A fa­vor de unas por­te­rías más al­tas

Mundo Deportivo (Barcelona) - - BARÇA -

Ra­fa Na­dal, an­tes de re­ti­rar­se del Mar­tes, sol­tó una idea que da­ría que pen­sar. A fa­vor del te­nis y del es­pec­tácu­lo, pi­dió que la red fue­ra un po­co más al­ta. Su pen­sa­mien­to pa­sa pa­ra fre­nar la efi­ca­cia de los ca­ño­ne­ros de más de dos me­tros que, con un sa­que po­ten­te, tie­ne mu­cho de ga­na­do. Na­dal ar­gu­men­ta que las re­des de te­nis ha­ce más de un si­glo que mi­den lo mis­mo mien­tras que los hom­bres y mu­je­res so­mos más al­tos que en­ton­ces. Lo mis­mo se po­dría de­cir de las por­te­rías de fút­bol. Cuan­do los in­gle­ses nos do­ta­ron de un re­gla­men­to, las por­te­rías me­dian 2,44 me­tros. Hoy, se­gún la Re­gla 1 de la In­ter­na­tio­nal Foot­ball Aso­cia­tion Board, si­guen mi­dien­do lo mis­mo. A Ter Ste­gen no le ha­ce fal­ta sal­tar pa­ra to­car el tra­ve­sa­ño. Cla­ro que a Plat­ko, Ra­ma­llets o Zu­bi­za­rre­ta, his­tó­ri­cos por­te­ros con en­ver­ga­du­ra de dis­tin­tas épo­cas, tam­bién te­nían bas­tan­te con po­ner­se de pun­ti­llas pa­ra lle­gar al pa­lo trans­ver­sal. La ver­dad es que, se­gún es­tu­dios an­tro­po­mór­fi­cos con­sul­ta­dos, en los paí­ses in­dus­tria­li­za­dos, las per­so­nas he­mos cre­ci­do una me­dia de 10 cen­tí­me­tros en los úl­ti­mos 150 años. Así las co­sas, y por el bien del es­pec­tácu­lo, si la FIFA no fue­ra tan su­ma­men­te in­mo­vi­lis­ta es­ta­ría bien po­ner el tra­ve­sa­ño unos cen­tí­me­tros más arri­ba. Con la por­te­ría más gran­de, más go­les y ma­yor es­pec­tácu­lo

FO­TO: GETTY

Na­dal se re­ti­ró del Mas­ters

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.