EL REAL VA DE VÍC­TI­MA

Flo­ren­tino Pé­rez y Lopetegui cri­ti­ca­ron con du­re­za a Ru­bia­les en la pre­sen­ta­ción del vas­co co­mo nue­vo en­tre­na­dor del Madrid El pre­si­den­te ha­bló de una cam­pa­ña con­tra el club y el téc­ni­co des­li­zó que se­gui­ría en la roja si no hu­bie­se fi­cha­do por el Real

Mundo Deportivo - - FÚTBOL - Ma­nuel Bru­ña

El pal­co de ho­nor del Real Madrid fue el es­ce­na­rio don­de Ju­len Lopetegui fue presentado co­mo nue­vo en­tre­na­dor del Real Madrid. Pe­ro no só­lo fue eso, tam­bién fue el si­tio don­de el téc­ni­co y Flo­ren­tino Pé­rez ase­gu­ra­ron que el Madrid y el pro­pio Lopetegui son las víc­ti­mas y no los cul­pa­bles de to­do lo que ha pa­sa­do en las úl­ti­mas ho­ras. Pa­ra ha­cer­lo, ata­ca­ron a Luis Ru­bia­les, pre­si­den­te de la Fe­de­ra­ción, que des­ti­tu­yó a Lopetegui co­mo se­lec­cio­na­dor tras ha­cer­se pú­bli­co que ha­bía fir­ma­do con el Madrid a 72 ho­ras del de­but en el Mundial.

El pri­me­ro en desatar las hos­ti­li­da­des fue Flo­ren­tino Pé­rez que co­men­zó di­cien­do que “es­te ac­to que­ría­mos que lle­ga­se tras el Mundial y tras un nue­vo triun­fo de nues­tra se­lec­ción”, pa­ra aña­dir que “Sé que so­ña­bas con el Mundial y con di­ri­gir al Real Madrid, y que los dos sue­ños eran per­fec­ta­men­te com­pa­ti­bles”, co­men­zó di­cien­do, pa­ra aña­dir que “el Madrid y Ju­len ha­bían al­can­za­do un acuer­do en el ejer­ci­cio de la li­ber­tad de am­bas par­tes. Res­pe­ta­mos cláu­su­las y se ha­ría efec­ti­vo des­pués del Mundial. El ob­je­ti­vo de co­mu­ni­car­lo era una mues­tra de trans­pa­ren­cia y nor­ma­li­dad pa­ra evi­tar ru­mo­res. No hay precedentes de que un acuer­do de tra­ba­jo pa­ra des­pués de un Mundial se con­si­de­re co­mo una ac­to de des­leal­tad. Quie­nes mez­clan eso tie­nen un sen­ti­do pa­tri­mo­nial de las per­so­nas fe­liz­men­te su­pe­ra­do en la España del si­glo XXI”. Flo­ren­tino no se que­dó ahí y di­jo de Ru­bia­les que “fue una ab­sur­da reac­ción de or­gu­llo mal en­ten­di­do” y ha­bló de una cam­pa­ña con­tra el Madrid: “No me gus­ta el victimismo, pe­ro hay una corriente que pre­ten­de da­ñar la ima­gen de nues­tro club”.

Lopetegui con­fe­só que “ayer (por el miér­co­les) fue un día, po­si­ble­men­te des­de la muer­te de mi ma­dre, el más tris­te de mi vi­da, pe­ro hoy (por ayer) es el día más fe­liz de mi vi­da”, pa­ra de in­me­dia­to cri­ti­car a Ru­bia­les. “Aquí lo que ha ha­bi­do es de­cir la ver­dad, con leal­tad. El pri­me­ro en sa­ber­lo fue él. El acuer­do era ce­rrar­lo an­tes del Mundial y no con él ya co­men­za­do. Al día si­guien­te pa­só lo que pa­só y lo que pa­só en­tre esas ho­ras lo des­co­noz­co. Ha­bía que ser ho­nes­tos y trans­pa­ren­tes y no ocul­tar na­da. Eso era ma­lo y yo no lo que­ría”, di­jo, pa­ra aña­dir que “a mí me hu­bie­se gus­ta­do que Ru­bia­les hi­cie­ra las co­sas de otra ma­ne­ra”.

El téc­ni­co qui­so re­sal­tar que “ha­bía que ser ho­nes­tos y trans­pa­ren­tes y no ocul­tar na­da. Eso era ma­lo y yo no lo que­ría. Yo he ac­tua­do de for­ma ho­nes­ta pe­se a las co­sas que se han di­cho de for­ma in­tere­sa­da y has­ta me­dio­cre. He­mos si­do pro­fe­sio­na­les, ho­nes­tos y cla­ros” y des­li­zó que si no hu­bie­se fi­cha­do por el Madrid, se­gui­ría en la se­lec­ción. “Es una bue­na pre­gun­ta…”, di­jo cuan­do le pre­gun­ta­ron al res­pec­to

FO­TO: EFE

Ju­len Lopetegui fue presentado por Flo­ren­tino Pé­rez co­mo nue­vo en­tre­na­dor del Real Madrid pa­ra los pró­xi­mos tres años

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.