¿Por qué pro­tes­tan­tes?

Muy Interesante - - HISTORIA -

Es­te tér­mino se apli­ca a los par­ti­da­rios de Lu­te­ro que se se­pa­ra­ron de la Igle­sia ca­tó­li­ca con la Re­for­ma y a otros mo­vi­mien­tos re­bel­des pos­te­rio­res den­tro de la cris­tian­dad. El ape­la­ti­vo sur­gió a raíz de la Die­ta de Es­pi­ra de 1526, don­de se con­ce­dió a los prín­ci­pes ale­ma­nes li­ber­tad so­bre los asun­tos re­li­gio­sos en sus te­rri­to­rios. El em­pe­ra­dor Carlos V re­vo­có es­te pri­vi­le­gio en una se­gun­da die­ta ce­le­bra­da en esa mis­ma ciu­dad en 1529, lo que aca­rreó una fuer­te pro­tes­ta de los lí­de­res po­lí­ti­cos y re­li­gio­sos re­for­mis­tas que acu­die­ron. De esa in­dig­na­ción sur­gió el nom­bre pro­tes­tan­te pa­ra sus se­gui­do­res.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.