El ni­ño de 10 años que ayu­dó a res­ca­tar a Rus­chel

El hé­roe ines­pe­ra­do del trá­gi­co ac­ci­den­te de Co­lom­bia

Mundo Deportivo (At. Madrid) - - FÚTBOL -

Un ni­ño de 10 años guió al equi­po de res­ca­te en la zo­na don­de se ac­ci­den­tó el avión que trans­por­ta­ba al Cha­pe­co­en­se, coor­di­nan­do exi­to­sa­men­te la eva­cua­ción de uno de los su­per­vi­vien­tes, el ju­ga­dor bra­si­le­ño Alan Rus­chel. Así lo re­la­ta Sergio Ma­ru­lan­da, uno de los lu­ga­re­ños coope­ran­tes: “Cuan­do es­tá­ba­mos apar­can­do las ca­mio­ne­tas lle­gó un ni­ño y nos di­jo que a unos he­ri­dos los es­ta­ban sa­can­do por otro la­do”.

El avión en el que via­ja­ban los ju­ga­do­res del Cha­pe­co­en­se se es­tre­lló en un te­rreno agres­te co­no­ci­do co­mo Ce­rro El Gor­do a po­cos ki­ló­me­tros del mu­ni­ci­pio de La Ce­ja (Co­lom­bia). De he­cho, si el ac­ci­den­te hu­bie­ra ocu­rri­do 60 se­gun­dos más tar­de, el avión hu­bie­ra im­pac­ta­do de pleno con las vi­vien­das co­lin­dan­tes de la lo­ca­li­dad y la tra­ge­dia hu­bie­ra si­do mu­cho ma­yor.

Ade­más del ni­ño de 10 años, el her­mano del mé­di­co de la re­gión, Sergio Ma­ru­lan­da, y sus ami­gos se con­vir­tie­ron en hé­roes al pre­sen­tar­se vo­lun­ta­ria­men­te con sus co­ches en la zo­na en la que se ac­ci­den­tó el avión. Las ta­reas de res­ca­te em­pe­za­ron dos ho­ras des­pués de la co­li­sión del Avro Re­gio­nal RJ85, de la ae­ro­lí­nea.

“Suba al ni­ño en la ca­mio­ne­ta”

“Un po­li­cía me di­jo: ‘us­ted es el pri­me­ro en lle­gar, suba al ni­ño en la ca­mio­ne­ta y va­ya a re­co­ger los he­ri­dos’”, re­cuer­da Ma­ru­lan­da, oriun­do de La Unión e hin­cha de Atlé­ti­co Na­cio­nal.

Una es­ce­na “im­pac­tan­te”

De las 77 per­so­nas que via­ja­ban en el avión. 71 mu­rie­ron y 6 han so­bre­vi­vi­do: 3 ju­ga­do­res, una aza­fa­ta, un téc­ni­co y un pe­rio­dis­ta. El por­te­ro Marcos Da­ni­lo tam­bién fue res­ca­ta­do con vi­da pe­ro la­men­ta­ble­men­te los mé­di­cos no pu­die­ron ha­cer na­da por ayu­dar­le. En me­dio de la “im­pac­tan­te” es­ce­na, com­pues­ta por un avión to­tal­men­te de­sin­te­gra­do, cuer­pos di­se­mi­na­dos y el fu­se­la­je es­par­ci­do en al me­nos cien me­tros de diá­me­tro, Ma­ru­lan­da re­ci­bió en su ca­mio­ne­ta a Rus­chel jun­to a so­co­rris­tas que lu­cha­ban por es­ta­bi­li­zar­lo.

Ba­lo­nes na­ran­ja

“Lo subie­ron arro­pa­do, pre­gun­tó por su fa­mi­lia y sus ami­gos, di­jo que le do­lía mu­cho la ca­de­ra por­que te­nía una frac­tu­ra”, aco­tó so­bre ese pri­mer mi­la­gro que en­tre­gó la mon­ta­ña.

En el lu­gar se apre­cia­ban tro­zos de la in­du­men­ta­ria ver­de del Cha­pe­co­en­se que con­tras­ta­ba con el co­lor na­ran­ja de los ba­lo­nes co­pe­ros que nun­ca ro­da­ron en el en­tre­na­mien­to que te­nía pla­ni­fi­ca­do el téc­ni­co Caio Jú­nior con sus fut­bo­lis­tas en Medellín un día an­tes del pri­mer par­ti­do de la fi­nal de la Su­da­me­ri­ca­na an­te el Atlé­ti­co Na­cio­nal de Medellín

El ni­ño ad­vir­tió a unos coope­ran­tes de por dón­de es­ta­ban sa­can­do a los he­ri­dos Cuer­pos di­se­mi­na­dos en­tre los res­tos del avión for­ma­ban el dan­tes­co pai­sa­je

FO­TO: EFE

Un res­ca­te dan­tes­co El es­ce­na­rio, res­tos del avión y cuer­pos di­se­mi­na­dos

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.