Sus­to de Ney­mar an­tes de Anoe­ta

Mundo Deportivo (At. Madrid) - - BARÇA - Jor­di Ba­ta­lla Bar­ce­lo­na

Ney­mar tu­vo un per­can­ce an­tes de su­mar­se a la con­cen­tra­ción azul­gra­na pa­ra el par­ti­do de ayer an­te la Real So­cie­dad en Anoe­ta. El de­lan­te­ro se di­ri­gía de bue­na ma­ña­na ha­cia la Ciu­tat Es­por­ti­va Joan Gam­per pa­ra su­mar­se al res­to de sus com­pa­ñe­ros y po­ner rum­bo ha­cia el ae­ro­puer­to pa­ra via­jar a San Se­bas­tián cuan­do tu­vo un ac­ci­den­te a bor­do de su Fe­rra­ri 458 Spi­der. TV3 pu­do cap­tar el ac­ci­den­ta­do co­che del crack.

El ac­ci­den­te tu­vo lu­gar en la sa­li­da de la au­to­pis­ta, a es­ca­sos me­tros de su des­tino, cuan­do el de­lan­te­ro per­dió el con­trol de su vehícu­lo de­por­ti­vo de­bi­do a que el as­fal­to es­ta­ba mo­ja­do e im­pac­tó con las va­llas de pro­tec­ción, que­dan­do el co­che en con­tra di­rec­ción a la vía. Ney­mar su­frió con­tu­sio­nes le­ves a raíz del cho­que con­tra las pro­tec­cio­nes, pe­ro que no le im­pi­die­ron ser ti­tu­lar con­tra los ‘txu­ri ur­din’.

Vis­to que ese in­ci­den­te le im­pe­di­ría lle­gar a tiem­po a la Ciu­tat Es­por­ti­va, el bra­si­le­ño lla­mó al club ex­pli­cán­do­les lo su­ce­di­do e in­me­dia­ta­men­te fue­ron en su bús­que­da pa­ra que no per­die­ra el vue­lo y pe­li­gra­ra su con­cur­so en Anoe­ta. Pe­pe Cos­ta, per­so­na que ejer­ce de ne­xo en­tre la plan­ti­lla y la en­ti­dad, se que­dó vi­gi­lan­do el Fe­rra­ri de Ney­mar jun­to a los Mos­sos d’Es­qua­dra, que de­li­mi­ta­ron la zo­na del ac­ci­den­te pa­ra que no hu­bie­ra más per­can­ces. Cos­ta reali­zó to­do el pa­pe­leo pre­vio pa­ra que la grúa pu­die­ra re­ti­rar el co­che, que que­dó es­ta­cio­na­do en el ar­cén.

A su lle­ga­da, Ney­mar co­mu­ni­có a sus com­pa­ñe­ros el ac­ci­den­te y, vis­to que no ha­bía su­fri­do nin­gu­na le­sión im­por­tan­te, al­gu­nos in­clu­so bro­mea­ron con él y su ha­bi­li­dad pa­ra el pi­lo­ta­je. Con el ob­je­ti­vo de cal­mar los áni­mos tras la im­pac­tan­te no­ti­cia, el pro­pio club tam­bién col­gó una fo­to­gra­fía de Ney­mar en el ae­ro­puer­to po­nien­do rum­bo a San Se­bas­tián.

Ya en Do­nos­tia, Ney sa­lió del au­to­bús acom­pa­ña­do del doc­tor del pri­mer equi­po, Ri­card Pru­na, al que le tras­la­dó que es­ta­ba en óp­ti­mas con­di­cio­nes pa­ra ju­gar y que en ca­so de que apa­re­cie­ra al­gu­na do­len­cia se lo ha­ría sa­ber pa­ra po­der tra­tar­lo con ra­pi­dez. El mé­di­co y los téc­ni­cos tes­ta­ron su es­ta­do tras la sies­ta y de nue­vo com­pro­ba­ron que es­ta­ba bien.

Fue un ca­pri­cho de in­fan­cia

Ney­mar se com­pró el Fe­rra­ri 458 Spi­der el año pa­sa­do y lo hi­zo pa­ra cum­plir uno de los sue­ños de cuan­do era un ni­ño: te­ner un co­che de ‘Il Ca­va­llino Ram­pan­te’. Así lo des­ve­ló en su cuen­ta de Ins­ta­gram, sen­ten­cian­do que lo ha­bía con­se­gui­do fru­to del tra­ba­jo du­ro a lo lar­go de su ca­rre­ra

FO­TO: TV3

En con­tra di­rec­ción Así que­dó el Fe­rra­ri 458 Spi­der de Ney­mar des­pués de su ac­ci­den­te a es­ca­sos me­tros de la Ciu­tat Es­por­ti­va

FO­TO: PERE PUNTÍ

Ney­mar char­ló con el Dr. Pru­na

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.