OC­TU­BRE LLE­GA CON LA PRI­ME­RA ‘FI­NAL’

El en­cuen­tro de ma­ña­na an­te el Be­tis pa­sa a ser vi­tal tras las cua­tro de­rro­tas se­gui­das Una quin­ta an­tes del pa­rón ha­ría sal­tar to­das las alar­mas y obli­ga­ría a una re­fle­xión Fre­nar la he­mo­rra­gia de go­les y las con­ce­sio­nes, prio­ri­dad pa­ra afron­tar la re­mon

Mundo Deportivo (Gipuzkoa) - - REAL SOCIEDAD - Án­gel Ló­pez Do­nos­tia

Es­ta di­ná­mi­ca tan ma­la de re­sul­ta­dos de mo­men­to no cues­tio­na el pro­yec­to. Si la Real per­dió el jue­ves en San Pe­ters­bur­go fue por­que el pa­sa­do cur­so se ga­nó el de­re­cho a jugar an­te el Ze­nit al ser sex­ta y ese cré­di­to, co­mo es ló­gi­co, per­ma­ne­ce vi­gen­te. Na­da se cues­tio­na, pe­ro oc­tu­bre lle­ga con la pri­me­ra ‘fi­nal’ del cur­so, el pri­mer en­cuen­tro de la tem­po­ra­da no de­fi­ni­ti­vo pe­ro sí de­fi­ni­to­rio. Su­mar an­te el Be­tis la quin­ta de­rro­ta con­se­cu­ti­va an­tes del se­gun­do pa­rón obli­ga­ría a los res­pon­sa­bles del equi­po y del club a lle­var a ca­bo una re­fle­xión y a bus­car so­lu­cio­nes.

Y es que la Real no pier­de cin­co par­ti­dos se­gui­dos des­de su de­rrum­ba­mien­to en la se­gun­da vuel­ta de la cam­pa­ña 2010/11 que ca­si le cues­ta un dis­gus­to al fi­nal. La si­tua­ción no es alar­man­te por­que la Li­ga co­men­zó en sen­ti­do con­tra­rio, con cua­tro vic­to­rias se­gui­das -tres en Li­ga y una en Eu­ro­pa Lea­gue-, pe­ro la falta de reac­ción y la re­pe­ti­ción de los mis­mos erro­res ame­na­za con ero­sio­nar la con­fian­za de y en el cuer­po téc­ni­co y los ju­ga­do­res.

A la Real se le ha es­ca­pa­do su es­tre­lla con su fra­gi­li­dad de­fen­si­va. Un equi­po de eli­te que com­pi­te en la Eu­ro­pa Lea­gue no se pue­de per­mi­tir en­ca­jar tres go­les en ca­da uno de los úl­ti­mos cua­tro par­ti­dos co­mo la Real. En ca­sa y fue­ra, en Li­ga y en Eu­ro­pa. Par­tir con tres go­les en con­tra es si­nó­ni­mo de nau­fra­gar. Los ju­ga­do­res y los téc­ni­cos tie­nen muy cla­ro que la re­mon­ta­da de­be em­pe­zar por ahí. Des­de los ci­mien­tos. 12 go­les en los úl­ti­mos cua­tro par­ti­dos y 18 en los ocho dispu­tados. Una bar­ba­ri­dad.

Lo que es evi­den­te es que Eu­se­bio va a mo­rir con su idea por­que él es su idea. Pue­de ajus­tar cier­tos as­pec­tos de­fen­si­vos, ele­gir otros fut­bo­lis­tas, bus­car otros per­fi­les, pe­ro su es­ti­lo es in­ne­go­cia­ble y su di­bu­jo, ina­mo­vi­ble. El día que se fu­guen esa fi­lo­so­fía y ese es­que­ma, él se fu­ga­rá con ella.

Es im­po­si­ble sa­ber qué hu­bie­se ocu­rri­do si el en­tre­na­dor hu­bie­se apos­ta­do por su me­jor ‘on­ce’ en Ru­sia, don­de re­ser­vó a sus dos fut­bo­lis­tas más ver­te­bra­les, Illa­rra­men­di y Willian Jo­sé, y a la es­tre­lla del an­te­rior en­cuen­tro, Oyar­za­bal. Ade­más, hu­bo de pres­cin­dir por le­sión de sus otros ju­ga­do­res qui­zá más de­ci­si­vos: Iñigo y Ve­la. No obs­tan­te, de­jó pa­ten­te que pa­ra él ‘el par­ti­do’, en sin­gu­lar, de es­ta se­ma­na es el de ma­ña­na an­te el Be­tis. Por eso, su cas­ti­llo de nai­pes em­pe­za­rá a des­mo­ro­nar­se de ver­dad si su es­cua­dra vuel­ve a nau­fra­gar en el en­cuen­tro li­gue­ro que ha com­pro­me­ti­do el due­lo más exi­gen­te de la Eu­ro­pa Lea­gue.

Por el con­tra­rio, un triun­fo an­te los bé­ti­cos acla­ra­ría so­bre­ma­ne­ra el pa­no­ra­ma y po­dría su­po­ner un pun­to de in­fle­xión en la tem­po­ra­da. Cua­tro vic­to­rias en sie­te en­cuen­tros con­fi­gu­ra­rían un ba­ga­je muy po­si­ti­vo pa­ra aco­me­ter el ter­cer tra­mo de la tem­po­ra­da, que tam­bién lle­ga­rá con un par­ti­do ca­da tres días. El Be­tis lle­ga des­can­sa­do y su­per­mi­ne­ra­li­za­do por sus tres vic­to­rias se­gui­das y sus 12 puntazos en la ta­bla. Pe­ro qui­zá su es­ti­lo de to­que y po­se­sión le pue­de ve­nir me­jor que el di­rec­to, de re­plie­gue y es­pe­ra del fa­llo del ad­ver­sa­rio del Va­len­cia y el Ze­nit

FO­TO: UNCITI

Pardo, Illa­rra­men­di, Ke­vin y Zu­ru­tu­za la­men­tan el ter­cer gol que el Va­len­cia mar­có a la Real en la pa­sa­da jor­na­da de Li­ga en Anoe­ta

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.