Ins­ti­tu­to Mé­di­co Ri­cart Der­ma­tó­lo­gos de con­fian­za en To­rrent

Nou Horta - - Godella -

La piel es un in­di­ca­dor al que no siem­pre pres­ta­mos la aten­ción ne­ce­sa­ria, y la vi­si­ta al der­ma­tó­lo­go es igual de obli­ga­to­ria que al res­to de es­pe­cia­lis­tas que for­man par­te del che­queo que ne­ce­sa­ria­men­te de­be­mos rea­li­zar­nos co­mo mí­ni­mo una vez al año. Los es­pe­cia­lis­tas de Ins­ti­tu­to Mé­di­co Ri­cart, ubi­ca­do en l’avin­gu­da al Ve­dat nú­me­ro 147 en To­rrent acon­se­jan rea­li­zar­se re­vi­sio­nes pe­rió­di­cas y es­tar aten­tos a una se­rie de se­ña­les que obli­ga­to­ria­men­te de­ben ade­lan­tar la ci­ta con el der­ma­tó­lo­go.

Eli­mi­na­ción de man­chas y le­sio­nes der­ma­to­ló­gi­cas

Oto­ño e in­vierno son los me­ses más pro­pi­cios pa­ra rea­li­zar­se los tra­ta­mien­tos con lá­se­res der­ma­to­ló­gi­cos que per­mi­ten eli­mi­nar las man­chas so­la­res, las le­sio­nes pig­men­ta­das, o la de­ri­va­das de ac­nes se­ve­ros. No hay ries­go de pig­men­ta­ción, ya que en es­ta épo­ca del año no nos ex­po­ne­mos de for­ma di­rec­ta al sol. Son téc­ni­cas con las que ade­más se con­si­gue ce­rrar po­ros abier­tos, eli­mi­nar ca­pi- la­res ro­tos, des­truir le­sio­nes vas­cu­la­res y tam­bién per­mi­ten tra­tar las al­te­ra­cio­nes cau­sa­das por la ro­sá­cea o la cu­pe­ro­sis. Pa­ra el tra­ta­mien­to del me­las­ma que son las man­chas fa­cia­les de ori­gen hor­mo­nal, los es­pe­cia­lis­tas de Ins­ti­tu­to Mé­di­co Ri­cart han desa­rro­lla­do un pro­to­co­lo que con­sis­te en ata­car la man­cha tan­to a ni­vel in­terno co­mo ex­terno. A ni­vel in­terno la com­ba­ten con la me­so­te­ra­pia blan­quean­te IMR, y a ni­vel ex­terno com­bi­nan el “cool la­ser” jun­to con pee­lings es­pe­cí­fi­cos y cre­mas des­pig­men­tan­tes.

Der­ma­tó­lo­gos es­pe­cia­li­za­dos en el tra­ta­mien­to de pso­ria­sis, ac­né y ro­sá­cea

La pso­ria­sis es un tras­torno au­to­in­mu­ne que pro­vo­ca una in­fla­ma­ción cu­tá­nea cró­ni­ca. Du­ran­te los me­ses más fríos se in­ten­si­fi­can los bro­tes y re­sul­ta ne­ce­sa­rio lle­var un con­trol de la en­fer­me­dad. La uni­dad es­pe­cia­li­za­da de Ins­ti­tu­to Mé­di­co Ri­cart pro­por­cio­na a los pa­cien­tes un diag­nós­ti­co y tra­ta­mien­to mul­ti­dis­ci­pli­nar por par­te de otros es­pe­cia- lis­tas ya que exis­te el ries­go de que es­ta en­fer­me­dad es­té re­la­cio­na­da con otras pa­to­lo­gías car­día­cas, me­ta­bó­li­cas, he­pá­ti­cas y odon­to­ló­gi­cas. La ro­sá­cea en cam­bio es una en­fer­me­dad de la piel que pre­sen­ta in­fla­ma­ción de los ca­pi­la­res fa­cia­les, y en Ins­ti­tu­to Mé­di­co Ri­cart lo tra­tan com­bi­nan­do el lá­ser gé­ne­sis, jun­to con fór­mu­las ma­gis­tra­les pa­ra cu­rar­la en po­cos me­ses. Los es­pe­cia­lis­tas dis­po­nen tam­bién de al­ta tec­no­lo­gía pa­ra el tra­ta­mien­to del ac­né y de las ci­ca­tri­ces con re­sul­ta­dos vi­si­bles a cor­to pla­zo.

