“TO­DO LO QUE HA PA­SA­DO NOS VA A RE­FOR­ZAR”

Mundo Deportivo (Gipuzkoa) - - REAL SOCIEDAD - Án­gel Ló­pez / Mi­kel En­ci­nas

“Ha­bía vi­sua­li­za­do al­gu­nas co­sas que nos po­dían pa­sar, pe­ro tan­tas era im­po­si­ble. Y he­mos sa­li­do ade­lan­te”

“Es­ta­ba con­ten­to, aun­que la gen­te en Do­nos­tia no lo veía tan bien. Lle­gó el der­bi y se le dio la vuel­ta a la tor­ti­lla”

“Qui­zá al de fue­ra se le mi­ra con otros ojos. Quie­ro ir cam­bian­do men­ta­li­da­des pa­ra com­pe­tir me­jor”

Asier Ga­ri­tano ha cum­pli­do 100 días al fren­te de la Real. Han si­do unas jor­na­das fre­né­ti­cas, en las que ha te­ni­do que li­diar con to­do ti­po de con­tra­tiem­pos. El en­tre­na­dor rea­lis­ta cree que su equi­po ha sa­bi­do so­bre­po­ner­se bien a tan­to in­for­tu­nio y con­si­de­ra que, se­gún va­ya re­cu­pe­ran­do ju­ga­do­res, va a po­der se­guir ahon­dan­do en el mo­de­lo que es­tá im­plan­tan­do. En la en­tre­ga de hoy, el téc­ni­co re­pa­sa la com­pe­ti­ción y nos ha­bla so­bre su re­la­ción con los ju­ga­do­res. Ma­ña­na, en la se­gun­da par­te de la en­tre­vis­ta, re­la­ta­rá su re­la­ción con el club y nos con­ta­rá có­mo es su vi­da per­so­nal en Do­nos­tia.

