Mes­si, el 10 al que ven 10

Hay op­ti­mis­mo en Argentina en­torno a su fi­gu­ra

Mundo Deportivo - - FÚTBOL - Mar­ce­lo Sot­ti­le

Hay que mi­rar­le la ca­ra a él. Si Argentina con­fía en que es­ta pe­lí­cu­la de Ru­sia 2018 pue­de te­ner fi­nal fe­liz es por Mes­si. Al­gu­na vez, Ri­quel­me de­cla­ró que no ha­bía chan­ce si Leo no es­ta­ba por al­go en la can­cha. Y es tan du­ro co­mo real. Así co­mo en Mé­xi­co 86 sus com­pa­ñe­ros -los Val­dano, Bu­rru­cha­ga- ob­ser­va­ban el an­dar de Ma­ra­do­na y de acuer­do a có­mo lo no­ta­ban sa­bían si iban a ganar o no, aquí en Bron­nitsy to­dos mi­ran a Mes­si. Y lo bueno es que puer­tas aden­tro se cuen­ta que “el 10 es­tá 10”.

Mes­si im­pre­sio­na a sus com­pa­ñe­ros y al cuer­po téc­ni­co con ge­nia­li­da­des en las prác­ti­cas. Su ros­tro, en lo que se pu­do ver en el en­tre­na­mien­to abier­to y el otro ra­to que se per­mi­te in­gre­sar a la pren­sa, tam­bién es el de un crack que es­tá en paz. Dis­pues­to a sal­tar de los car­te­les que lo mues­tran en las ca­lles de Mos­cú, tam­bién del mu­ral gi­gan­te que hay en es­te pue­blo a 60 ki­ló­me­tros de la gran ciu­dad, y dar el gran gol­pe pa­ra lle­var­se el Mundial.

Leo que­ría es­ta pre­pa­ra­ción. La do­si­fi­ca­ción de es­fuer­zos en el úl­ti­mo se­mes­tre. No arries­gar en la úl­ti­ma gi­ra de Argentina por Eu­ro­pa, en los par­ti­dos con Ita­lia y España que fi­nal­men­te mi­ró des­de los pal­cos por una mo­les­tia. Ir una se­ma­na a la Argentina y des­pués ha­cer ba­se en su Bar­ce­lo­na. Y des­de allí –con to­da la po­lé­mi­ca que tra­jo- no ir a per­der la tran­qui­li­dad a Is­rael. To­do eso, más allá de los gol­pes por las ba­jas de Ro­me­ro-Lan­zi­ni y al­gu­na po­lé­mi­ca in­ter­na, lo hi­cie­ron es­tar con la mi­ra ca­li­bra­da.

Los com­pa­ñe­ros lo res­pal­dan en ese sue­ño con he­chos y con pa­la­bras. Es el lí­der in­dis­cu­ti­do, uno con mu­cha más re­le­van­cia que en Bra­sil 2014. Y el pro­pio Guz­mán de­cla­ró que “te­ne­mos que ayu­dar a Leo y que Leo se de­je ayu­dar”. Eso es res­pe­to ha­cia el ju­ga­dor pós­ter pe­ro tam­bién com­pro­mi­so. Se ne­ce­si­ta de to­dos. Aden­tro y afue­ra. Fut­bo­lis­tas y DT. De he­cho Sam­pao­li pa­re­ce ar­mar un equi­po que aho­ra le dé más ga­ran­tías a Mes­si a sus es­pal­das. Esas que car­gan con la pre­sión de ju­gar los sie­te par­ti­dos y le­van­tar la Co­pa

FO­TO: GY

Mes­si, a to­pe se­gún sus com­pa­ñe­ros

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.