Clásico humean­te

Mundo Deportivo (At. Madrid) - - BARÇA - Jo­sep M. Ar­tells

EL BA­RÇA EN­CA­RA EL CLÁSICO su­mi­do en una humean­te fo­ga­ta pu­ri­fi­ca­do­ra, pe­ro el Real Madrid no lo ha­ce en me­jo­res con­di­cio­nes. Los 31 par­ti­dos in­vic­tos del equi­po de Zi­da­ne son el pa­ra­pe­to para co­ger el ata­jo y no ofre­cer ex­pli­ca­cio­nes acer­ca de su jue­go des­ga­na­do y plano. La ro­tun­di­dad y la sim­pli­ci­dad con que Luis En­ri­que ex­pli­có en Anoe­ta que se ha­bía to­ca­do fon­do y el ho­nes­to asen­ti­mien­to sin ex­cu­sas del des­hon­ro­so em­pa­te, ha de­ja­do sin mu­ni­ción al eterno ri­val, sil­ba­do por el Ber­na­béu pe­ro lí­der por te­ner bue­nos re­cur­sos. En Bar­ce­lo­na ha ar­di­do to­do el ma­te­rial in­fla­ma­ble po­si­ble. Los fus­ti­ga­do­res han re­cu­pe­ra­do la trá­gi­ca des­com­po­si­ción del equi­po de Rij­kaard ;a Luis En­ri­que se le re­ta a cam­biar al Tri­den­te, co­mo si los hu­bie­ra me­jo­res en el ban­qui­llo; y al­gu­na ter­tu­lia culé se ha avan­za­do al apo­ca­lip­sis dan­do por ca­la­mi­to­sa la si­tua­ción y por per­di­do el Clásico y la Li­ga a 3 de di­ciem­bre. Eso sí es un Clásico, eti­que­ta ne­gra.

EL DIAG­NÓS­TI­CO DEL BA­RÇA está he­cho. Lo de­nun­ció dra­má­ti­ca­men­te Pi­qué a pie de cés­ped pe­ro el en­tre­na­dor le co­rri­gió de­bi­da­men­te. Sin ac­ti­tud, ni li­de­raz­go, ni fút­bol, no hay éxi­tos. El de­ses­pe­ro de Luis En­ri­que y la ma­ne­ra con que se en­ros­có en el si­llón del ban­qui­llo re­ve­ló el fe­no­me­nal blo­queo que es­ta­ba con­tem­plan­do. El ves­tua­rio re­bo­bi­nó ayer el th­ri­ller de Do­nos­ti pe­ro ca­da uno, los do­ce que sa­lie­ron, se sa­ben de me­mo­ria la so­lu­ción. Un equi­po que ha ga­na­do ocho de los diez tí­tu­los po­si­bles con Lu­cho no es un gru­po que ba­je los bra­zos fá­cil­men­te. Ya se ve­rá.

EL TRI­DEN­TE NE­CE­SI­TA TAN­TO de la so­li­dez del equi­po, co­mo és­te su sa­cri­fi­cio y su po­ten­cial go­lea­dor. Y en me­dio está la bús­que­da de la evo­lu­ción más per­fec­ta y efec­tis­ta en la for­ma de ju­gar del Ba­rça, abier­ta a to­das las op­cio­nes pe­ro siem­pre ba­jo un cier­to con­trol. En Madrid se ha­bla de la vuel­ta de Ca­se­mi­ro para po­ner el or­den de­fen­si­vo de siem­pre. En Can Ba­rça, que vuel­ve Inies­ta. El Ba­rça nun­ca ca­yó tan ba­jo, so­lo que­da as­cen­der

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.