‘Mus­ho’ Se­tién en el Be­tis

El cua­dro an­da­luz se pre­sen­ta en Anoe­ta co­mo sen­sa­ción del ini­cio de Li­ga: quin­to, con tres vic­to­rias se­gui­das y pro­fa­na­dor del Ber­na­béu

Mundo Deportivo (Gipuzkoa) - - REAL SOCIEDAD - Ger­mán Me­le­ro Do­nos­tia

En su afán de ci­ca­tri­zar los úl­ti­mos re­sul­ta­dos aver­sos, co­rre el peligro de que pa­ra la Real sea peor el re­me­dio que la en­fer­me­dad. Ma­ña­na aguar­da en Anoe­ta al Real Be­tis, una de las sen­sa­cio­nes en la ges­ta­ción del cam­peo­na­to. Qui­que Se­tién (San­tan­der, 1958) es uno de los má­xi­mos res­pon­sa­bles del re­na­cer ver­di­blan­co.

Ha­ce un año, la Real vi­vió una si­tua­ción si­mi­lar.

En los ini­cios de la tem­po­ra­da vi­si­ta­ba Anoe­ta aquel

Las Pal­mas res­plan­de­cien­te de

Se­tién. La his­to­ria ter­mi­nó bien por­que los txu­ri ur­din go­lea­ron (4-1). Des­cui­dar las ar­mas del Be­tis ma­ña­na no es re­co­men­da­ble. El úl­ti­mo des­pla­za­mien­to bé­ti­co en Li­ga se sal­dó con un re­sul­ta­do ex­cep­cio­nal: 0-1 al Real Ma­drid en el Santiago Ber­ba­néu, na­da más y man­da me­nos.

El es­ta­do de aler­ta es­tá de­cre­ta­do en Anoe­ta. El Real Be­tis lle­ga con tres vic­to­rias con­se­cu­ti­vas en el zu­rrón. Y en el des­lum­bran­te quin­to pues­to, por mu­cho que la ubi­ca­ción cla­si­fi­ca­to­ria a es­tas al­tu­ras no sea tan sig­ni­fi­ca­ti­va. No ha­ce falta fa­ci­li­tar mu­chos más da­tos pa­ra dar cuen­ta de que el cua­dro an­da­luz no se­rá en Anoe­ta una com­par­sa.

Qui­que Se­tién cum­pli­rá en Do­nos­tia su par­ti­do nú­me­ro 75 co­mo en­tre­na­dor de Pri­me­ra Di­vi­sión. Una ci­fra res­pe­ta­ble pa­ra un hom­bre es­tre­cha­men­te li­ga­do al buen gus­to por el fút­bol. Un va­rón con as­pec­to de ‘dandy’. Al­to, re­fi­na­do, con ele­gan­cia en su por­te. Es co­mo si tras­la­da­ra al fút­bol esa pre­sen­cia im­pe­ca­ble. Pro­po­ne un es­ti­lo poé­ti­co, atrac­ti­vo pa­ra el es­pec­ta­dor.

Con es­ti­lo

En la Real se es­tá com­pro­ban­do que la es­té­ti­ca y la efi­ca­cia son con­cep­tos en ri­ña. Que lo be­llo no siem­pre es bueno, des­de el pris­ma de la com­pe­ti­ti­vi­dad. Se­tién es uno de los de­fen­so­res de la ver­sión es­ti­lis­ta del de­por­te rey. El ba­lón es su me­jor ami­go des­de tiem­pos in­me­mo­ria­les, cuan­do ju­ga­ba, en los 80 y 90, con cla­se y ca­li­dad téc­ni­ca en la me­dia pun­ta de Atlé­ti­co de Ma­drid, Lo­gro­ñés, Le­van­te y en el Ra­cing de su tie­rra.

La im­pron­ta de Se­tién en el Benito Vi­lla­ma­rín no se ha he­cho es­pe­rar y ya es­tá me­ro­dean­do nú­me­ros de en­tre­na­do­res que fue­ron san­to y se­ña en la Sevilla verde y blan­ca. Es el ter­cer me­jor arran­que li­gue­ro de la his­to­ria del club an­da­luz. Si el Be­tis ga­na­ra en Anoe­ta su­ma­ría pun­tos con tin­tes his­tó­ri­cos. Me­jo­ra­ría el re­gis­tro del equi­po de Se­rra Fe­rrer (96/97) y que­da­ría só­lo por de­trás del que di­ri­gía Juan­de Ramos en la 01/02. Pa­la­bras ma­yo­res. Los bé­ti­cos as­pi­ra­rían a es­ca­lar asi­mis­mo a pues­tos de Cham­pions por pri­me­ra vez des­de enero de 2013.

Ha­brán pa­sa­do unas ho­ras des­de la clau­su­ra del Fes­ti­val de Ci­ne de San Se­bas­tián cuan­do rue­de el ba­lón en Anoe­ta y Qui­que Se­tién pro­pug­na­rá ex­ten­der la al­fom­bra ro­ja del fút­bol por el cam­po do­nos­tia­rra. No tu­vo re­mil­gos en ha­cer­lo en el Ber­na­béu, de mo­do que su pro­pues­ta es in­con­di­cio­nal. La po­se­sión co­mo prin­ci­pio de to­do. Con­trol y pa­se. Cir­cu­la­ción ágil. A ras de cés­ped. Na­da de ri­far. Un es­ti­lo com­pa­ra­ble al de Eu­se­bio, lo que pue­de fa­vo­re­cer a la Real, tan con­fu­sa cuan­do el opo­nen­te le es­pe­ra atrin­che­ra­do pa­ra acri­bi­llar a la con­tra. Se­gu­ro que con Se­tién, el Be­tis no emu­la al Ze­nit

FO­TO: EFE

Se­tién es fe­liz en el Be­tis El téc­ni­co se fun­de en­tre la ale­gría de sus ju­ga­do­res en la ce­le­bra­ción de uno de los cua­tro go­les que los an­da­lu­ces en­do­sa­ron el Le­van­te en el Vi­lla­ma­rín

FO­TO: GYI

El en­tre­na­dor cán­ta­bro ha caí­do de pie en el Benito Vi­lla­ma­rín

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.