Der­ma­to­lo­gía pe­diá­tri­ca

La piel de los ni­ños desa­rro­lla pa­to­lo­gías es­pe­cí­fi­cas de­pen­dien­do de su edad, de ahí la ne­ce­si­dad que el diag­nós­ti­co y tra­ta­mien­to sea im­par­ti­do por un der­ma­tó­lo­go pe­diá­tri­co. La vuel­ta al co­le in­clu­ye re­vi­sar la piel de los más pe­que­ños, muy pro­pen­sa a la der­ma­ti­tis ató­pi­ca, el mo­llus­cum con­ta­gio­sum, las­ve­rru­gas vul­ga­res y los he­man­gio­mas.

Es­pe­cia­lis­tas en la de­tec­ción pre­coz y tra­ta­mien­to del cán­cer de piel

El cán­cer ma­ligno de piel se cla­si­fi­ca en me­la­no­ma y cán­cer no me­la­no­ma. El me­la­no­ma de piel se pue­de diag­nos­ti­car de ma­ne­ra pre­coz me­dian­te la ex­plo­ra­ción y va­lo­ra­ción mé­di­ca rea­li­za­da por der­ma­tó­lo­gos es­pe­cia­lis­tas en on­co­lo­gía der­ma­to­ló­gi­ca. Los der­ma­tó­lo­gos de Ins­ti­tu­to Mé­di­co Ri­cart em­plean la der­ma­tos­co­pia di­gi­ta­li­za­da (fo­to­fin­der) pa­ra la mo­ni­to­ri­za­ción de to­dos los lu­na­res sos­pe­cho­sos de con­ver­tir­se en me­la­no­ma ma­ligno, rea­li­zan­do fo­to­gra­fías tan­to ma­cros­có­pi­cas co­mo mi­cros­có­pi­cas de al­ta re­so­lu­ción, que per­mi­ten des­cu­brir le­sio­nes nue­vas y de­tec­tar si las exis­ten­tes han mo­di­fi­ca­do su es­ta­do. Es­tu­dios cien­tí­fi­cos han de­mos­tra­do que es el mé­to­do más útil pa­ra el diag­nós­ti­co pre­coz del me­la­no­ma. El cán­cer de piel no me­la­no­ma pue­de eli­mi­nar­se de for­ma muy efi­caz me­dian­te téc­ni­cas lá­ser que evi­tan ci­ca­tri­ces y dis­mi­nu­yen el ries­go de reapa­ri­ción del tu­mor ma­ligno. En aque­llos ca­sos en los que el tu­mor se lo­ca­li­za en áreas de al­to ries­go de reapa­ri­ción, em­plean la ci­ru­gía de Mohs.

Der­ma­to­lo­gía es­té­ti­ca

La pri­me­ra con­sul­ta es gra­tui­ta, y los es­pe­cia­lis­tas de­ter­mi­nan la téc­ni­ca más ade­cua­da se­gún las ne­ce­si­da­des de ca­da piel. Uti­li­zan las úl­ti­mas téc­ni­cas pa­ra eli­mi­nar arru­gas de ex­pre­sión y oje­ras, com­ba­tir fla­ci­dez, o per­fi­lar, hi­dra­tar, y au­men­tar el vo­lu­men de los la­bios. Tam­bién dis­po­nen de la úl­ti­ma tec­no­lo­gía pa­ra tra­tar la ce­lu­li­tis, acu­mu­la­ción de gra­sa y fla­ci­dez cor­po­ral.

La pri­me­ra vi­si­ta en me­di­ci­na es­té­ti­ca, va­ri­ces y re­mo­de­la­ción cor­po­ral es gra­tui­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.