Han pa­sa­do 100 días des­de que co­men­zó a en­tre­nar a la Real... No lo sa­bía. Han pa­sa­do mu­chas co­sas. Es­toy pre­pa­ra­do pa­ra en­ca­jar los golpes. ¿Qué va­lo­ra­ción ha­ce? Es­tá sien­do una ex­pe­rien­cia muy bue­na. Te­ner que cam­biar mu­chas co­sas te ha­ce cre­cer. To­do lo que ha pa­sa­do va a re­for­zar al gru­po se­gu­ro. Y a mí tam­bién. Ha­bía vi­sua­li­za­do al­gu­nas co­sas que nos po­dían pa­sar, las ha­bía ima­gi­na­do, pe­ro tan­tas era im­po­si­ble. Y lo bueno es que he­mos sa­li­do ade­lan­te. Es­toy con­ten­to. ¿Por qué han ocu­rri­do tan­tas co­sas? ¿Han si­do to­do des­gra­cias? Al prin­ci­pio, no con­ta­ba con no po­der en­tre­nar con Na­vas. Creía que iba a em­pe­zar. Sa­bía que Agi­rret­xe era pa­ra me­dio o lar­go pla­zo. Tam­po­co con­ta­ba con él pa­ra el ini­cio. Esperaba con­tar con Ja­nu­zaj. Al no po­der ha­cer­lo, ya tu­vi­mos cam­biar mu­chas co­sas. To­do se pre­ci­pi­tó jus­to al ini­ciar­se la Li­ga... En los úl­ti­mos amis­to­sos se le­sio­na­ron Zu­ru­tu­za y Juan­mi. A Mo­yá se le in­fla­mó la ro­di­lla, pe­ro íba­mos a em­pe­zar con Ru­lli an­tes de eso. To­do eso nos obli­gó a cam­biar de nue­vo. Y salió bien en Vi­lla­rreal, aun­que a la gen­te igual no le gus­ta­ra. En Leganés to­do iba muy bien has­ta que se rom­pió Die­go y nos hi­zo mu­cho da­ño. En Ei­bar, mar­ca­mos el pri­me­ro, pe­ro Wi­llian se le­sio­na al mar­car el pe­nal­ti. Com­pe­tía­mos bien, ha­go de­bu­tar a Mar­tín y en 30 se­gun­dos se rom­pe el cru­za­do. En la si­guien­te ju­ga­da, nos ha­cen gol. Y lle­ga el cuar­to par­ti­do, el pri­me­ro ca­sa... Sin Llo­ren­te, sin Mer­que­lanz y sin Wi­llian y con la ne­ce­si­dad de cam­biar de nue­vo. Nos fue bas­tan­te bien. Yo es­ta­ba con­ten­to, aun­que la gen­te en Do­nos­tia no lo veía tan bien. Aho­ra ha lle­ga­do el der­bi y se ha da­do la vuel­ta a la tor­ti­lla. Le he­mos da­do la vuel­ta. Ni an­tes es­tá­ba­mos tan mal, ni aho­ra es pa­ra tan­to. Di­ce que es­tá pre­pa­ra­do pa­ra los pa­los. ¿Cree que se ha lle­va­do más de los que me­re­cía? Eso me di­ce la gen­te. Yo no lo sé. Leo po­co. Sí veo las ca­ras de la gen­te y los co­men­ta­rios de la gen­te. Se veía una in­tran­qui­li­dad y to­dos me pre­gun­ta­ban so­bre