Na­no­rro­bots al res­ca­te

Muy Interesante - - PRISMA -

La idea no es nue­va: cons­truir mi­nús­cu­las má­qui­nas ca­pa­ces de aca­rrear fár­ma­cos y ha­cer­las lle­gar has­ta el úl­ti­mo rin­cón del or­ga­nis­mo pa­ra que suel­ten el me­di­ca­men­to salvador don­de se ne­ce­si­te. Aún no se ha he­cho en hu­ma­nos, pe­ro sí en ra­to­nes.

Via­je­ros de in­te­rior. Un grupo de na­noin­ge­nie­ros de la Uni­ver­si­dad de Ca­li­for­nia en San Diego ha de­mos­tra­do que es po­si­ble usar es­te ti­po de in­ge­nios pa­ra tra­tar una in­fec­ción bac­te­ria­na es­to­ma­cal. Es­tos dis­po­si­ti­vos es­fé­ri­cos del ta­ma­ño de la mi­tad del gro­sor de un cabello hu­mano es­tán cons­ti­tui­dos por un nú­cleo de mag­ne­sio pro­te­gi­do por una ca­pa de dió­xi­do de ti­ta­nio re­cu­bier­ta de an­ti­bió­ti­co. El mag­ne­sio reac­cio­na con los áci­dos gás­tri­cos, lo que crea mi­cro­bur­bu­jas de hi­dró­geno que pro­pul­san el apa­ra­to por el es­tó­ma­go –fun­cio­nan co­mo un mi­cro­mo­tor– has­ta que se ad­hie­re a sus paredes. En unos ra­to­nes in­fec­ta­dos por la bac­te­ria He­li­co­bac­ter py­lo­ri, neu­tra­li­za­ron los ci­ta­dos áci­dos –es­tos a ve­ces des­tru­yen los fár­ma­cos ad­mi­nis­tra­dos por vía oral– y li­be­ra­ron su car­ga de an­ti­bió­ti­cos, que re­sul­tó efec­ti­va.

Re­crea­ción­deun na­no­rro­bo­te­nel to­rren­te­san­guí­neo. Muy­pron­to,es­tas má­qui­nas­de­tec­ta­rán­to­xi­na­so­dis­tri­bui­rán­fár­ma­co­sen nues­troor­ga­nis­mo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.