“SO­LO ME FAL­TA VER UN REAL MADRID-BA­RÇA EN DI­REC­TO”

Mundo Deportivo (At. Madrid) - - POLIDEPORTIVO - Héctor Prat

Lle­gó a los Cubs cuan­do es­tos lle­va­ban que­dan­do úl­ti­mos cin­co años en su di­vi­sión. En 2015 to­do em­pe­zó a cam­biar y aho­ra se han pro­cla­ma­do cam­peo­nes del mun­do de béis­bol. Po­cos jugadores han si­do tan de­ci­si­vos co­mo el cat­cher ve­ne­zo­lano de Chica­go Cubs Mi­guel Montero, dos ve­ces All Star y campeón de las World Se­ries.

Mi­guel, ¿có­mo se sien­te aho­ra que ha pa­sa­do to­do? Bien, aho­ra ya en ca­sa, en Ari­zo­na tra­tan­do de re­la­jar­me. Ha­cía mu­cho tiem­po que no es­ta­ba aquí y ten­go mu­chas co­sas atra­sa­das por ha­cer. Por fin lle­ga la vi­da nor­mal. Ha­blan­do de afi­ción, ¿có­mo se res­pi­ra el tí­tu­lo en Chica­go? Ha si­do una lo­cu­ra. Me ima­gino que es co­mo cuan­do allí gana el Ba­rça. La celebración ha atraí­do a más de cin­co mi­llo­nes de fans, una de las que ha con­gre­ga­do a más gen­te en la his­to­ria, la sép­ti­ma del mun­do. Un sue­ño he­cho reali­dad. Han si­do de­ma­sia­dos años de es­pe­ra, mu­chas mal­di­cio­nes co­mo la de la ca­bra... ¿De­ma­sia­da su­pers­ti­ción ro­dean­do al equi­po? Sí, de­ma­sia­da. La gen­te es­ta­ba ex­ce­si­va­men­te preo­cu­pa­da por la ca­bra y por to­das es­tas his­to­rias. El equi­po se ol­vi­dó de es­tas co­sas, nos en­fo­ca­mos en ju­gar y los re­sul­ta­dos ya se han vis­to. ¿Cuá­les son los fac­to­res del cam­bio que les han he­cho un equi­po ga­na­dor? Un fac­tor im­por­tan­te ha si­do el pit­cheo. Siem­pre he­mos te­ni­do buen pit­cheo, pe­ro es­te año lo he­mos for­ta­le­ci­do con John Lac­key. Tam­bién ha si­do im­por­tan­te la in­clu­sión de Hey­ward, una pie­za im­por­tan­te para el equi­po. Qui­zá no ha lle­ga­do al ni­vel ofen­si­vo que to­do el mun­do es­pe­ra­ba, pe­ro ha es­ta­do muy bien en el de­fen­si­vo y su ac­ti­tud ha si­do im­pe­ca­ble, un lí­der que nos ha ayu­da­do a to­dos a me­jo­rar. Los jugadores jó­ve­nes que de­bu­ta­ron el año pa­sa­do ya sa­bían en su se­gun­da tem­po­ra­da lo que era lle­gar le­jos en unos pla­yoffs, a pe­sar de que la cam­pa­ña pa­sa­da nos que­da­mos a me­dio ca­mino. Sien­do jó­ve­nes co­mo eran cre­cie­ron muy rá­pi­do. ¿Có­mo ex­pli­ca los 108 años del equi­po sin un tí­tu­lo? Ni idea. Cuan­do ju­ga­ba con­tra los Cubs siem­pre de­cía­mos que igual lle­ga­ban can­sa­dos en agos­to por ju­gar tan­tos jue­gos de día. Pe­ro una vez em­pe­cé a ju­gar con ellos me acos­tum­bré, has­ta se me ha­cían abu­rri­dos los par­ti­dos por la no­che. En los par­ti­dos de no­che pa­sas to­do el día en el es­ta­dio pre­pa­rán­do­te, mien­tras que los de ma­ña­na lle­gas al es­ta­dio a las 9 o 10 de la ma­ña­na y a las 16 ya es­tás en tu ca­sa con tu fa­mi­lia y te acues­tas tem­prano. ¿Está de acuer­do con que en EE.UU. se lla­men las se­ries mun­dia­les? No es co­mo el fút­bol. El fút­bol tie­ne ni­ve­les gran­des en Es­pa­ña, Ale­ma­nia, Inglaterra o Ita­lia, y só­lo en Eu­ro­pa. En el béis­bol, en cam­bio, el ni­vel más al­to