A SUS PIES

Marc Már­quez se dio ayer un ba­ño de ma­sas en las ca­lles de Cer­ve­ra pa­ra ce­le­brar su sép­ti­mo Mun­dial El cin­co ve­ces cam­peón de Mo­toGP hi­zo en­lo­que­cer a su pue­blo al de­jar cla­ro que su de­seo es se­guir ga­nan­do

Mundo Deportivo (Gipuzkoa) - - MOTOR - Fa­bio Mar­chi Cer­ve­ra

La es­pe­ra fue lar­ga. Pe­ro lle­gó el día. Des­pués de ga­nar su sép­ti­mo Mun­dial de Mo­to­ci­clis­mo ha­ce se­ma­nas en Mo­te­gi, el quin­to de Mo­toGP, Marc Már­quez so­lo pen­sa­ba en re­co­rrer las ca­lles de Cer­ve­ra una vez más pa­ra ce­le­brar jun­to a su gen­te la con­se­cu­ción de su nue­vo tí­tu­lo. Ese de­seo no le im­pi­dió su­mar su no­veno triun­fo ha­ce días pa­ra ce­rrar la gi­ra asiá­ti­ca en Ma­la­sia de la me­jor ma­ne­ra pa­ra en­ca­rar con to­da­vía más ilu­sión el fes­te­jo que le es­pe­ra­ba en su pue­blo. Ya de vuelta a ca­sa, lle­ga­ba el mo­men­to de dis­fru­tar con su fa­mi­lia, su Fan Club y los mi­les de afi­cio­na­dos que vol­vie­ron a es­tar pre­sen­tes en un día tan especial pa­ra el ca­ta­lán. Marc no fa­lló en pis­ta y su gen­te tam­po­co en su pue­blo, vol­vien­do­se a su­pe­rar en la or­ga­ni­za­ción del even­to.

“Ya van 7”, ex­pre­sa­ba el pi­lo­to del equi­po Rep­sol Hon­da, pre­pa­ra­do pa­ra acu­dir a la fies­ta. Pe­ro an­tes, en rue­da de pren­sa, avi­só de que su in­ten­ción es que la de ayer no sea la úl­ti­ma, ni mu­cho me­nos.

“El tiem­po pa­sa rá­pi­do”. Van 7 pe­ro en muy po­cos años. Aun­que pa­rez­ca nor­mal, es­to es un sue­ño que se tie­ne que dis­fru­tar por­que cual­quier día pue­de aca­bar. Lo vi­vo co­mo la pri­me­ra y eso es la di­fe­ren­cia. Me pre­gun­tan si me can­so o me abu­rro, pe­ro es­ta es la ga­so­li­na que pi­de mi cuer­po pa­ra se­guir evo­lu­cio­nan­do y se­guir em­pu­jan­do”, des­ta­có el cam­peón del mun­do, lis­to pa­ra la que se le ve­nía en­ci­ma en un ra­to.

“Hay que dis­fru­tar del tí­tu­lo y el año que vie­ne ha­brá las mis­mas ga­nas de lu­char por otro. Es el ob­je­ti­vo por el que se tra­ba­ja du­ran­te to­do un año y aho­ra es cuan­do lo dis­fru­tas”, con­ti­nuó, con una cla­ra de­cla­ra­ción de in­ten­cio­nes de se­guir con­quis­tan­do co­ro­nas y ré­cords a sus 25 años. Y pre­ci­sa­men­te, esa vo­lun­tad, de­bió ser otro de los gran­des mo­ti­vos de ale­gría en­tro las per­so­nas que ayer aba­rro­ta­ron la lo­ca­li­dad iler­den­se con go­rras, ca­mi­se­tas y ban­de­ras con el nú­me­ro 93. Esas fue­ron las pro­ta­go­nis­tas del día, las que tu­vie­ron que ser­lo an­tes tam­bién de la rúa del cam­peón, pe­se a que una po­lé­mi­ca sin sen­ti­do qui­sie­ra aguar­le la fies­ta al pi­lo­to. Pe­ro na­da de eso, ahí, Marc tam­bién dio una lec­ción a to­dos. Pri­me­ro, lo hi­zo acla­ran­do que “no hay que mez­clar co­sas”, y re­cor­dan­do que la jor­na­da fes­ti­va de ayer era pa­ra “ce­le­brar una ges­ta de­por­ti­va” y que “lo úni­co que quie­ro es ce­le­brar­lo con to­dos los míos”.

Y se­gun­do, vol­vió a ex­hi­bir otro de los ele­men­tos que le ha­ce tan especial. Es un pi­lo­to cer­cano co­mo po­cos, y por ello, al ex­po­ner sus mo­ti­vos de no su­bir­se al bal­cón, fue cla­ro: “Pre­fe­ría gas­tar esos 10 mi­nu­tos con la gen­te aba­jo, cer­cano a ellos, ha­cién­do­me fo­tos, dan­do dos be­sos al que me lo pi­da, que sa­lu­dar des­de le­jos. Es­ta­mos ce­le­bran­do un Mun­dial”. Así, una vez ce­rra­da la con­tro­ver­sia que le sor­pren­dió el vier­nes cuan­do es­ta­ba “tran­qui­lo en el so­fá”, to­do es­ta­ba pre­pa­ra­do pa­ra que se des­me­le­na­ra en su día. “Ten­go ga­nas de es­tar con to­dos en las ca­lles, lle­gar al es­ce­na­rio y can­tar lo que ha­ga fal­ta”. Co­mo en pis­ta, no de­frau­dó. En una ce­le­bra­ción de otro ni­vel, la del ‘Le­vel 7’

Marc Már­quez Van 7 ce­le­bra­cio­nes, pe­ro en muy po­cos años. Aun­que pa­rez­ca nor­mal, es un sue­ño que se tie­ne que dis­fru­tar por­que cual­quier día pue­de ter­mi­nar” Me pre­gun­tan si me can­so o me abu­rro de ga­nar, pe­ro es­ta es la ga­so­li­na que pi­de mi cuer­po pa­ra se­guir evo­lu­cio­nan­do, me­jo­ran­do y se­guir em­pu­jan­do”

FO­TO: PEP MO­RA­TA

El pi­lo­to de Cer­ve­ra vol­vió a de­lei­tar a los más de 10.000 afi­cio­na­dos pre­sen­tes en el fes­te­jo de ayer con un gran show so­bre el es­ce­na­rio en el que el ca­ta­lán es­tu­vo acom­pa­ña­do de su equi­po, su fa­mi­lia y miem­bros del Fan Club

FO­TO: PEP MO­RA­TA

El ca­ta­lán no de­jó de can­tar y bai­lar

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.