La mi­sión sui­ci­da del U-47 en Sca­pa Flow

Muy Historia - - CURIOSIDADES -

En la ba­ta­lla del Atlán­ti­co, la pren­sa y la pro­pa­gan­da na­zi exal­ta­ron a los co­man­dan­tes de los sub­ma­ri­nos ale­ma­nes. Al­gu­nos, co­mo Joa­chim Schep­ke, ofi­cial del

U-100, o Günt­her Prien, co­man­dan­te del U-47, fue­ron con­si­de­ra­dos hé­roes del III Reich. Prien sal­tó a la fa­ma por lle­var a ca­bo una mi­sión sui­ci­da que fue no­ti­cia en me­dio mun­do. Al man­do de su sub­ma­rino, se atre­vió a pe­ne­trar en el puer­to de la flo­ta bri­tá­ni­ca en Sca­pa Flow (is­las Or­ca­das), con­si­de­ra­do inex­pug­na­ble y en el que se con­cen­tra­ban los más po­de­ro­sos bu­ques de gue­rra. Su ataque co­men­zó la no­che del 14 de oc­tu­bre de 1939: el U-47 for­zó

la en­tra­da a la ra­da na­ve­gan­do en su­per­fi­cie pa­ra evi­tar las me­di­das an­ti­sub­ma­ri­nas. Pa­só inad­ver­ti­do y dis­pa­ró con­tra el aco­ra­za­do HMS

Ro­ya­lOak una pri­me­ra sal­va de torpe­dos, de los cua­les só­lo uno al­can­zó al na­vío bri­tá­ni­co.

SIN SER DE­TEC­TA­DO. Los ofi­cia­les pen­sa­ron que se tra­ta­ba de una ex­plo­sión accidental, lo que dio la opor­tu­ni­dad al sub­ma­rino de dis­pa­rar más torpe­dos: dos im­pac­ta­ron en el HMS

Ro­yal Oak, que se fue a pi­que con 800 hom­bres. El U-47 aban­do­nó Sca­pa Flow sin ser de­tec­ta­do y re­gre­só a Ale­ma­nia, don­de Prien y su tri­pu­la­ción fue­ron re­ci­bi­dos co­mo hé­roes.

En la fo­to, lle­ga­da del U-47 al puer­to ale­mán de Wil­helms­ha­ven, el 17 de oc­tu­bre de 1939, tras su exi­to­sa mi­sión en Sca­pa Flow.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.