Pa­sa­re­la de ca­ra­co­les

Los ojos de los ca­ra­co­les se si­túan en los ex­tre­mos del par de ten­tácu­los su­pe­rior. Tam­bién tie­nen los sen­ti­dos del gus­to, el ol­fa­to y el tac­to bas­tan­te desa­rro­lla­dos

Muy Interesante - - SUMARIO -

Es­tas imá­ge­nes del ale­mán In­go Arndt, repu­tado fo­tó­gra­fo de la vi­da sil­ves­tre, nos mues­tran al­gu­nas de las es­pe­cies de ca­ra­col te­rres­tre más exó­ti­cas, de­bi­do a su co­lo­ri­do o a la for­ma de su con­cha. Jun­to con las ba­bo­sas, son los úni­cos mo­lus­cos gas­te­ró­po­dos que han con­quis­ta­do la tie­rra fir­me y que han aban­do­na­do las bran­quias para desa­rro­llar pul­mo­nes.

Los ca­ra­co­les te­rres­tres son mo­lus­cos que vi­ven, co­mo su pro­pio nom­bre in­di­ca, en tie­rra fir­me, en con­tra­po­si­ción con aque­llos que son pro­pios de los en­tor­nos acuá­ti­cos –de agua dul­ce o sa­la­da–. En su há­bi­tat na­tu­ral, su es­pe­ran­za de vi­da pue­de ser de un año has­ta sie­te, se­gún la es­pe­cie. En­tre los más bo­ni­tos del mun­do se en­cuen­tran las po­li­mi­tas, ca­ra­co­les au­tóc­to­nos de al­gu­nas re­gio­nes bos­co­sas del orien­te de Cu­ba que lla­man la aten­ción por sus va­ria­cio­nes y com­bi­na­cio­nes cro­má­ti­cas – 1 y 2–. Es­tas pue­den ir de los ma­rro­nes a los ro­jos, na­ran­jas, ama­ri­llos y ver­des, en­tre otros co­lo­res. Los ca­ra­co­les del gé­ne­ro Ca­ra­co­lus –y 3 4–, por su par­te, son he­li­coi­da­les y de gran ta­ma­ño. En cuan­to a la be­lle­za de los Li­guus – 5–, ha pro­vo­ca­do que par­te de sus va­rie­da­des sean muy es­ca­sas, has­ta el pun­to de que al­gu­nas se lle­ga­ron a ex­tin­guir en el si­glo XX.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.