el mo­de­lo y el es­ti­lo. Se­gui­mos igual y na­die nos va a cam­biar. Mos­tró su ex­tra­ñe­za por el am­bien­te que pal­pó an­tes del der­bi, ¿por qué? Me ex­tra­ña­ba. No­so­tros ve­nía­mos de per­der an­te el Va­len­cia y to­do pa­re­cía un desas­tre, pe­ro en las úl­ti­mas tres jor­na­das ha­bía­mos sa­ca­do más pun­tos que el Ath­le­tic, te­nía­mos más pun­tos que ellos y ellos es­ta­ban muy en­chu­fa­dos des­pués de ha­ber sa­ca­do un pun­to con el Ba­rça. Y aquí to­do lo con­tra­rio. Pe­ro eso no me iba a con­di­cio­nar. Pen­sé: ¡Qué co­sa más ra­ra! Se­rá así siem­pre. Pe­ro es­tá­ba­mos ha­cien­do las co­sas bas­tan­te bien, me­jor de lo que la gen­te creía. Vas allí, ga­nas y aho­ra es­to pa­re­ce otra co­sa. ¿Cues­ta en Gi­puz­koa va­lo­rar a los téc­ni­cos gui­puz­coa­nos? Sí, por có­mo so­mos. ‘Et­xe­koak', de­ci­mos. Qui­zá al de fue­ra se le mi­ra con otros ojos, o mo­la más al prin­ci­pio. Ire­mos cam­bian­do. Lo que sí quie­ro es ir cam­bian­do las men­ta­li­da­des aquí den­tro pa­ra com­pe­tir me­jor. ¿Hay cier­to cli­ma tre­men­dis­ta por es­tos pa­gos? Pa­ra sa­ber có­mo es­tás, a ve­ces lo me­jor es sa­ber có­mo te va­lo­ran de fue­ra. He es­ta­do una se­ma­na por ahí y la Real es­tá muy bien vis­ta por la gen­te de fue­ra. Te di­ce: ‘Es­táis bien ¿eh?'. Y yo les de­cía: ‘Si tú su­pie­ras lo que pien­sa la gen­te de allí'. La gen­te de fue­ra te ve mu­cho me­jor. ¿Qué le va­lo­ran? To­do. Ven los pro­ble­mas que he­mos te­ni­do, la gen­te que te­ne­mos, quié­nes he­mos ju­ga­do, que he­mos ju­ga­do cin­co par­ti­dos fue­ra, que lle­va­mos 11 pun­tos... ¿Fal­ta ga­nar en ca­sa pa­ra ter­mi­nar de en­gan­char a la gen­te? Sí. Pa­re­cía que con el es­ta­dio nue­vo, con la cer­ca­nía de la gen­te, no se iba a per­der nin­gún par­ti­do en ca­sa. Pe­ro no es así. Los ri­va­les tam­po­co han si­do ma­los. Y he­mos te­ni­do nues­tras op­cio­nes. No po­de­mos te­ner de­ma­sia­das ga­nas de que­rer ga­nar el pró­xi­mo par­ti­do. Nos pue­den con­fun­dir. No nos po­de­mos ol­vi­dar las co­sas sen­ci­llas. En ca­sa va­mos a ga­nar par­ti­dos, se­gu­ro. No po­de­mos ge­ne­rar una an­sie­dad. ¿Ha po­di­do ser us­ted mis­mo en es­tos 100 días? Sí, sin du­da. He he­cho lo que te­nía

