El ejem­plo de la ge­ne­ra­ción 2000

Mundo Deportivo - - BARÇA - Do­mè­nec GAR­CÍA

Re­sul­ta re­con­for­tan­te ha­ber leí­do las sen­sa­cio­nes de los cua­tro ju­ve­ni­les del Ba­rça que aca­ba­ron sub­cam­peo­nes del mun­do con la se­lec­ción es­pa­ño­la. Abel, Mi­ran­da, Ser­gio y Morey con­fir­ma­ron que triun­far en el Ba­rça es su ob­je­ti­vo. Dos de ellos, Abel y Ser­gio, han ob­via­do ya can­tos de si­re­na del ex­tran­je­ro. No quie­ren ser co­mo Eric y Mbou­la que emi­gra­ron des­lum­bra­dos por un di­ne­ro fá­cil pa­ra su edad.

El Ba­rça tie­ne un pro­ble­ma con la eti­que­ta de ex­ce­len­cia que tie­ne su fút­bol ba­se y los bui­tres que por ahí pu­lu­lan. Si tie­ne que blo­quear mu­cha­chos de 16 o 17 años a ba­se de con­tra­tos fue­ra de to­da ló­gi­ca, su­pon­drá una rui­na eco­nó­mi­ca y de­por­ti­va, és­ta por el ma­les­tar que ha­brá por po­si­bles agra­vios com­pa­ra­ti­vos.

Que los cua­tro re­pre­sen­tan­tes de la ge­ne­ra­ción 2000 alu­di­dos más arri­ba acep­ten el re­to (si no les ma­lo­gran re­pre­sen­tan­tes y/o pa­dres co­di­cio­sos) y es­tén dis­pues­tos a lu­char pa­ra lle­gar al pri­mer equi­po es una ex­ce­len­te no­ti­cia y un ejem­plo pa­ra sus com­pa­ñe­ros. El tiem­po di­rá cuál ha de ser su pues­to en el mun­do del fút­bol. Pe­ro acep­tar el re­to de lle­gar al pri­mer equi­po ya les ava­la co­mo per­so­nas tan am­bi­cio­sas co­mo lea­les y agra­de­ci­das. El club no de­be ni pue­de in­ver­tir mi­llo­nes pa­ra re­te­ner pro­me­sas, so pe­na de en­trar en un ca­lle­jón sin sa­li­da. Re­cor­de­mos que el ni­vel de la ma­sa sa­la­rial de­por­ti­va su­po­ne el 84% del pre­su­pues­to y aquí no hay emir o magnate del pe­tró­leo al­guno que sos­ten­ga el tin­gla­do

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.