Las baterías de co­che: ti­pos y claves

Nuestros Talleres - - Informe -

La ba­te­ría es esen­cial pa­ra po­der po­ner en mar­cha el vehícu­lo y que ele­men­tos eléc­tri­cos co­mo las lu­ces fun­cio­nen de ma­ne­ra óp­ti­ma. En el co­che eléc­tri­co, por su par­te, la ba­te­ría tie­ne una gran im­por­tan­cia y re­pre­sen­ta un gran por­cen­ta­je de su cos­te. A di­fe­ren­cia de los vehícu­los con­ven­cio­na­les, las baterías de los coches eléc­tri­cos se ca­rac­te­ri­zan por es­tar pre­pa­ra­das pa­ra ex­pe­ri­men­tar un al­to ci­cla­do, es de­cir, mu­chas des­car­gas y re­car­gas. La vi­da útil de la ba­te­ría va a de­pen­der de va­rios fac­to­res, in­for­man des­de GT Mo­ti­ve, co­mo las ca­rac­te­rís­ti­cas de la pro­pia ba­te­ría; sin em­bar­go, la fal­ta de re­vi­sio­nes pe­rió­di­cas o las tem­pe­ra­tu­ras frías pue­den ace­le­rar su de­te­rio­ro. Ade­más de rea­li­zar un buen man­te­ni­mien­to, cuan­do se sus­ti­tu­ye la ba­te­ría es re­co­men­da­ble com­pro­bar el es­ta­do del al­ter­na­dor, pues si es­tá en mal es­ta­do pue­de da­ñar la ba­te­ría. A con­ti­nua­ción, GT Mo­ti­ve nos des­cri­be los dis­tin­tos ti­pos de baterías:

- Baterías de cal­cio. Es­tán com­pues­tas por unas pla­cas de alea­ción de cal­cio, que con­tri­bu­ye a re­du­cir la pér­di­da de flui­do de la ba­te­ría y a un ra­tio de au­to-des­car­ga más len­to. La prin­ci­pal des­ven­ta­ja es que, si se so­bre­car­gan, la ba­te­ría pue­de su­frir daños.

- Baterías de cel­das hú­me­das. Las más co­mu­nes y eco­nó­mi­cas, em­plean unas pla­cas que se en­cuen­tran sus­pen­di­das li­bre­men­te, es­tan­do ais­la­das unas de otras y con la pla­ca ne­ga­ti­va se­lla­da en una zo­na in­de­pen­dien­te. El flui­do de la ba­te­ría per­ma­ne­ce­rá has­ta el fi­nal de su vi­da útil.

- Baterías VRLA (Gel y AGM). VRLA (Val­ve re­gu­la­ted lead acid) se re­fie­re a las vál­vu­las de se­gu­ri­dad que es­tán en la ca­ja de la ba­te­ría. El líquido con­te­ni­do en la ca­ja es­tá pre­su­ri­za­do, lo que im­pi­de la pér­di­da de flui­dos. En es­te gru­po en­con­tra­mos dos ti­pos bá­si­cos:

Baterías de Gel. Em­plean un áci­do ge­li­fi­ca­do y pue­den re­sis­tir des­car­gas pro­fun­das. Ge­ne­ral­men­te no son em­plea­das en apli­ca­cio­nes de arran­que, da­do que las ele­va­das tem­pe­ra­tu­ras que se pro­du­cen en el com­par­ti­men­to del mo­tor pro­vo­ca­rían un au­men­to del vo­lu­men del gel, in­flu­yen­do so­bre la du­ra­ción y pres­ta­cio­nes eléc­tri­cas de la ba­te­ría.

Baterías AGM (“se­cas”). Em­plean un se­pa­ra­dor de fi­bra de vi­drio que per­mi­te man­te­ner el elec­tro­li­to en su lu­gar, dan­do lu­gar a una re­sis­ten­cia in­ter­na muy ba­ja. Es ex­ce­len­te pa­ra el arran­que del mo­tor, pues per­mi­te pro­por­cio­nar mu­cha po­ten­cia de una ba­te­ría pe­que­ña. - Baterías de io­nes de Li­tio. Den­tro de es­te gru­po exis­ten di­fe­ren­cias en fun­ción del óxi­do de li­tio que uti­li­zan en el cá­to­do. Co­mo son muy li­ge­ras, son co­mu­nes pa­ra la ali­men­ta­ción de coches eléc­tri­cos. Pre­sen­tan una efi­cien­cia de re­car­ga y ci­clo de vi­da su­pe­rio­res a otras baterías uti­li­za­das en vehícu­los eléc­tri­cos, mien­tras que su ín­di­ce de des­car­ga es am­plia­men­te me­nor. Tie­nen un ele­va­do cos­te.

- Baterías de ci­clo pro­fun­do. Uti­li­za­das en los coches eléc­tri­cos, su­mi­nis­tran ener­gía du­ran­te un lar­go tiem­po. Po­seen unas pla­cas más grue­sas que per­mi­ten a la ba­te­ría au­men­tar su ca­pa­ci­dad de carga. No sue­len uti­li­zar­se en vehícu­los de­bi­do a su al­to ra­tio de des­car­ga. Sue­len ser ca­ras.

- Baterías de Plo­mo-Áci­do. Pue­den ser uti­li­za­das en vehícu­los eléc­tri­cos y han si­do em­plea­das du­ran­te mu­cho tiem­po pa­ra arran­car los mo­to­res de com­bus­tión. Tie­nen un ba­jo cos­te y es­tan­da­ri­za­ción uni­ver­sal. Pre­sen­tan buen com­por­ta­mien­to an­te un ran­go am­plio de tem­pe­ra­tu­ras, así co­mo una bue­na re­ten­ción de la carga en el tiem­po y bue­na po­ten­cia es­pe­cí­fi­ca. Co­mo prin­ci­pal des­ven­ta­ja, su ca­pa­ci­dad de al­ma­ce­na­mien­to es so­lo de 40Wh/kg, una po­bre den­si­dad ener­gé­ti­ca.

- Baterías de Me­tal-Ní­quel. Se ca­rac­te­ri­zan por po­seer una ade­cua­da po­ten­cia es­pe­cí­fi­ca y un lar­go ci­clo de vi­da; sin em­bar­go, su cos­te es más ele­va­do y pre­sen­tan un al­to ín­di­ce de des­car­ga en pe­rio­dos de inac­ti­vi­dad. Su ca­pa­ci­dad de al­ma­ce­na­mien­to es de 60Wh/kg, in­fe­rior a la que ofre­cen las baterías de li­tio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.