AR­TIC: “Mu­cha gen­te no en­tien­de que la 'adicc­ción' es una en­fer­me­dad”

Nou Horta (Oest) - - Entrevistes - Dia­na Gi­meno

Mu­chos so­mos co­no­ce­do­res de la exis­ten­cia de gru­pos y aso­cia­cio­nes que se en­car­gan de ayu­dar a per­so­nas con pro­ble­mas de­bi­do a al­gu­na cla­se de con­duc­ta adic­ti­va, pe­ro, ¿sa­be­mos real­men­te en qué con­sis­te la la­bor de es­tos pro­fe­sio­na­les? En AR­TIC Adic­cio­nes (Aso­cia­ción de Al­cohó­li­cos Reha­bi­li­ta­dos de To­rrent y Co­mar­ca) rea­li­zan dis­tin­tas ac­ti­vi­da­des que lle­van a ca­bo en ma­te­ria de pre­ven­ción, tra­ta­mien­to y au­to­ayu­da de en­fer­me­da­des de con­duc­tas adic­ti­vas, ayu­dan­do tan­to a los en­fer­mos co­mo a sus fa­mi­lias. Se tra­ta de una Aso­cia­ción de Uti­li­dad Pú­bli­ca cu­yas ac­cio­nes pue­den se­guir ade­lan­te gra­cias a las do­na­cio­nes que re­ci­ben, y pe­se a ello, se en­cuen­tran en bús­que­da de pa­tro­ci­na­do­res dis­pues­tos a co­la­bo­rar con ellos y po­der se­guir así ayu­dan­do a los en­fer­mos que ne­ce­si­tan su apo­yo. Al­fon­so Ló­pez (Pre­si­den­te de la Aso­cia­ción), Pi­lar Es­cri­bano (Vo­cal Jun­ta Di­rec­ti­va) y Am­pa­ro Ta­ber­ner (Coor­di­na­do­ra de la U.P.C.C.A de l’Ajun­ta­ment de To­rrent) nos res­pon­die­ron, muy ama­ble­men­te, una se­rie de pre­gun­tas acer­ca su Aso­cia­ción.

EN­TRE­VIS­TA ¿En qué con­sis­te vues­tra aso­cia­ción? ¿Cuán­to tiem­po lle­va vi­gen­te? AL­FON­SO:

Nues­tra aso­cia­ción con­sis­te en la ayu­da a la reha­bi­li­ta­ción de en­fer­mos con pro­ble­mas en adic­cio­nes, tan­to al con­su­mi­dor co­mo al fa­mi­liar. Es­ta aso­cia­ción abrió sus puer­tas en 1980. ¿A qué per­so­nas os di­ri­gís? ¿Qué ti­po de ac­ti­vi­da­des rea­li­záis? AL­FON­SO: Nos di­ri­gi­mos a la po­bla­ción en ge­ne­ral, pe­ro no so­la­men­te a la de To­rrent, sino a la de to­da la co­mar­ca sin ex­cluir a na­die. In­ten­ta­mos rea­li­zar ac­ti­vi­da­des don­de la rein­ser­ción y nor­ma­li­za­ción de nues­tras vi­das, una vez he­mos de­ja­do el con­su­mo pro­pia­men­te di­cho, nos per­mi­ta ser par­tí­ci­pes de la vi­da so­cial de ca­da una de nues­tras po­bla­cio­nes. Ca­si to­das las ac­ti­vi­da­des que rea­li­za­mos ha­cia el ex­te­rior van en­ca­mi­na­das a es­to. Por ejem­plo, par­ti­ci­pa­mos en ac­ti­vi­da­des co­mo la Ca­bal­ga­ta del Ni­not, ha­cien­do un ta­ller de vi­das sa­lu­da­bles; con­cur­sos de tea­tro, don­de par­ti­ci­pan seis agru­pa­cio­nes de tea­tro de la co­mar­ca in­clu­so de Va­len­cia; ha­ce­mos una ca­rre­ra de lu­cha con­tra la dro­ga… Ade­más, per­te­ne­ce­mos a federaciones tan­to de adic­cio­nes co­mo de ciu­da­da­nos de aquí de To­rrent (FAC), a la Fe­de­ra­ción de Al­cohó­li­cos y Fa­mi­lia­res de Es­pa­ña, y re­cien­te­men­te se ha crea­do en la Co­mu­ni­dad Va­len­cia­na una fe­de­ra­ción que en­cua­dra a adic­cio­nes y fa­mi­lia­res… En fin, a to­do lo re­la­cio­na­do con nues­tra ac­ti­vi­dad. Por otra par­te, en el pro­pio cen­tro tam­bién rea­li­za­mos una se­rie de la­bo­res: To­das las ma­ña­nas, de lu­nes a vier­nes, se rea­li­zan ta­lle­res so­cio­edu­ca­ti­vos (in­for­má­ti­ca, pin­tu­ra, ma­nua­li­da­des...); en Fa­llas tam­bién te­ne­mos nues­tra pro­pia fa­lla que que­ma­mos e in­vi­ta­mos a pae­lla; ta­lle­res de gui­ta­rra… Es muy im­por­tan­te la par­ti­ci­pa­ción con el res­to de aso­cia­cio­nes, y con ellas es­ta­mos muy in­clui­dos en la so­cie­dad tan­to to­rren­ti­na co­mo de Quart de Poblet. ¿Pen­sáis que la gen­te de­be­ría in­for­mar­se y con­cien­ciar­se más so­bre es­te ti­po de pro­ble­mas? AL­FON­SO: Evi­den­te­men­te sí, y una de las ac­ti­vi­da­des que es­ta­mos ha­cien­do es un pro­gra­ma de ra­dio se­ma­nal en Rà­dio l’Om de Pi­cas­sent, que se pue­de es­cu­char en la Xar­xa d’Emis­so­res Mu­ni­ci­pals Va­len­cia­nes. En él, da­mos a co­no­cer pro­ble­mas re­la­cio­na­dos con el con­su­mo, opi­nio­nes, de­ba­tes so­bre di­fe­ren­tes pro­ble­mas so­cia­les que nos en­con­tra­mos día a día (des­de ma­los tra­tos has­ta có­mo afec­ta a la po­bla­ción in­fan­til que su pa­dre o ma­dre sean con­su­mi­do­res); to­do es­to vis­to des­de el pun­to de vis­ta del usua­rio, in­ten­tan­do sa­car fue­ra los tec­ni­cis­mos pa­ra que se en­tien­da me­jor el pro­ble­ma.

