La San­jur­ja­da

Muy Historia - - ENTREVISTA -

Las cons­pi­ra­cio­nes mi­li­ta­res con­tra la Re­pú­bli­ca ha­bían co­men­za­do ca­si con la pro­cla­ma­ción de és­ta. En 1932 se pro­du­jo la pri­me­ra ten­ta­ti­va, pro­ta­go­ni­za­da por uno de los mi­li­ta­res es­tre­lla de la gue­rra de Ma­rrue­cos, el ge­ne­ral José San­jur­jo, que ha­bía di­ri­gi­do so­bre el te­rreno el des­em­bar­co en Al­hu­ce­mas, la ope­ra­ción de­ci­si­va pa­ra de­rro­tar a los ri­fe­ños de Abd- el- Krim. Go­za­ba por ello de un gran pres­ti­gio so­cial, que ha­bía lle­va­do a Al­fon­so XIII a con­ce­der­le el tí­tu­lo de Mar­qués del Rif en 1926.

Pa­ra San­jur­jo la lle­ga­da de la Re­pú­bli­ca ha­bía su­pues­to un im­por­tan­te me­nos­ca­bo de sus fun­cio­nes, fru­to de los desacuer­dos con los di­ri­gen­tes po­lí­ti­cos. De Al­to Co­mi­sa­rio Es­pa­ñol en Ma­rrue­cos ha­bía si­do de­gra­da­do pri­me­ro a Director Ge­ne­ral de la Guar­dia Ci­vil y, tras la muer­te en Ar­ne­do (La Rio­ja) de on­ce per­so­nas por dis­pa­ros de miem­bros de es­te cuer­po, fue ce­sa­do y se le asig­nó un car­go to­da­vía me­nor, el de Director de Ca­ra­bi­ne­ros. Su res­pues­ta fue pre­pa­rar una clá­si­ca aso­na­da mi­li­tar, pa­ra la que es­co­gió Se­vi­lla co­mo pla­za fuerte. Allí, el día 10 de agos­to de 1932 pro­cla­mó la di­so­lu­ción de las Cor­tes y la crea­ción de una nue­va jun­ta “por amor a Es­pa­ña”, pe­ro, a la ho­ra de la ver­dad, en Madrid sus com­pa­ñe­ros mi­li­ta­res no lo si­guie­ron. Se que­dó so­lo y con di­fi­cul­ta­des in­clu­so pa­ra con­tro­lar la si­tua­ción en Se­vi­lla. Unas ho­ras des­pués la re­be­lión es­ta­ba li­qui­da­da y San­jur­jo de­te­ni­do, en ple­na hui­da ha­cia Por­tu­gal. El pue­blo y la pren­sa da­rían a es­te in­ten­to el có­mi­co nom­bre de “la San­jur­ja­da”.

Pa­ra su prin­ci­pal pro­ta­go­nis­ta la si­tua­ción no tu­vo nin­gu­na gra­cia: se le pro­ce­só y con­de­nó a pe­na de muer­te, aun­que és­ta fue fi­nal­men­te con­mu­ta­da. Pe­ro San­jur­jo no es­car­men­ta­ría con es­ta ex­pe­rien­cia y con­ti­nua­ría vin­cu­la­do a las pos­te­rio­res ma­nio­bras gol­pis­tas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.