Lle­gan las PAU (Prue­bas de Ac­ce­so a la Uni­ver­si­dad)

Nou Torrentí - - Recomanacions - C.I. Au­siàs March*

El desa­rro­llo es­co­lar y pro­fe­sio­nal de las per­so­nas es una gran res­pon­sa­bi­li­dad y la Educación IN­TE­GRAL a la que los Cen­tros Edu­ca­ti­vos as­pi­ra­mos no es po­si­ble sin el com­pro­mi­so de to­da la co­mu­ni­dad es­co­lar (alum­nos/as, pro­fe­so­ra­do y fa­mi­lias). De­be­mos di­se­ñar, im­ple­men­tar y po­ner en prác­ti­ca un pro­yec­to glo­bal que po­si­bi­li­te la año­ra­da educación in­te­gral y me­jo­ra aca­dé­mi­ca de nues­tro alum­na­do. Sin em­bar­go, no po­de­mos ni de­be­mos pre­ten­der que el alumno/a lle­gue a una to­ma de de­ci­sión sin pro­por­cio­nar­le una ba­se que apo­ye y sus­ten­te la mis­ma (no sir­ve de na­da apren­der y re­pe­tir con­te­ni­dos sin pro­fun­di­zar en ellos). Es im­por­tan­te con­se­guir que el alum­na­do sea ca­paz de sin­te­ti­zar, re­la­cio­nar, vi­ven­ciar y asi­mi­liar los con­te­ni­dos que el Cu­rrí­cu­lum es­ta­ble­ce en un am­bien­te es­ti­mu­la­dor que fa­vo­rez­ca su cre­ci­mien­to per­so­nal. Pe­ro tras es­ta de­cla­ra­ción de in­ten­cio­nes sur­ge una pre­gun­ta in­mi­nen­te: ¿Son las PAU con su di­se­ño ac­tual un buen me­dio pa­ra me­dir la Educación In­te­gral an­sia­da, o sim­ple­men­te son un gran fil­tro ‘ne­ce­sa­rio’? Par­tien­do de la ba­se de que la Prue­ba de Ac­ce­so a la Uni­ver­si­dad (PAU) sir­ve pa­ra con­fir­mar que en Ba­chi­lle­ra­to se han lo­gra­do los co­no­ci­mien­tos ne­ce­sa­rios pa­ra afron­tar los es­tu­dios uni­ver­si­ta­rios, to­dos aque­llos/as es­tu­dian­tes de Ba­chi­lle­ra­to que ha­yan apro­ba­do y ob­te­ni­do apro­xi­ma­da­men­te una no­ta me­dia pró­xi­ma al 6, de­be­rían te­ner­las to­das con­si­go a la ho­ra de rea­li­zar es­ta prue­ba: año tras año, más del 90% del alum­na­do pre­sen­ta­do aprue­ba y su­pera di­cha cri­ba. Sin em­bar­go, apro­bar no es su­fi­cien­te. En mu­chos ca­sos, al­gu­nos es­tu­dian­tes de Ba­chi­lle­ra­to con buen ex­pe­dien­te aca­dé­mi­co pue­den ver de­va­lua­dos sus re­sul­ta­dos tras la prue­ba de Se­lec­ti­vi­dad, bien por fal­ta de ma­du­rez aca­dé­mi­ca, ner­vios u otros fac­to­res como el es­ta­do fí­si­co y men­tal. Diez con­se­jos pa­ra pre­pa­rar y en­fren­tar­se con ga­ran­tías a las PAU • Pla­ni­fí­ca­te y fí­ja­te eta­pas (prio­ri­zan­do qui­zás pri­me­ro las ma­te­rias que me­nos te gus­ten o peor pre­pa­ra­das lle­ves y de­ja pa­ra los úl­ti­mos días las que más te gus­ten). Or­ga­ni­za tu tiem­po de es­tu­dio. • en la que se de­ta­llen las ac­ti­vi­da­des que pien­sas ha­cer du­ran­te ca­da día has­ta que lle­gue la fe­cha del primer exa­men. Por ejem­plo: dor­mir (en ho­ras), co­mer (en mi­nu­tos), cla­ses (en ho­ras), es­tu­diar (qué ma­te­rias, cuan­tas ho­ras ca­da una de ellas), de­por­te (en ho­ras), ocio (en mi­nu­tos)… y pu­bli­car­la: tu fa­mi­lia y ami­gos de­ben co­no­cer­la pa­ra no in­ter­fe­rir en ella. •

