nun­ca per­do­nó a Fi­go su trai­ción. Otros fut­bo­lis­tas co­mo Bernd Schus­ter, Luis Mi­lla, Nan­do Muñoz o Mi­chael Lau­drup tam­bién de­ci­die­ron po­ner fin a su eta­pa en el Ba­rça y fi­char in­me­dia­ta­men­te por el Real Ma­drid, al­gu­nos con más suer- te que otros, pe­ro no so­lo hu­bo ca­sos en que los ju­ga­do­res de­ci­die­ran cam­biar el azul y gra­na por el blan- co. El ac­tual téc­ni­co bar­ce­lo­nis­ta, Luis En­ri­que, ju­gó cin­co campañas en el San­tia­go Ber­na­béu an­tes de ga­nar­se la ad­mi­ra­ción y el res­pe­to de los afi­cio­na­dos del Camp Nou, don­de co­mo ju­ga­dor fue uno de los más que­ri­dos de la plan­ti­lla, con­di­ción que si­gue con­ser­van­do es­tas tem­po­ra­das al fren­te del ban­qui­llo, don­de ha ga­na­do ca­si to­dos los tí­tu­los que ha dispu­tado. Ju­ga­do­res de la ta­lla de Mi­quel So­ler, Al­bert Ce­la­des, Ro- nal­do Na­zá- rio, Samuel Eto’o o Javier Sa­vio­la tam­bién avi­va­ron la ri­va­li- dad en­tre Ba­rça y Re- al Ma­drid de­bi­do a sus tras­pa­sos, pe­ro hi­cie­ron una es­ca­la pre­via an­tes de en­fun­dar­se la ca­mi­se­ta del ‘enemi­go’. El fi­cha­je de Is­co por el Ba­rça po­dría te­ner un im­pac­to si­mi­lar al que tu­vo en su día el de Luis En­ri­que pa­ra la hin­cha­da azul­gra­na, ya que el cen­tro­cam- pis­ta es se­gui­dor del club des­de pe­que­ño, tal y co­mo han evi­den­cia­do al­gu­nas fo­to­gra­fías to­ma­das an­tes de su lle­ga­da al Real Ma­drid, y has­ta tie­ne un pe­rro lla­ma­do ‘Mes­si’ en ho­nor al crack azul­gra­na. Is­co ha si­do muy del gus­to de la se­cre­ta- ría téc­ni­ca des­de su eta­pa en el Va­len­cia y el Má­la­ga y aho­ra po­drían apro­ve- char que su si­tua­ción con­trac­tual no es­tá de­fi­ni­da pa­ra in­cor­po­rar­lo y re­for­zar el cen­tro del cam­po, ade­más de dar un gol­pe de efec­to en la re­la­ción en­tre Ba­rça y Real Ma­drid

FO­TO: PEP MO­RA­TA

Is­co en­ca­ja en el Ba­rça por sus ca­rac­te­rís­ti­cas téc­ni­cas y en el Real Ma­drid, aun­que aho­ra es­tá ju­gan­do, no aca­ba de te­ner la re­gu­la­ri­dad desea­da

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.