La im­por­tan­cia de la con­fian­za en tu de­par­ta­men­to téc­ni­co

Nou Horta (Oest) - - Manises - Pas­cual Cer­ve­ra Gómez Ase­sor tec­no­ló­gi­co

De­bi­do a los gran­des avan­ces en la tec­no­lo­gía y en las co­mu­ni­ca­cio­nes han con­ver­ti­do a la in­for­má­ti­ca en una he­rra­mien­ta del día a día pa­ra cual­quier em­pre­sa en cual­quie­ra sec­tor. La ad­mi­nis­tra­ción pú­bli­ca es un cla­ro ejem­plo de es­te avan­ce; en ape­nas 3 años to­dos los as­pec­tos de nues­tra ad­mi­nis­tra­ción pú­bli­ca se han in­for­ma­ti­za­do, des­de las co­mu­ni­ca­cio­nes ofi­cia­les has­ta la pre­sen­ta­ción de so­li­ci­tu­des o la pre­vi­sión de ci­tas pre­vias. Por to­do es­to la im­por­tan­cia de te­ner un de­par­ta­men­to téc­ni­co de con­fian­za y bien pre­pa­ra­do es fun­da­men­tal pa­ra que el día a día de nues­tros ne­go­cios sea lo más có­mo­do y pro­duc­ti­vo. Otros as­pec­tos son muy im­por­tan­tes de ca­ra a ele­gir un ser­vi­cio téc­ni­co ex­terno, la ex­pe­rien­cia, la cer­ca­nía o la al­ta dis­po­ni­bi­li­dad son qui­zás si ca­be los más de­ter­mi­nan­tes en es­ta elec­ción. Mul­ti­tud de em­pre­sas de­jan en ma­nos inex­per­tas la he­rra­mien­ta más im­por­tan­te de su ne­go­cio sin sa­ber las con­se­cuen­cias eco­nó­mi­cas y pro­duc­ti­vas que pue­den pro­du­cir­les en sus ne­go­cios. Día a día los sis­te­mas ope­ra­ti­vos, las apli­ca­cio­nes o los si­tios web es­tán más cer­ca del usua­rio fi­nal y tam­bién tie­nen más in­ci­den­cias en es­te as­pec­to, mu­chas ve­ces es­tas in­ci­den­cias pue­den ser sol­ven­ta­das por es­tos mis­mos usua­rios con co­no­ci­mien­tos bá­si­cos de in­for­má­ti­ca pe­ro mu­chas otras in­ci­den­cias re­quie­ren de una res­pues­ta rá­pi­da y efi­caz pa­ra que el rit­mo de tra­ba­jo y la pro­duc­ti­vi­dad no se vea afec­ta­da por lo que qui­zás es una in­ci­den­cia muy cri­ba­da pa­ra un téc­ni­co ex­pe­ri­men­ta­do pe­ro se pue­de con­ver­tir en un do­lor de ca­be­za pa­ra un usua­rio inex­per­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.