in­ten­ción de ha­cer. Iba a cam­biar mu­chas co­sas, mu­chas for­mas de ha­cer e igual ha si­do de­ma­sia­do. A mí me gus­ta ha­cer par­tí­ci­pes a to­dos los com­po­nen­tes de la plan­ti­lla. No só­lo va­le con de­cir­les que son bue­nos. Lue­go hay que po­ner­los. Que to­do el mun­do vea que es ca­paz de ju­gar. Es­to me ha da­do re­sul­ta­do. Y es­toy ha­cien­do eso. Cual­quie­ra pue­de sa­lir en mi equi­po. ¿Los ju­ga­do­res han du­da­do de su mo­de­lo? No. To­do lo con­tra­rio. Les ha re­for­za­do. El equi­po es aho­ra me­jor de cuan­do em­pe­zó la tem­po­ra­da. Sin ju­ga­do­res muy im­por­tan­tes, han sa­bi­do com­pe­tir. ¿Es­tá la Real aho­ra don­de que­ría que es­tu­vie­se, don­de pre­veía? Sí. Es­ta­mos bien, pa­ra to­do lo que nos ha pa­sa­do. He­mos com­pe­ti­do to­dos los par­ti­dos, he­mos es­ta­do muy me­ti­dos en to­dos. Aho­ra hay que en­ca­de­nar otro re­sul­ta­do pa­ra dar el sal­to. ¿Por dón­de se pue­de cre­cer? Es­pe­ro ir in­cor­po­ran­do ju­ga­do­res que nos den equi­li­brio y otras al­ter­na­ti­vas. No las he­mos te­ni­do has­ta la fe­cha. He­mos ido muy al lí­mi­te. La vuel­ta de San­dro y Juan­mi, ¿ha­rá que re­cu­rra más al 4-3-3? No creo en los sis­te­mas. Pe­ro es se­gu­ro que esos es­pa­cios los ire­mos ocu­pan­do con otra gen­te. No es lo mis­mo ocu­par un es­pa­cio por la de­re­cha con Ja­nu­zaj que con Mi­kel Me­rino. ¿Son in­ne­go­cia­bles los cua­tro cen­tro­cam­pis­tas? No, pe­ro es que has­ta aho­ra te­nía­mos seis y só­lo un ju­ga­dor de ban­da. Más dos de­lan­te­ros cen­tros. Ya me con­ta­rás. ¿La Real va a te­ner más el ba­lón? A mí me la ‘re­fan­fin­fla'. Igual sa­ca­mos dos ba­lo­nes. A ve­ces tie­nes el ba­lón, otras no. A ve­ces lo quie­res te­ner y no pue­des. Y te to­ca de­fen­der, ba­jo o me­dio, es­pe­rar y sa­lir a la con­tra. Lo que nos gus­ta es ju­gar en cam­po ri­val. Es lo ideal. Pe­ro tam­bién hay que con­si­de­rar la ve­lo­ci­dad de los de­fen­sas que te­ne­mos pa­ra de­fen­der en es­pa­cios grandes si apre­ta­mos muy al­to. El año pa­sa­do fue una lo­cu­ra los go­les re­ci­bi­dos en tran­si­cio­nes. Te­ne­mos que me­jo­rar y pa­ra eso hay que equi­li­brar el me­dio­cam­po. Y si ha­ces eso, no pue­des te­ner tan­ta gen­te por de­lan­te. Te­ner o no el ba­lón me da igual. Lo im­por­tan­te es es­tar me­ti­do en el par­ti­do. ¿La Real es­tá pre­pa­ra­da pa­ra de­fen­der tan cer­ca de su área? Se­gu­ra­men­te va­mos avan­zan­do, pe­ro es una cues­tión de men­ta­li­dad. El ju­ga­dor y has­ta el afi­cio­na­do van men­ta­li­za­dos de que con­tra el Ba­rça te to­ca de­fen­der. Si te ata­can, no pa­sa na­da. Ves a tu equi­po re­ple­ga­do y es­tás con­ten­to mien­tras no te chu­ten. Y si sa­les a la con­tra, me­jor. Y si mar­cas, es­tu­pen­do. Y si lle­ga­mos a ha­cer el se­gun­do, la ‘re­dios'. Aho­ra, vas a Leganés y no es­tás men­ta­li­za­do por­que no era la idea. Pe­ro el ri­val fue me­jor. Y no es­tá­ba­mos men­tal­men­te pre­pa­ra­dos por­que era el Leganés. Hay que cam­biar esa men­ta­li­dad. Yo iba a Atot­xa, veía a esa Real So­cie­dad y tam­bién to­ca­ba de­fen­der. Y de­fen­dían bien. No ata­ca­ban siem­pre. Es­ta­ban pre­pa­ra­dos pa­ra to­do

