Bron­ca en Anoe­ta y cum­bre en Bar­ce­lo­na

Luis En­ri­que apre­tó a sus hom­bres en el des­can­so del par­ti­do con­tra la Real y ayer en la Ciu­tat Es­por­ti­va ana­li­zó con ellos las cau­sas del mal jue­go

Mundo Deportivo (At. Madrid) - - BARÇA - S. So­lé/F. Po­lo Bar­ce­lo­na

Luis En­ri­que ha­bló cla­ro en la sa­la de pren­sa de Anoe­ta a la ho­ra de ana­li­zar el pé­si­mo par­ti­do del Ba­rça. El téc­ni­co azul­gra­na fue cla­ro: “He­mos he­cho un par­ti­do desas­tro­so sin ba­lón. No me­re­cía­mos ni em­pa­tar, no me­re­cía­mos na­da. El par­ti­do se de­ci­de en ca­da due­lo y no he­mos ga­na­do nin­guno”, ase­gu­ró. Y aña­dió: “No he­mos da­do ni cin­co pa­ses se­gui­dos. Ni de le­jos he­mos es­ta­do al ni­vel ne­ce­sa­rio para po­ner en apu­ros a la Real So­cie­dad, que ha he­cho un par­ti­do ma­ra­vi­llo­so. Al fi­nal pu­di­mos ga­nar pe­ro ha­bría si­do muy in­jus­to”.

Pe­ro si Luis En­ri­que fue cla­ro y con­tun­den­te al ha­blar an­te los me­dios de co­mu­ni­ca­ción so­bre la ma­la ac­tua­ción de sus hom­bres, tam­bién lo fue en el des­can­so del par­ti­do de Donostia. Y es que la char­la en el ves­tua­rio de Anoe­ta en el in­ter­me­dio del par­ti­do fue ca­lien­te. El téc­ni­co qui­so ha­cer reac­cio­nar a sus fut­bo­lis­tas y no se cor­tó. A voz en gri­to les cen­su­ró su flo­ja ac­ti­tud de la primera par­te y su es­ca­sa intensidad a la ho­ra de dispu­tar el ba­lón. “Ju­gan­do así no le po­de­mos ga­nar a na­die”, fue su men­sa­je.

Luis En­ri­que ha­bía aca­ba­do muy ca­lien­te la primera par­te. En el ban­qui­llo se le vio pri­me­ro preo­cu­pa­do y lue­go en­fa­da­do por el ‘me­neo’ que es­ta­ba re­ci­bien­do su equi­po y por la in­fe­rio­ri­dad que de­mos­tra­ron la ma­yo­ría de sus hom­bres a la ho­ra de dispu­tar el ba­lón con los de la Real So­cie­dad. Prue­ba de que lo veía ne­gro fue que de­ci­die­se cam­biar a un ‘pe­so pe­sa­do’ co­mo Ra­ki­tic en el des­can­so. Y es que el croa­ta fue en Anoe­ta el cla­ro ex­po­nen­te de los pe­ca­dos de­tec­ta­dos por Luis En­ri­que: desa­cer­ta­do tan­to en la pre­sión co­mo con el ba­lón en los pies.

Tras el ca­breo de Luis En­ri­que en Anoe­ta, la Ciu­tat Es­por­ti­va de Sant Joan Des­pí fue tes­ti­go ayer por la ma­ña­na de una cum­bre pa- ra ana­li­zar lo ocu­rri­do an­te la Real So­cie­dad el do­min­go. An­tes del en­tre­na­mien­to ma­ti­nal, los jugadores y téc­ni­cos del Ba­rça se en­ce­rra­ron du­ran­te 20 mi­nu­tos ya en frío pe­ro sin ob­viar los múl­ti­ples erro­res co­me­ti­dos con­tra el equi­po de Eu­se­bio. Las ca­ras lar­gas pre­si­die­ron la reunión de Luis En­ri­que con sus pu­pi­los, to­tal­men­te cons­cien­tes de su mal par­ti­do. El en­tre­na­dor in­ci­dió en que fal­tó intensidad. De­bi­do a que el en­tre­na­mien­to pos­te­rior fue de re­cu­pe­ra­ción sin la pre­sen­cia de Pi­qué, Al­ba y Mes­si, no se dio el es­ce­na­rio para em­pe­zar a en­men­dar en el cam­po los fa­llos de Donostia

Luis En­ri­que, en Anoe­ta Hu­bo bron­ca en el des­can­so tras una primera par­te muy flo­ja. Y ayer hu­bo cum­bre en el ves­tua­rio para ana­li­zar lo su­ce­di­do en San Se­bas­tián

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.