La ban­da­na ni­po­na ha­chi­ma­ki

Muy Historia - - CURIOSIDADES -

Se co­no­ce co­mo cin­ta ha

chi­ma­ki ( de ha­chi ,“fren­te”, y ma­ki, “cin­ta”) y for­ma­ba par­te del ritual del ka­mi­ka­ze. Du­ran­te la II Gue­rra Mun­dial, los pi­lo­tos ja­po­ne­ses se co­lo­ca­ban el

ha­chi­ma­ki con el sím­bo­lo del Sol Na­cien­te en la fren­te pa­ra, se­gún sus creen­cias, es­tar pro­te­gi­dos de los es­pí­ri­tus ma­lig­nos. Al mis­mo tiem­po, les infundía el va­lor ne­ce­sa­rio pa­ra po­der aco­me­ter sus mi­sio­nes con éxi­to.

Pe­ro, con­tra­ria­men­te a la ima­gen crea­da en torno al ka­mi­ka­ze co­mo un ser ele­gi­do, no só­lo es­tos pi­lo­tos sui­ci­das lle­va­ban el

ha­chi­ma­ki en la ca­be­za y no só­lo ellos be­bían sa­ke an­tes de em­pren­der sus mi­sio­nes.

Es­tu­dian­tes, tra­ba­ja­do­res y mu­je­res tam­bién uti­li­za­ban (y uti­li­zan hoy día) la fa­mo­sa ban­da –nor­mal­men­te, de te­la ro­ja o blan­ca– co­mo sím­bo­lo de es­fuer­zo o cons­tan­cia, en la creen­cia de que les infundía fuer­za pa­ra su­pe­rar un exa­men, una ta­rea o un par­to.

En es­ta cin­ta que cu­bre la fren­te sue­le ex­hi­bir­se al­gún sím­bo­lo o pa­la­bra re­la­cio­na­dos con la per­se­ve­ran­cia y la vo­lun­tad de éxi­to del por­ta­dor de la mis­ma.

Aun­que es­ta ban­da­na tí­pi­ca­men­te ja­po­ne­sa tam­bién se uti­li­za a ve­ces con un mo­ti­vo tri­vial: evi­tar que el su­dor pe­ne­tre en los ojos de aquel que rea­li­za un es­fuer­zo de­por­ti­vo, in­te­lec­tual o crea­ti­vo. Y no só­lo eso: en Ja­pón se di­ce que fa­vo­re­ce la con­cen­tra­ción y es un amu­le­to de bue­na suer­te. Ade­más, se usa asi­mis­mo co­mo dis­tin­ti­vo pa­ra gru­pos en las fies­tas populares.

En­la­ce­re­mo­nia­de­los­pi­lo­tos­sui­ci­das ni­po­nes,pre­viaaem­pren­der­suúl­ti­mo vue­lo,se­le­sen­tre­ga­bau­na­cin­ta ha­chi­ma­ki. En­la­fo­to,unaen­ju­nio­de1945.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.