¿Qué es el street sty­le? El pa­pel de los cool­hun­ter en la mo­da

Nou Horta (Oest) - - Editorial - Pa­lo­ma Si­lla Ase­so­ra de ima­gen, co­mu­ni­ca­ción y or­ga­ni­za­do­ra de even­tos. Res- pon­sa­ble de Des­ta­ca-te.com

El es­ti­lo de la ca­lle, así es co­mo co­no­ce­mos en cas­te­llano al Street Sty­le. Ha­bla de lo que lle­va la gen­te, de lo que tie­ne en su ar­ma­rio y de lo que es­co­ge a dia­rio pa­ra ha­cer pa­ten­te su per­so­na­li­dad, dar a co­no­cer su ima­gen y plas­mar su es­ti­lo de vi­da en las pren­das que eli­ge y en có­mo las lu­ce. El Street Sty­le no obe­de­ce a es­ca­pa­ra­tes de mar­cas pun­te­ras, aun­que de cier­ta for­ma lo ha­ce por­que son ellas las que mar­can la pau­ta de lo que se lle­va­rá las pró­xi­mas tem­po­ra­das. Pe­ro a su vez, son las gran­des fir­mas las que se sir­ven de la fi­gu­ra del cool­hun­ter pa­ra que be­ban del es­ti­lo de las per­so­nas anó­ni­mas que pa­sean a dia­rio por las ca­lles de las prin­ci­pa­les ca­pi­ta­les de la mo­da y ‘ca­cen ten­den­cias’. El cool­hun­ter es la fi­gu­ra ca­paz de trans­mi­tir lo que gus­ta y se lle­va a la em­pre­sa que sue­le crear su pro­pia ver­sión o vi­sión de esa ten­den­cia y le da vi­da pa­ra que en­tre por la puer­ta gran­de de la in­dus­tria de la mo­da. Y hoy en día en la ca­lle po­de­mos ver de to­do. Y es una di­ver­si­dad muy ri­ca de la que los ase­so­res de ima­gen dis­fru­ta­mos a dia­rio. Si bien op­ta­mos por pren­das cu­ya ten­den­cia dic­tan las gran­des em­pre­sas, por ejem­plo, es­te año el uso de pon­chos y ma­xi bu­fan­das, o pan­ta­lo­nes sport con sti­llet­tos, hoy en día po­de­mos com­bi­nar prác­ti­ca­men­te to­do con to­do (uti­li­zan­do lo que co­no­ce­mos co­mo sen­ti­do co­mún). Hoy es­ta­mos muy cer­ca del to­do va­le. Nos ins­pi­ra­mos en las tri­bus ur­ba­nas, de lo que ve­mos en los es­ca­pa­ra­tes, en los looks que nos su­gie­ren las re­vis­tas de mo­da, nos guia­mos por lo que nos acon­se­jan las de­pen­dien­tas de tien­da, de los ca­tá­lo­gos. Y to­da esa ins­pi­ra­ción la com­bi­na­mos con nues­tras pren­das de siem­pre, nues­tros fa­vo­ri­tos que ha­bi­tan en el ar­ma­rio y con los que te­ne­mos la opor­tu­ni­dad de vi­vir gran­des aven­tu­ras to­dos los días. La ro­pa que es­co­ge­mos no só­lo nos pro­te­ge del frío o del sol, sino que nos ayu­da a de­fen­der­nos en el día a día y a de­fi­nir­nos. Por ello de­be­mos cui­dar siem­pre lo que lle­va­mos pues­to pa­ra plas­mar a la per­fec­ción lo que que­re­mos de­cir­le a los de­más so­bre no­so­tros. Por­que qui­zá cuan­do te lan­ces a la ca­lle, un cool­hun­ter se fi­je en ti y en tu es­ti­lo, y de for­ma in­cons­cien­te seas tú el que mar­que la ten­den­cia pa­ra el pró­xi­mo año. ¡Ins­pí­ra­me!

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.