En vues­tra aso­cia­ción ges­tio­náis las U.P.C.C.A de los ayun­ta­mien­tos de To­rrent y Quart y rea­li­záis el Tra­ta­mien­to In­te­gral de En­fer­mos, Adic­tos y Fa­mi­lia­res. ¿En qué co­sis­te di­cha ges­tión? AM­PA­RO:

Des­de la Uni­dad de Pre­ven­ción Co­mu­ni­ta­ria en Con­duc­tas Adic­ti­vas se tra­ta de re­du­cir y/o evi­tar el con­su­mo de sus­tan­cias y otras con­duc­tas adic­ti­vas. No­so­tros tra­ba­ja­mos en tres gran­des blo­ques: - a tra­vés de pro­gra­mas de pre­ven­ción y ac­cio­nes pre­ven­ti­vas en to­dos los cur­sos, des­de la edad de in­fan­til has­ta ba­chi­lle­ra­to, ci­clos for­ma­ti­vos y de­más. Ca­da uno de es­tos pro­gra­mas vie­ne ela­bo­ra­do y su­per­vi­sa­do por los téc­ni­cos de la Uni­dad de Pre­ven­ción y apar­te, es­ta­mos siem­pre en es­tre­cha co­la­bo­ra­ción con los pro­fe­so­res, ase­so­res… - Pre­ven­ción fa­mi­liar: en­con­tra­mos dos sub­blo­ques… • Es­cue­las pa­ra pa­dres: se pro­po­ne a los co­le­gios, y a tra­vés de unas char­las que se ha­cen por par­te de los téc­ni­cos de la Uni­dad de Pre­ven­ción se dan unas pau­tas pa­ra sa­ber có­mo po­de­mos pre­ve­nir en fa­mi­lia el con­su­mo y fa­vo­re­cer há­bi­tos de vi­da sa­lu­da­bles. • Ase­so­ra­mien­to a fa­mi­lia­res de ado­les­cen­tes: ase­so­ra­mos y ayu­da­mos a aque­llos jó­ve­nes, y a sus fa­mi­lias, que em­pie­zan a te­ner al­gún ton­teo con el con­su­mo o es­tán en una si­tua­ción bas­tan­te vul­ne­ra­ble. - Pre­ven­ción co­mu­ni­ta­ria: pa­ra to­da la co­mu­ni­dad. Rea­li­za­mos ac­ti­vi­da­des pre­ven­ti­vas que se ha­cen siem­pre pa­ra to­do el pú­bli­co, por ejem­plo: ce­le­bra­cio­nes del día sin ta­ba­co, ce­le­bra­cio­nes del día sin al­cohol, ta­lle­res

Pre­ven­ción es­co­lar:

de be­bi­da sa­lu­da­bles… Ac­ti­vi­da­des que ha­gan sa­ber a la po­bla­ción que exis­te un re­cur­so mu­ni­ci­pal al que to­do el mun­do pue­de ac­ce­der y que tra­ta de ofre­cer una cul­tu­ra de há­bi­tos sa­lu­da­bles y del no con­su­mo. ¿Qué les di­ríais a to­das aque­llas per­so­nas (y sus fa­mi­lia­res) que se es­tán pen­san­do po­ner­se en reha­bi­li­ta­ción pe­ro no acaban de ha­cer­lo, pa­ra que den el pa­so? PI­LAR: Que no de­jen pa­ra ma­ña­na lo que pue­den ha­cer hoy; es una fra­se muy ma­ni­da pe­ro es muy im­por­tan­te. Mu­chas ve­ces pen­sa­mos que tie­ne so­lu­ción pe­ro no sa­be­mos po­nér­se­la, en­ton­ces, a tra­vés de AR­TIC se ayu­da a mu­cha gen­te en co­no­cer y com­pren­der la en­fer­me­dad, ya que mu­chos fa­mi­lia­res no la com­pren­den, ni los mis­mos usua­rios. Mu­cha gen­te pien­sa que si dos per­so­nas be­ben dos co­pas o se jue­gan ‘cin­co du­ros’ en una má­qui­na, ¿por qué ellos no lo pue­den ha­cer? La res­pues­ta es por­que ellos ya han desa­rro­lla­do la en­fer­me­dad, aun­que no aca­ben de en­ten­der­lo. Por des­gra­cia, aún mu­cha gen­te lo en­tien­de co­mo vi­cio y pien­san que lo pue­den de­jar cuan­do quie­ran y co­mo quie­ran, pe­ro eso no es así. AL­FON­SO: Me gus­ta­ría aña­dir que a es­ta en­fer­me­dad no se lle­ga por­que uno se ha­ya aban­do­na­do o por­que be­ba de­ma­sia­do, aun­que la cau­sa sí sea ese ex­ce­so, siem­pre hay al­go de­trás que obli­ga a con­su­mir. Una vez su­pe­ra­dos cier­tos ni­ve­les de con­su­mo pa­sa a con­ver­tir­se en una adic­ción, y una vez es una adic­ción es una en­fer­me­dad.

Apro­ve­chan­do que el pa­sa­do día 26 de ju­nio fue el Día In­ter­na­cio­nal de la Lu­cha con­tra el uso in­de­bi­do de Dro­gas, ¿rea­li­zas­teis al­gún ti­po de ce­re­mo­nia? AL­FON­SO:

Es­te año ce­le­bra­mos la en­tre­ga de pre­mios anua­les, que lla­ma­mos ‘Pre­mios Ar­tic’, el pa­sa­do jue­ves 25 de ju­nio a las 19:30 en l’Hort de Tre­nor de To­rrent. To­dos los años nos di­ri­gi­mos a en­ti­da­des o per­so­nas que con­si­de­ra­mos que es­tán ha­cien­do un bien so­cial, o bien, ani­man­do a ha­cer co­sas que la gen­te no se con­si­de­ra ca­paz de ha­cer, co­mo por ejem­plo: ha­ce dos años se le en­tre­gó el pre­mio a Ruth Agui­lar, una de­por­tis­ta to­rren­ti­na que es­tá in­ca­pa­ci­ta­da de las dos pier­nas tras su­frir un ac­ci­den­te de trá­fi­co. Ella tu­vo el ac­ci­den­te cuan­do iba a ju­gar en la se­lec­ción de ba­lon­mano de los Jue­gos Olím­pi­cos de Lon­dres, y fi­nal­men­te, pe­se a no ir co­mo atle­ta ac­ti­va, fue co­mo pa­ra­olím­pi­ca, cum­plien­do así su sue­ño de par­ti­ci­par en los Jue­gos lon­di­nen­ses. Ruth es­tá ha­cién­do­le ver a la so­cie­dad que uno pue­de con­se­guir la me­ta que se pro­po­ne sin ba­rre­ras que te lo im­pi­dan. Por otra par­te, cuan­do se pre­mia a una aso­cia­ción es por­que ba­jo nues­tro cri­te­rio, es­tá ha­cien­do al­gún be­ne­fi­cio de la so­cie­dad en ge­ne­ral. El año pa­sa­do, con­cre­ta­men­te, pre­mia­mos a As­pa­nion, que lu­cha con­tra el Cán­cer In­fan­til, y a Ra­dio l’Om de Pi­cas­sent. Cabe des­ta­car que no hay una úni­ca ca­te­go­ría de pre­mios, sino va­rias, ta­les co­mo de in­te­gra­ción so­cial, de­por­tes… no es­tán ce­rra­das. El pre­mio con­sis­te en dar áni­mo a tra­vés de un re­co­no­ci­mien­to pú­bli­co pa­ra que los pre­mia­dos si­gan tra­ba­jan­do co­mo lo es­tén ha­cien­do has­ta aho­ra. Si al­gu­na per­so­na o en­ti­dad es­tá dis­pues­ta en co­la­bo­rar con es­ta aso­cia­ción me­dian­te do­na­cio­nes, pa­tro­ci­nios u otras for­mas, los po­drán en­con­trar en la C/Hos­pi­tal nº 6 de To­rrent y en C/Vi­na­tea 3 ba­jo de Quart de Poblet. Su nú­me­ro de te­lé­fono es el 96 156 46 58; y tam­bién po­déis se­guir­los en su pá­gi­na de Fa­ce­book (Ar­tic Adic­cio­nes) e información en los Ayun­ta­mien­tos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.