Un es­cu­do pla­ne­ta­rio

Muy Interesante - - DISCOVERY -

La ne­ce­si­dad de evi­tar cual­quier ti­po de con­ta­mi­na­ción bio­ló­gi­ca pro­ce­den­te del es­pa­cio se plan­teó por pri­me­ra vez en 1956, en un con­gre­so de la Fe­de­ra­ción As­tro­náu­ti­ca In­ter­na­cio­nal. Des­de 1959, el Co­mi­té de In­ves­ti­ga­cio­nes Es­pa­cia­les se en­car­ga de que la Tie­rra se en­cuen­tre a sal­vo en es­te sen­ti­do. En 2002, aquel apro­bó un do­cu­men­to en el que re­co­mien­da que las mi­sio­nes al es­pa­cio si­gan cier­tos pro­to­co­los de se­gu­ri­dad en fun­ción de su ob­je­ti­vo. Exis­ten cin­co ca­te­go­rías:

En la I, que no re­quie­re to­mar me­di­das de pro­tec­ción, se en­con­tra­rían, por ejem­plo, las ex­pe­di­cio­nes al Sol, don­de no se tra­ta de in­ves­ti­gar el ori­gen de la vi­da. En la II, es­te sí se­ría el pro­pó­si­to, pe­ro so­lo ha­bría una re­mo­ta po­si­bi­li­dad de que la na­ve que­da­ra con­ta­mi­na­da; ima­gi­ne­mos que su des­tino es la ór­bi­ta lu­nar. En la III, po­dría ser la de Mar­te o Eu­ro­pa, sa­té­li­te de Jú­pi­ter don­de se cree que exis­te una quí­mi­ca pre­bió­ti­ca. Pa­ra pre­ve­nir po­si­bles in­ci­den­tes se en­sam­bla­ría la son­da en una sa­la li­bre de gér­me­nes. En la IV se con­si­de­ran los mis­mos des­ti­nos que la III, pe­ro es­ta ate­rri­za­ría, así que ha­bría que es­te­ri­li­zar­la pa­ra que nues­tros mi­cro­bios no in­va­dan el lu­gar. La V in­clu­ye la to­ma de mues­tras y traer­las a la Tie­rra. En ella se es­pe­ci­fi­ca que hay que evi­tar que el in­ge­nio que las aca­rree se es­tre­lle in­con­tro­la­da­men­te en nues­tro pla­ne­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.