El hé­roe de Argentina que no ti­ró la toa­lla

Mundo Deportivo (At. Madrid) - - POLIDEPORTIVO - Be­go­ña Vi­lla­rru­bia Bar­ce­lo­na

“Uno está so­lo en el gim­na­sio, sin na­die. A ve­ces di­lu­via, las ga­nas de re­cu­pe­rar­se son muy po­cas, las de sa­lir de la ca­ma son muy po­cas y no te­ner a na­die que te acom­pa­ñe ha­ce mu­cho mas di­fí­cil to­do, pe­ro el or­gu­llo y el amor pro­pio es mu­cho más fuer­te”. Las pa­la­bras las pro­nun­cia­ba me­ses atrás Juan Martín del Po­tro en pleno cal­va­rio de le­sio­nes. El te­nis­ta ar­gen­tino ha pa­sa­do dos años para ol­vi­dar, con tres ope­ra­cio­nes en la mu­ñe­ca iz­quier­da y vien­do el ho­ri­zon­te de su re­gre­so al te­nis muy le­jos. “Mi úni­co ob­je­ti­vo era ju­gar al te­nis sin do­lor y sin im­por­tar el re­sul­ta­do”, ex­pli­ca­ba ayer a la pren­sa.

Pe­ro la vi­da deDel Po­tro ha da­do un gi­ro ra­di­cal. Ha pa­sa­do de ser un de­por­tis­ta que lu­cha ca­da día para no ren­dir­se a ser el nue­vo hé­roe de Argentina. “Muy po­cas per­so­nas sa­ben el es­fuer­zo que hi­ce para no ba­jar los bra­zos. Por to­do ello, va a ir bien guar­da­da es­ta Co­pa”, ex­cla­ma­da eu­fó­ri­co tras le­van­tar la ‘en­sa­la­de­ra’ en el cen­tro de la pis­ta del Za­greb Are­na.

Del Po­tro le­van­tó la ré­pli­ca del gi­gan­te tro­feo y el pú­bli­co ar­gen­tino es­ta­lló de jú­bi­lo, en­tre ellos Diego Ma­ra­do­na, quien si­guió la fi­nal de la Co­pa Davis an­te Croa­cia des­de la gra­da: “Hoy Del Po­tro en­tró en los co­ra­zo­nes de los ar­gen­ti­nos, no les que­pa la me­nor du­da. Es­to era una cal­de­ra y Del Po­tro la apa­gó con dos hue­vos gran­des co­mo la pie­dra de Tan­dil”, ex­pli­ca­ba des­pués el ‘Pe­lu­sa’ en su Fa­ce­book.

La his­to­ria de Del Po­tro es real­men­te con­mo­ve­do­ra. Ga­nó el US Open en 2009 y se si­tuó po­cos me­ses des­pués co­mo nú­me­ro 4 del mun­do. Pe­ro las le­sio­nes em­pe­za­ron a ma­cha­car­lo. Nun­ca per­dió la fe, su­peró sus pro­pios te­mo­res y fan­tas­mas y re­gre­só a lo gran­de en un año 2016 im­pre­sio­nan­te, en que ha ga­na­do a las me­jo­res ra­que­tas del mun­do -Mu­rray, Djo­ko­vic, Na­dal y Sta­nis­las Waw­rin­ka-, se ha col­ga­do la pla­ta en los Jue­gos de Río, ha con­quis­ta­do en Es­to­col­mo su pri­mer tí­tu­lo en ca­si tres años y ha pues­to la guin­da a su tem­po­ra­da con la an­sia­da Davis, un tro­feo que ja­más ha­bía ga­na­do Argentina pe­se a su tra­di­ción te­nís­ti­ca.

Del Po­tro no pu­do re­pri­mir las lá­gri­mas tras su par­ti­da­zo an­te Ma­rin Ci­lic, nº 6 del mun­do, al que lo­gró re­mon­tar

dos sets tras ca­si cin­co ho­ras de jue­go. Nun­ca an­tes lo ha­bía lo­gra­do en su ca­rre­ra. Fue en­ton­ces cuan­do en rue­da de pren­sa des­ve­ló que lo ha­bía pa­sa­do tan mal que in­clu­so pen­só en aban­do­nar el te­nis con só­lo 27 años. “Doy gra­cias a los que no me de­ja­ron re­ti­rar. Es­tu­ve muy cer­ca de no ju­gar más y aquí es­toy”. “Su co­ra­zón es enor­me, so­bre to­do cuan­do re­pre­sen­ta a su país”, in­di­ca­ba el ca­pi­tán, Da­niel Or­sa­nic.

Argentina se des­per­tó con re­sa­ca de campeón. El país ga­nó, 93 años des­pués, la an­sia­da Davis. Y aho­ra es­pe­ra ce­le­brar­lo con Del Po­tro y el equi­po por to­do lo al­to

FO­TO: AP

Del Po­tro es­ta­lla de ale­gría El te­nis­ta li­de­ró la con­quis­ta de la Co­pa Davis para Argentina por primera vez en la his­to­ria de es­te país

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.