Pi­qué, nue­vo pre­si­den­te en fun­cio­nes del Ba­rça

Mundo Deportivo (At. Madrid) - - BARÇA -

Ge­rard Pi­qué, pa­ra suer­te de los cu­lés, vuel­ve a es­tar don­de que­ría: en­tre los me­jo­res cen­tra­les del mun­do. Igual que es­ta se­ma­na ha re­ci­bi­do el premio al me­jor fut­bo­lis­ta ca­ta­lán, se­ría jus­to que es­tu­vie­ra en el on­ce de ga­la de la FIFA. Pi­qué tie­ne el pú­bli­co del Camp Nou en el bol­si­llo por su tra­yec­to­ria y su ren­di­mien­to. Ade­más tie­ne ca­ris­ma, es de la ca­sa, no da pun­ta­da sin hi­lo y ha si­do -y es­per­se­gui­do por la ca­ver­na me­ren­gue. Ya pu­bli­qué ha­ce años que yo le vo­ta­ría de pre­si­den­te mu­cho an­tes de que él pu­bli­ci­ta­se sus in­ten­cio­nes de fu­tu­ro. Pe­ro no hay que con­fun­dir la ve­lo­ci­dad con el to­cino. Ya le es­co­ge­re­mos cuan­do to­que. Por aho­ra, ni sus com­pa­ñe­ros no le han vo­ta­do co­mo ca­pi­tán. No me gus­ta que, en ca­lien­te, di­ga si te­ne­mos que fi­char ju­ga­do­res o si nos ha fal­ta­do ac­ti­tud. Tam­po­co sé a qué vie­ne la me­da­lla que le col­gó Bar­to­meu con lo de Ra­ku­ten, ni que le in­vi­ta­sen con su mu­jer al Via Ve­ne­to pa­ra fes­te­jar el Ra­ku­ta­zo. En el club con­ven­dría que ca­da uno es­tu­vie­ra en su pa­pel. Y la cul­pa no es de Pi­qué, sino de quién le da ga­lo­nes de pre­si­den­te en fun­cio­nes

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.