LA ENÉSI­MA RE­VAN­CHA

Un Ba­rça en racha es­pe­ra rom­per por fin el ma­le­fi­cio li­gue­ro de Anoe­ta, que du­ra ya sie­te tem­po­ra­das Val­ver­de cuen­ta con to­do, a la es­pe­ra de Cou­tin­ho y Mi­na, fren­te a una Real des­can­sa­da al es­tar fue­ra de la Co­pa

Mundo Deportivo - - BARÇA - Joan Po­quí

Ca­da tem­po­ra­da, des­de ha­ce ocho, la pre­via del Real So­cie­dad Ba­rça de Li­ga es idén­ti­ca, co­mo un cor­ta-pe­ga pe­ro aña­dién­do­le una ci­fra más. Tres tem­po­ra­das atrás de­cía­mos que el Ba­rça lle­va­ba cua­tro sin ga­nar, al año si­guien­te eran cin­co y la cam­pa­ña pa­sa­da, seis. Hoy el Ba­rça re­gre­sa a Anoe­ta, su cam­po mal­di­to en la eta­pa más bri­llan­te del club azul­gra­na, y ya acu­mu­la sie­te vi­si­tas li­gue­ras a San Se­bas­tián sin ga­nar, des­de que el con­jun­to vas­co re­gre­só a Pri­me­ra. Sí lo hi­zo en Co­pa del Rey en 2017, aho­ra ha­ce un año. El ob­je­ti­vo es rom­per ese ga­fe inaca­ba­ble. Pa­ra ello, el con­jun­to de Val­ver­de lle­ga me­jor que nun­ca.

Pa­ra­dó­ji­ca­men­te, el cam­po de la Real So­cie­dad es el es­ce­na­rio en el que una de­rro­ta des­en­ca­de­nó una racha vic­to­rio­sa que cul­mi­nó en el se­gun­do tri­ple­te. Fue el 4 de enero de 2015, con una ali­nea­ción de Luis En­ri­que lle­na de ro­ta­cio­nes (Pi­qué, Mes­si y Al­ves e el ban­qui­llo) y con un 1-0 trau­má­ti­co que tra­jo con­si­go un te­rre­mo­to que su­pu­so un con­vul­so de­ba­te in­terno y ex­terno, un en­fa­do mo­nu­men­tal de Mes­si y la des­ti­tu­ción de Zu­bi­za­rre­ta co­mo di­rec­tor de­por­ti­vo por sus de­cla­ra­cio­nes tras el par­ti­do. Aque­lla ca­tar­sis fue un pun­to de inflexión y el con­jun­to azul­gra­na des­pe­gó des­de Anoe­ta ha­cia el tri­ple­te, que se cul­mi­nó en Ber­lín.

Lo que el Ba­rça no ne­ce­si­ta aho­ra es que Anoe­ta sea tam­bién un pun­to de inflexión, pe­ro en sen­ti­do con­tra­rio al de ha­ce tres años. Los azul­gra­na lle­gan en un gran es­ta­do de for­ma, con nue­ve pun­tios so­bre el se­gun­do en la Li­ga, el Atlé­ti­co, y die­ci­séis so­bre el Ma­drid. Hay mar­gen, pues, pa­ra que el par­ti­do de hoy no sea a vi­da y muer­te pa­ra el Ba­rça.

Un nue­vo gol­pe de au­to­ri­dad

Ga­nar, o por lo me­nos no per­der, sin em­bar­go, se­ría im­por­tan­te pa­ra el equi­po, por­que ce­rra­ría una pri­me­ra vuel­ta de au­tén­ti­co lu­jo, de­ja­ría al Ma­drid a 19 pun­tos y su­pon­dría un nue­vo im­pul­so mo­ral pa­ra una plan­ti­lla que a gol­pe de bue­nos re­sul­ta­dos ha ido cre­cien­do en au­to­es­ti­ma y que vie­ne de ful­mi­nar al Cel­ta con una ma­ni­ta pa­ra me­ter­se en cuar­tos de fi­nal de la Co­pa. Pre­ci­sa­men­te ese des­gas­te pue­de ser una ven­ta­ja pa­ra la Real de Eu­se­bio, eli­mi­na­da en Co­pa por el Llei­da en la fa­se an­te­rior y, por lo tan­to, des­can­sa­da pa­ra el cho­que de hoy.

Pe­ro Val­ver­de, que po­drá con­tar con su on­ce de ga­la, con la ex­cep­ción de Um­ti­ti, en la fa­se fi­nal de su re­cu­pe­ra­ción, re­ser­vó el jue­ves a al­gu­nos ju­ga­do­res y do­si­fi­có a otros en la se­gun­da par­te, una vez el Ba­rça-Cel­ta ya es­ta­ba re­suel­to. Por lo tan­to, a prio­ri el des­gas­te de la com­pli­ca­da eli­mi­na­to­ria fren­te a los ga­lle­gos ha­brá si­do me­nor de lo que lo que ca­bía es­pe­rar an­tes del en­cuen­tro fren­te a los cel­ti­ñas en el Camp Nou.

To­da­vía sin Cou­tin­ho, re­cu­pe­rán­do­se de la inopor­tu­na le­sión con la que ha lle­ga­do, y re­cién ate­rri­za­do Yerry Mi­na, aún sin en­trar en la di­ná­mi­ca del gru­po, Val­ver­de con­ta­rá con el gru­po que ha afian­za­do al Ba­rça en el li­de­ra­to, con Mas­che­rano es­pe­ran­do la in­te­gra­ción de Mi­na pa­ra po­der des­pe­dir­se de sus com­pa­ñe­ros. El ar­gen­tino aún pue­de ser ne­ce­sa­rio, a la vis­ta de las li­ge­ras mo­les­tias de Pi­qué. En cuan­to al res­to del equi­po, Ser­gi Ro­ber­to y Pau­lin­ho des­can­sa­ron y apun­tan a ti­tu­la­res an­te una Real que no po­drá con­tar con Iñi­go Mar­tí­nez, ob­je­ti­vo frus­tra­do de Val­ver­de el pa­sa­do ve­rano, con una le­sión en el só­leo.

La vic­to­ria del Atlé­ti­co, que dur­mió a seis pun­tos de los azul­gra­na, obli­ga al Ba­rça a no fa­llar, ya que des­pués del nue­vo tro­pie­zo blan­co los de Si­meo­ne se per­fi­lan co­mo el ri­val a te­ner en cuen­ta por el tí­tu­lo de Li­ga

Luis Suá­rez y Leo Mes­si, an­fi­trio­nes de Yerry Mi­na en su pri­mer en­tre­na­mien­to El co­lom­biano ya tra­ba­jó con el gru­po, pe­ro, co­mo el le­sio­na­do Cou­tin­ho, to­da­vía no va con­vo­ca­do FO­TO: FCB

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.