está en Es­ta­dos Uni­dos. En Ja­pón tie­nen ni­vel, pe­ro no tan­to. Le lla­man se­rie mun­dial por­que an­ti­gua­men­te só­lo se ju­ga­ba a béis­bol en Es­ta­dos Uni­dos y en par­te de La­ti­noa­mé­ri­ca. Aho­ra el béis­bol está cre­cien­do po­co a po­co en Ita­lia, Ho­lan­da, Ale­ma­nia, pe­ro no es un de­por­te que la gen­te si­ga. ¿Die­ron la se­rie mun­dial por te­le­vi­sión en Es­pa­ña? Lo da­ban en ca­na­les de pa­go, y en MD lo re­trans­mi­ti­mos en di­rec­to. Es­tán vi­nien­do mu­chos ve­ne­zo­la­nos a vues­tro país. És­te pue­de ser uno de los fac­to­res que pue­de ha­cer cre­cer el de­por­te en Es­pa­ña, pe­ro tar­da­rá tiem­po en que el béis­bol sea un de­por­te más co­no­ci­do. Por eso la Ma­jor Lea­gue Ba­se­ball está in­ten­tan­do ha­cer par­ti­dos a ni­vel mun­dial, aho­ra está pen­san­do en ha­cer jue­gos en Eu­ro­pa. Se ha­bla­ba de una se­rie de tres en Lon­dres. Sí, pe­ro cos­ta­rá mu­cho. Aquí man­da de­ma­sia­do el fút­bol. La fi­nal del eu­ro­peo ab­so­lu­to en la que Es­pa­ña ob­tu­vo la pla­ta no tu­vo re­per­cu­sión en los me­dios. Una pe­na. Va a ser muy di­fí­cil que el béis­bol lle­gue a ser muy gran­de en paí­ses don­de aho­ra no lo es. Ba­teó un sin­gle y subió el 8-6 en el mar­ca­dor. ¿La sen­sa­ción al pi­sar primera fue so­lo de ale­gría o hu­bo al­go de ra­bia? Fue al­go mix­to. Ale­gría por­que ayu­dé al equi­po a ga­nar, pe­ro ra­bia por­que sé que po­dría ha­ber ayu­da­do mu­cho más de lo que me ha­bían de­ja­do du­ran­te la tem­po­ra­da. Pe­ro bueno, así es es­te de­por­te. Afor­tu­na­da­men­te me to­có ba­tear en un turno im­por­tan­te en las se­ries mun­dia­les. Suer­te de es­te turno al ba­te, pues no ha si­do una tem­po­ra­da fá­cil. Sí, no tan so­lo ha si­do el turno al ba­te. Ha si­do el po­der cat­chear, no lo ha­bía he­cho en to­das las se­ries. Uno de los fac­to­res por los que me tra­je­ron a los Cubs es mi ca­pa­ci­dad para ma­ne­jar a los lan­za­do­res. No po­der de­mos­trar­lo en las se­ries fue amar­go, una si­tua­ción muy in­có­mo­da. Pe­ro bueno, ya he­mos ga­na­do, ya pa­só y aho­ra to­ca mi­rar ha­cia

el fu­tu­ro. Ha si­do dos ve­ces All-Star, ha ga­na­do un tí­tu­lo mun­dial. ¿Qué le que­da por con­se­guir? Ver en un par­ti­do en­tre el Real Madrid y el F.C. Bar­ce­lo­na en el cam­po. ¿Quién ha si­do su prin­ci­pal apo­yo en el du­gout en los días de ba­jón? Henry Blan­co. Es una de las per­so­nas que más me ha apo­ya­do en to­dos los sen­ti­dos, me ha da­do mu­cha mo­ral ¿Cree que ten­drá más mi­nu­tos la pró­xi­ma tem­po­ra­da? En reali­dad me da igual. Me que­dan un par de años co­mo ju­ga­dor y lue­go a es­tar con la fa­mi­lia. No quie­ro des­gas­tar mi men­te y lo po­co que me que­da de fí­si­co para com­pla­cer a na­die. Me gus­ta ha­cer las co­sas bien para com­pla­cer­me a mí mis­mo. No pue­do ha­cer feliz a to­do el mun­do

FO­TO: AP

Mi­guel Montero du­ran­te la dé­ci­ma en­tra­da del sép­ti­mo par­ti­do de las World Se­ries de la Ma­jor Lea­gue de Béis­bol

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.