Ela­bo­ra una ta­bla-ho­ra­rio In­ter­ca­la al­gún­des­can­so, ejer­ci­cio fí­si­co mo­de­ra­do y tiem­po de ocio

ca­da 90-120 mi­nu­tos de es­tu­dio. • Cum­ple con lo pla­ni­fi­ca­do. Si no, te en­ga­ñas a ti mis­mo. • pa­ra los ner­vios y pa­ra ren­ta­bi­li­zar tu tiem­po

Uti­li­za téc­ni­cas de re­la­ja­ción

• Cui­da tu for­ma fí­si­ca y alimentación es­pe­cial­men­te. • Acon­di­cio­na tu zo­na de es­tu­dio, de for­ma que no ha­ya ele­men­tos que pue­dan dis­traer la con­cen­tra­ción: li­bre de rui­dos y dis­trac­cio­nes. Ayu­da­rá una me­sa de es­tu­dio des­pe­ja­da, or­de­na­da y con bue­na ilu­mi­na­ción. • Pue­des uti­li­zar apli­ca­cio­nes on­li­ne pa­ra au­to­eva­luar­teen ma­te­rias como Len­gua Cas­te­lla­na, Va­len­ciano, La­tín, Ma­te­má­ti­cas, In­glés (en cua­tro ni­ve­les), Geo­gra­fía, His­to­ria, etc… • tan im­por­tan­te son las ho­ras de es­tu­dio como las de des­can­so. • De­di­ca la úl­ti­ma se­ma­na a ha­cer un re­pa­so ge­ne­ral sin ol­vi­dar que el día pre­vio al exa­men pue­de ser útil de­di­car­lo al ocio y des­co­ne­xión. • la do­cu­men­ta­ción, im­pres­cin­di­ble pa­ra ha­cer las prue­bas: DNI en re­gla, bo­lí­gra­fo, lá­piz, y se­gún qué ca­sos, dic­cio­na­rio de La­tín, calculadora pa­ra Ma­te­má­ti­cas o he­rra­mien­tas de di­bu­jo. • En los pri­me­ros exá­me­nes in­ten­ta

Duer­me 8 ho­ras:

No ol­vi­des

con­tro­lar tus ner­vios. No im­por­ta de­di­car los pri­me­ros mi­nu­tos del a con­cen­trar­se y pen­sar «pue­do en­fren­tar­me a es­ta ho­ja en blan­co». A con­ti­nua­ción es pre­ci­so leer de­te­ni­da­men­te las pre­gun­tas (cuan­tas ve­ces sea ne­ce­sa­rio), ela­bo­ran­do un es­que­ma men­tal que te per­mi­ta es­truc­tu­rar tus ideas. • Es acon­se­ja­ble co­men­zar por las pre­gun­tas que me­jor sa­be­mos. • Ojo con las fal­tas de or­to­gra­fía; se po­drán evi­tar le­yen­do va­rias ve­ces la con­tes­ta­ción, que tam­bién ser­vi­rá pa­ra rec­ti­fi­car o aña­dir al­gu­na cues­tión. • No te­mas ni el lu­gar don­de se rea­li­za el exámen ni al co­rrec­tor/a (so­lo hay que te­mer la fal­ta de pre­pa­ra­ción y es­tu­dio). Aho­ra si, ex­pli­ca to­do aque­llo que ci­tes, tu co­rrec­tor/a no te co­no­ce ni co­no­ce tu es­ti­lo.

Car­les Gir­bés Di­rec­tor Téc­ni­co del Co­le­gio In­ter­na­cio­nal Au­siàs Mar­cha con­vi

ven­cia a los de­más.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.