“He he­cho lo que te­nía in­ten­ción de ha­cer. Iba a cam­biar mu­chas co­sas e igual ha si­do de­ma­sia­do”

“Me gus­ta ha­cer par­tí­ci­pes a to­dos los ju­ga­do­res. No só­lo va­le con de­cir­les que son bue­nos. Lue­go hay que po­ner­los”

“Te­ner o no el ba­lón me da igual. El año pa­sa­do fue una lo­cu­ra los go­les re­ci­bi­dos en tran­si­cio­nes y te­ne­mos que me­jo­rar eso”

Ga­ri­tano no se ca­sa con na­die, ¿es así? Es así. Es ver­dad. Pe­ro tam­bién que cuan­do no jue­gan siem­pre los mis­mos, el equi­po no tie­ne los mis­mos me­ca­nis­mos. El ca­so que más ha lla­ma­do la aten­ción ha si­do el de Illa­rra­men­di… Eso es por­que no es­ta­bais acos­tum­bra­dos. Ju­ga­ba siem­pre. Ya se lo di­je a él: te vas a acor­dar de mí siem­pre. La si­guien­te vez le ten­dré que de­jar tres ve­ces en el ban­qui­llo, en lu­gar de dos. Él lo en­tien­de. Yo sé que es muy im­por­tan­te pa­ra no­so­tros, pe­ro le ven­drá bien. No es­ta­ba ex­ce­si­va­men­te bien y si de­jo a Illa­rra fue­ra, otra gen­te del equi­po ve que pue­de irse al ban­qui­llo sea quien sea. En­ci­ma di res­pon­sa­bi­li­dad a otra gen­te. Eso es muy bueno pa­ra el gru­po. La pe­na es que con Mi­kel Oyar­za­bal no lo he po­di­do ha­cer. ¿Lo ha­rá? Se­gu­ro. Pe­ro de­be­mos te­ner a al­guien más ahí. Va­mos, que no ve bien a Mi­kel... Ha te­ni­dos sus mo­men­tos. Ca­da día que Mi­kel vie­ne a en­tre­nar, lo ha­ce con la in­ten­ción de ser me­jor. Es una pa­sa­da. Es de muy, muy al­to ni­vel. Es­toy muy con­ten­to con él. Y des­de an­tes del der­bi. Igual no es­ta­ba acer­ta­do, pe­ro su tra­ba­jo de lu­nes a sá­ba­do es una pa­sa­da. Así tie­ne que ser la gen­te de la Real, en mi opi­nión. To­dos nos te­ne­mos que con­ta­giar de esa cla­se de ju­ga­do­res. Con 21 años… Pe­ro la edad da igual. Lo im­por­tan­te es la men­ta­li­dad. Otros tie­nen 30 y no tie­nen esa men­ta­li­dad. Él si la tie­ne. E Igor. Y Lu­ca San­ga­lli. Ca­da día que vie­nen aquí, lo ha­cen con la in­ten­ción de sa­lir sien­do me­jo­res. Es la men­ta­li­dad que a mí me gus­ta. ¿Hay ju­ga­do­res co­mo Illa­rra que le han ma­ni­fes­ta­do cier­ta des­apro­ba­ción con el es­ti­lo de jue­go? No. Eso es una cho­rra­da. Les co­noz­co. Y sé con quién han es­ta­do es­tos tres años. Yo les di­je el pri­mer día: ‘Si el plan fue­se ha­cer lo mis­mo, yo no es­ta­ría aquí'. Ha­bía que cam­biar co­sas, ser me­jo­res en el día a día, cam­biar la men­ta­li­dad… Cam­biar há­bi­tos es in­có­mo­do pa­ra to­dos, so­bre to­do cuan­do lle­vas mu­chos años ha­cien­do lo mis­mo. Es cues­tión de tiem­po. Pa­ra es­tar más cer­ca de los me­jo­res, hay que cam­biar si­tua­cio­nes que no se con­tem­pla­ban an­tes. El ob­je­ti­vo es que ca­da uno sea me­jor que el año pa­sa­do. Pa­ra eso no se pue­de ha­cer lo mis­mo. ¿Ha­bla con ellos? To­dos los días. Yo soy muy cer­cano a los ju­ga­do­res. Y muy nor­mal. ¿Ya per­mi­te que le lla­men mís­ter? No me gus­ta que me lla­men mís­ter. Me lla­man Asier. Al­guno sí me lla­ma mís­ter, pe­ro pa­ra mo­les­tar. ¿Le trans­mi­ten que les es­tá cos­tan­do di­ge­rir tan­to cam­bio? Sí. Y es nor­mal. Lo vi el pri­mer día. Y el pri­mer día que hi­cie­ron pe­sas. Al­gu­nos se col­ga­ban co­mo un cho­ri­zo. No lo ha­bían he­cho nun­ca. Han pa­sa­do dos me­ses y me­dio y lo ha­cen bien. Al­gún ju­ga­dor pue­de es­tar des­con­ten­to, pe­ro hay que pre­gun­tar a Lu­ca San­ga­lli, a Igor Zu­bel­dia o a Par­do y se­gu­ro que es­tán más con­ten­tos que el año pa­sa­do

“Illa­rra no es­ta­ba ex­ce­si­va­men­te bien. Si le de­jo fue­ra, otros ven que pue­den ir al ban­qui­llo”

“Ca­da día que Mi­kel en­tre­na, lo ha­ce con la in­ten­ción de ser me­jor. Así tie­ne que ser la gen­te de la Real”

“Yo les di­je el pri­mer día: ‘Si el plan fue­se ha­cer lo mis­mo, yo no es­ta­ría aquí'. Cam­biar há­bi­tos es in­có­mo­do”

FO­TOS: UNCITI

Asier Ga­ri­tano se mos­tró cer­cano y ex­pre­si­vo du­ran­te la en­tre­vis­ta

FO­TO: UNCITI

Asier Ga­ri­tano se ex­pli­ca du­ran­te un mo­men­to de la en­tre­vis­ta con­ce­di­da a es­te pe­rió­di­co en Zu­bie­ta

FO­TO: UNCITI

Asier Ga­ri­tano se di­ri­ge a sus fut­bo­lis­tas du­ran­te un en­tre­na­mien­to

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.