Jus­ti­cia pa­ra Eu­se­bio

Mundo Deportivo (At. Madrid) - - BARÇA - Oriol DOMÈNECH @oriol­do­me­nech

CAMP NOU

Luis En­ri­que y Eu­se­bio Sa­cris­tán com­par­ten el ho­nor de ha­ber fir­ma­do la me­jor campaña del Ba­rça B, una ter­ce­ra pla­za en la ca­te­go­ría de pla­ta, el as­tu­riano en la tem­po­ra­da 2010/11 y el pu­ce­lano en la 2013/14. Luis En­ri­que de­ci­dió ce­rrar su eta­pa en el fi­lial y tras pa­sar por la Ro­ma y el Cel­ta, aho­ra di­ri­ge el pri­mer equi­po azul­gra­na. Eu­se­bio la pro­lon­gó, pe­ro po­cos me­ses des­pués, tras la des­ti­tu­ción de An­do­ni Zu­bi­za­rre­ta, fue ce­sa­do.

La re­le­van­cia de la mar­cha de Eu­se­bio fue mí­ni­ma. No de­ja­ba de ser el en­tre­na­dor del fi­lial en un club muy fo­ca­li­za­do en el Camp Nou. Pe­ro no por ello de­ja de ser una de las de­ci­sio­nes más in­jus­tas e in­com­pren­si­bles de la his­to­ria del Ba­rça. ‘Use’ no de­bió sa­lir nun­ca por la puer­ta de atrás fun­da­men­tal­men­te por­que los re­sul­ta­dos no re­que­rían nin­gún cam­bio (el equi­po no se en­con­tra­ba en pues­tos de des­cen­so), pe­ro en­tre otras ra­zo­nes por­que sus nú­me­ros en sus tres pri­me­ros años en el ban­qui­llo del ‘B’ y su de­ci­si­va apor­ta­ción al im­bo­rra­ble Dream Team me­re­cían un res­pe­to mu­cho ma­yor. Y por­que, Eu­se­bio al mar­gen, echan­do al téc­ni­co de un fi­lial se en­vía un men­sa­je erró­neo a los can­te­ra­nos: se les exi­me de re­spon­sa­bi­li­dad pre­ci­sa­men­te en una eta­pa de su ca­rre­ra en que de­ben apren­der a asu­mir­la.

Afor­tu­na­da­men­te, en el fút­bol, co­mo en la vi­da, el tiem­po da y qui­ta ra­zo­nes. Y sin le­van­tar nun­ca la voz pe­se a que el do­lor iba por den­tro, Eu­se­bio ha ter­mi­na­do reivin­di­cán­do­se en el cés­ped y de­mos­tran­do su ca­pa­ci­dad pa­ra as­pi­rar, co­mo mí­ni­mo, a en­tre­nar un día al FC Barcelona. La pa­sa­da campaña, ate­rri­zó en Anoe­ta pa­ra sus­ti­tuir a Da­vid Mo­yes, re­su­ci­tó a la Real So­cie­dad y aca­bó la Liga en una me­ri­to­ria no­ve­na po­si­ción. En la ac­tual, lo es­tá bor­dan­do, en fút­bol y cla­si­fi­ca­ción, y tras en­ca­de­nar cua­tro vic­to­rias an­te Ala­vés (3-0), Le­ga­nés (0-2), Atlé­ti­co (2-0) y Spor­ting (1-3) com­par­te la cuar­ta pla­za de la Liga con el Vi­lla­rreal.

Con una de­fen­sa se­gu­ra (13 go­les en­ca­ja­dos, los mis­mos que el Ba­rça) li­de­ra­da por Íñi­go Mar­tí­nez, uno de los cen­tra­les pre­fe­ri­dos del inol­vi­da­ble Ti­to Vi­la­no­va; un ata­que pla­ga­do de ta­len­to y pe­ga­da, con Xa­bi Prie­to, Oyar­za­bal, Wi­llian Jo­sé y Ve­la; y la apues­ta ta­len­to­sa y va­lien­te de Eu­se­bio, la Real So­cie­dad se ha con­ver­ti­do en uno de los equi­pos más atrac­ti­vos de la Liga.

El due­lo de ma­ña­na es un exa­men pa­ra los dos equi­pos. El Ba­rça me­di­rá la sol­ven­cia de la Real So­cie­dad. Y la Real So­cie­dad, las op­cio­nes reales en la Liga del Ba­rça, que es­tá a cua­tro pun­tos del Real Ma­drid. Es pron­to, afron­tar el Clá­si­co con seis o sie­te pun­tos de des­ven­ta­ja res­pec­to al equi­po blan­co se­ría un ries­go ele­va­dí­si­mo

Tras su ce­se in­com­pren­si­ble en el Ba­rça B, se es­tá reivin­di­can­do en la Real So­cie­dad

FO­TO: GETTY IMAGES

Eu­se­bio es­tá fir­man­do una gran tem­po­ra­da en la Real So­cie­dad, quin­ta en la ta­bla tras cua­tro vic­to­rias con­se­cu­ti­vas

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.